YPF se asoció con Chevron para explotar un área en Vaca Muerta

A sólo ocho meses de que Cristina de Kirchner anunció la reestatización de YPF, la petrolera firmó ayer un acuerdo de asociación con Chevron Argentina, subsidiaria de la corporación estadounidense, para explotar un área de 290 kilómetros cuadrados que comprende Loma La Lata Norte y Loma Campana, ambas en Neuquén y en la formación geológica Vaca Muerta. La inversión inicial a concretar en 2013 será de u$s 1.000 millones, estimándose que el desarrollo completo del campo exigirá desembolsos por hasta u$s 15.000 millones y entre 1.000 y 1.500 pozos.

El acuerdo fue firmado por Miguel Galuccio, CEO de YPF, y Alí Moshiri, director de Chevron para África y América Latina, en la sede central de la petrolera estadounidense en Houston. El acto fue transmitido por videoconferencia a una rueda de prensa en la sede de YPF en Puerto Madero.

YPF y Chevron firmaron en septiembre un memorando de entendimiento sobre una asociación para explotar reservas no tradicionales («shale»). El acuerdo firmado ahora avanza en los términos comerciales del joint venture, para lo cual fue determinante el aumento del precio del gas a u$s 7,5 por unidad que dispuso el gobierno y que YPF comunicó a la Bolsa el martes. El convenio delimita el área y establece otras condiciones que se mantienen bajo confidencialidad, estimándose que el acuerdo definitivo se suscribirá en un plazo de 120 días, luego de lo cual comenzará el proyecto piloto que implica la perforación de 100 pozos en 12 meses. «Vamos a pasar a la ejecución tan rápido como sea posible», indicó Galuccio.

En un comunicado a la Bolsa, la petrolera argentina

explicó que «le otorga a Chevron un derecho de exclusividad por un período de cuatro meses para negociar los términos y condiciones finales por los cuales YPF cederá el 50% de su participación en las áreas Loma La Lata Norte y Loma Campana, con una extensión de 290 kilómetros cuadrados en Neuquén, y por los cuales Chevron se compromete a realizar las erogaciones correspondientes a un programa de desarrollo estimado en 100 pozos».

De las respuestas de Galuccio y Moshiri se infiere que todavía falta llegar a los números precisos sobre el aporte inicial de cada compañía. Pero está claro que se trata de un acuerdo de tipo «farm-in», por el que YPF aporta la concesión y ambas comparten costos de exploración y explotación, además de know how y tecnología. Ese tipo de convenio incluye también la posibilidad de que uno de los socios anticipe inversión y el otro le devuelva el aporte cuando la producción esté a pleno.

Galuccio dijo que el área por desarrollar se encuentra en una zona donde YPF estuvo trabajando muchos años (Loma La Lata), por lo cual hay infraestructura, instalaciones para tratar el gas que se extraiga y el agua que se requiere para el «shale» , todo lo que en su opinión disminuye la intervención que debe hacerse en el terreno.

El acuerdo de ayer también incluye la intención de realizar un trabajo entre las dos compañías para explorar y detectar nuevos desarrollos de recursos no convencionales en un área de 600 kilómetros cuadrados aún no definida, también en la formación de Vaca Muerta.

Moshiri dijo que el interés de Chevron es asociarse con YPF no sólo en explotación, sino también en todo lo que hace al negocio del petróleo y el gas. «También queremos ver posibilidades en downstream», dijo en relación con la refinación del petróleo y la utilización de los componentes ricos del gas. «Nos interesa la Argentina porque tiene enormes recursos naturales para el consumo interno y para la exportación», dijo el directivo de Chevron, y agregó: «Conocemos las leyes y las regulaciones».

Lindantes

Galuccio también adelantó que ambas petroleras tienen dos áreas lindantes- Chihuidos Sierra Negra de YPF y El Trapial de Chevron- en las que proyectan empezar en conjunto la recuperación terciaria (son reservorios tradicionales que ya pasaron por la recuperación secundaria). «El proyecto es maximizar la producción con la incorporación de nueva tecnología, aprovechando la sinergia de trabajar juntos», dijo Galuccio.

Consultado sobre las acciones legales que podría tomar Repsol contra Chevron por asociarse con YPF, Moshiri dijo: «No estamos preocupados. La demanda es irrelevante. Chevron e YPF tienen una relación de 50 años, independientemente de quién tenga las acciones». También fue optimista acerca del embargo (ver aparte) que pesa sobre los activos de Chevron Argentina por una causa medioambiental en Ecuador. Dijo que detrás de la demanda «hay una acción ilícita por parte del Gobierno de Ecuador y creemos que el Gobierno argentino la va a descartar». Luego pasó a un tono más discreto y aseguró: «Vamos a poder convencer al sistema judicial argentino que lo que se hizo a Chevron es ilegal y debe desestimarse».


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.