Ven al acuerdo de Chevron e YPF en una etapa inicial

El presidente de YPF, Miguel Galuccio, negoció contra reloj para cerrar antes de fines de año la firma de una carta de intención con una de las mayores petroleras del planeta. No fue un trabajo más para el ingeniero: tras la nacionalización de la empresa nacional, en abril de este año, la incertidumbre con respecto al interés que podía llegar a despertar la petrolera de bandera entre los inversores era una de las mayores dudas por disipar.

La incertidumbre comenzó a zanjarse cuando la norteamericana Chevron dio el sí y acordó iniciar un período de negociaciones exclusivas durante los próximos cuatro meses para avanzar en la exploración y explotación conjunta de una porción de la formación Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.

Diversos especialistas en temas energéticos coinciden, con matices, en por lo menos dos puntos: se trata de una buena noticia para la Argentina, pero sus efectos concretos recién se verán en un puñado de años.

"Se trata de un proyecto piloto en un área relativamente pequeña del total -unos 280 km2- en una superficie total permisionada a YPF en Vaca Muerta de 12.000 Km2. Lo concreto es que se conoce que se ha firmado un acuerdo, pero no se sabe el tipo de contrato ni sus cláusulas principales, no se conoce la participación porcentual de cada socio ni el cronograma de actividades. En definitiva, están claramente en los inicios", explicó Jorge Lapeña, ex secretario de Energía durante la presidencia de Raúl Alfonsín.

Daniel Montamat, que ocupó la misma silla durante la presidencia de Fernando de la Rúa y también condujo YPF con Alfonsín, destacó que el acuerdo anunciado el miércoles pasado en Houston contempla "cuatro meses por delante para fijar condiciones. El interés de Chevron está y la potencialidad de los recursos no convencionales también está. Pero la petrolera ya es un actor del mercado local, conoce la película energética y no le gusta. Va a tratar de negociar condiciones que le aseguren el recupero de lo que pueda poner, y si no está seguro de ello, va a minimizar su exposición como inversor".

Largo plazo

Más optimista fue Juan Rosbaco, especialista en temas petroleros del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), la casa de estudios de la cual emergió Galuccio. "Si se concreta, va a ser algo muy positivo. YPF necesita conseguir financiación. Lo demás lo tiene: vocación, gestión técnica, decisión política. Lo que no hay es dinero", resumió.

Esta semana, Ricardo Aguirre, gerente comercial y de planeamiento de Chevron en la Argentina, explicó a LA NACION que el convenio con YPF "no es un acuerdo comercial final, pero se ingresó en una etapa final muy seria de negociación". Si todo prospera de acuerdo con las expectativas de ambas empresas, en 2013 realizarán una inversión conjunta en torno a los US$ 1000 millones para realizar 100 pozos en búsqueda de hidrocarburos.

El especialista del ITBA aclara un punto: nunca, en petróleo, los resultados son inmediatos. "Desde que se ponen en marcha las inversiones hasta que se conocen los resultados, hay un retraso. No hay que esperar que las inversiones se traduzcan en un incremento de la producción el año que viene", sostiene.

Para Lapeña, si bien el anuncio del acuerdo es "impactante", es lo contrario de lo que recomendaría. "Si Vaca Muerta existe y es una verdadera esperanza para la Argentina [de acuerdo con el departamento de Estado norteamericano es la tercera reserva de recursos no convencionales del mundo], lo que habría que haber hecho es diseñar un marco legal específico para este tipo de yacimientos tan distintos a los convencionales. Esto debería haber incluido naturalmente el diseño del contrato tipo, los plazos y las extensiones territoriales de las áreas a contractualizar, entre otras cosas", explicó.

En una línea similar, se expresó Montamat: "YPF necesita con urgencia condiciones que le permitan negociar estos acuerdos desde una posición de fortaleza. Hoy, ya hasta tiene restringido el financiamiento doméstico, y no tiene acceso al internacional. Si la política energética se mantiene, no creo que este acuerdo fructifique en los tiempos previstos. En cambio, con otra política energética YPF puede avanzar con éste y otros socios estratégicos para desarrollar las potencialidades de los recursos no convencionales. No olvidemos que se trata de crear las condiciones para ordeñar una vaca todavía muerta".

Exploración en Vaca Muerta

Qué implica el acuerdo con Chevron

  • 290
    Kilómetros cuadrados
    Tiene la superficie que involucra el acuerdo

  • US$ 1000
    Millones
    Es el monto de inversión involucrado para el primer año de trabajos conjuntos en la formación Vaca Muerta

  • 100
    Pozos
    Es la cantidad de perforaciones que tiene previsto hacer YPF si avanza en el acuerdo con Chevron

Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.