Ante el Tribunal del Mar, Argentina pidió la pronta liberación de la fragata Libertad

El Tribunal Internacional del Derecho del Mar (TIDM) inició las audiencias por la denuncia presentada por Argentina a raíz de la retención de la Fragata Libertad en Ghana ante una demanda de fondos buitre.

El representante del Estado, Marcelo Kohen expuso los motivos por los cuales Argentina se presentó ante el mencionado tribunal, con sede en la ciudad alemana de Hamburgo, que Ghana violó las normas del derecho internacional que consagran la inmunidad de los buques de guerra y solicitó una medida cautelar para que se le exija al país africano la "liberación inmediata" de la Fragata y "su reaprovisionamiento para poder partir con la mayor urgencia".Mientras tanto, la embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, informó que la Organización Marítima Internacional (OMI), con sede en Londres, certificó por escrito que la Fragata Libertad no posee un número de registro en ese organismo, por ser un buque de guerra, y no uno comercial. Esto implica que al ser un buque de guerra es "inembargable".Castro, representante del país ante la OMI, dijo que "resulta preocupante que algunos legisladores y medios argentinos difundan falsas informaciones que podrían perjudicar a la Argentina frente a las ávidas demandas de los fondos buitre y en contra del interés nacional", haciendo referencia al pedido de informe que realizaron diputados opositores, en el que afirmaban que la Fragata tenía asignado un número de identificación del organismo.Según señaló Castro en un comunicado, la notificación de la OMI "desmiente las falsas y maliciosas versiones de quienes habrían afirmado irresponsablemente que la Fragata Libertad tiene asignado un número de identificación OMI y por lo tanto no es un buque militar, sino un buque de servicios".Indicó, al respecto, que el testimonio de la OMI confirma que "el número OMI 6125398 no ha sido nunca asignado a este buque de guerra, ni a ningún otro buque", por lo que "viene a respaldar la legalidad de los argumentos argentinos en el sentido de que, en aplicación del derecho internacional del mar, el buque Escuela Libertad goza de la más absoluta inmunidad y por lo tanto, no puede ser embargado".En Hamburgo, el tribunal deberá decidir si libera el buque dando curso a los argumentos de Argentina sobre la violación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar aunque también deberá analizar en un primer momento la competencia sobre la constitución de un tribunal arbitral para dirimir la cuestión de fondo, indicaron fuentes consultadas por la agencia internacional AFP.Al tratarse de una medida de urgencia, y si así la reconoce el tribunal, los jueces deberán decidir rápido, seguramente dentro de las próximas dos semanas, agregaron esas fuentes con conocimiento del funcionamiento del TIDM.De momento, Ghana no presentó ante el TIDM sus argumentos de defensa, aunque la Justicia de ese país no reconoció la inmunidad del buque de guerra argumentando que la Argentina había renunciado a ella al emitir los bonos de su deuda.El buque escuela de la marina de guerra se encontraba en viaje de instrucción, que contemplaba varias escalas en América Latina, Europa y África, cuando fue retenida el 2 de octubre en el puerto de Tema, cerca de Accra, por la justicia ghanesa a raíz de un juicio del fondo especulativo NML Capital con sede en el paraíso fiscal de las Islas Caimán.A bordo llevaba una tripulación de 326 personas, en su mayoría de Argentina, pero también de Uruguay, Chile, Brasil, Paraguay, Ecuador, Sudáfrica y Venezuela.El gobierno argentino decidió a fines de octubre repatriar a la casi totalidad de la tripulación, dejando a bordo del buque únicamente a 44 marinos argentinos y al capitán de la fragata para asegurar su mantenimiento y la seguridad.Estos últimos protagonizaron episodios de tensión en Tema cuando las autoridades portuarias quisieron desplazar el buque para liberar espacio en el puerto, el más importante del país. Los marinos argentinos lo impidieron amenazando con armas.

NML Capital, del financista estadounidense Paul Singer, reclama al Estado argentino por una deuda de unos 370 millones de dólares tras negarse a ingresar en las reestructuraciones lanzadas por Buenos Aires en 2005 y 2010 para normalizar la deuda por casi 100.000 millones de dólares declarada en "default" en 2001.En estas dos reestructuraciones, la Argentina saldó casi la totalidad, un 93%, de la deuda pendiente con inversores extranjeros, pero los bonos en poder de los fondos especulativos se encuentran entre los asuntos sin resolver.Estos fondos compran deuda emitida por un Estado en quiebra a precios de remate e inician luego trámites judiciales para obtener un reembolso íntegro. Buenos Aires aún tiene una mora por unos 6.100 millones de dólares.NML es uno de los fondos que obtuvo la semana pasada un fallo favorable del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, que dio plazo a la Argentina hasta el 15 de diciembre para pagar 1.330 millones de dólares a fondos especulativos que no ingresaron en el canje de deuda.De todos modos, la Corte de Apelaciones dejó en suspenso el fallo y permitió el pago del Cupón PBI el próximo 15 de diciembre a bonistas que entraron al canje, lo cual alejó la posibilidad de un "default técnico".

 


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.