Una trama policial en el san francisco de los años 60

Buenos Aires, 12 de diciembre (Télam). Una nueva novela del escritor William C. Gordon, "El enano" -un personaje que articula la trama policial-, pone de nuevo en acción al periodista Samuel Hamilton en el escenario de la ciudad de San Francisco, en la década de los 60.

Aunque la génesis del libro se remonta a los comienzos de Gordon como escritor, no la había publicado nunca por consejo de su mujer (la escritora Isabel Allende), finalmente este personaje pervertido y carismático terminó por imponerse luego de sus dos novelas anteriores: "Duelo en Chinatown" y "El rey de los bajos fondos".

"`El enano` (Debolsillo) de veras es una metáfora sobre mi padre, en muchos sentidos, era muy carismático, muy mujeriego, borracho. No me lo pude quitar de la cabeza. Todo el mundo me preguntaba por este personaje. Al fin me di cuenta que lo tenía que hacer", dispara el escritor, sentado en el bar del Hotel Alvear, todo vestido de negro, sombrero incluido, en una entrevista con Télam.

"Mi padre era mi inspiración para la vida. Tenía 6 años cuando murió, pero me formó. Quedó en mi memoria su fuerza y carisma", insiste Gordon y confiesa que siempre supo que iba a llegar a toparse con la escritura. Algo que también hizo su padre, aunque esta faceta suya fue desconocida para él por mucho tiempo.

"Si lo hubiera leído, seguro que no escribía `El enano`, en la lectura aprendía a respetarlo", dice para enfrascarse en sus personajes, la mayoría ya se esbozan en sus otras novelas, como Hamilton o Melba Sundling.

Es justamente Melba quien al comienzo de la historia junto a su perro Excalibur descubre junto al río un bulto sospechoso envuelto en una arpillera que resultó ser un pedazo de muslo humano. Así con ese inquietante descubrimiento comienza a desplegarse la trama.

"Algunos de los personajes están calcados de la vida real, como el caso de Rosa María (una amiga) que tenía un mercado -que figura en el libro- y la casa que describo es la de ella", desliza el escritor, un amante de San Francisco, ciudad en la que tuvo un bar como el famoso Camelot de sus novelas y cuyos habitues, hoy son evocados desde la ficción.

"Elegí los años 60 porque no había teléfonos celulares, ni ADN, era otra la dinámica en esos tiempos en los que la resolución de un caso criminal requería del esfuerzo mancomunado de la policía, la justicia, el periodismo, hasta los amigos", menciona sobre una época en la que emerge la cultura gay y los beatniks.

Una característica de la escritura de este hombre, que ejerció la abogacía en favor de los más desposeídos en California, es la descripción del contexto social y la situación de injusticia que viven la mayoría de los inmigrantes hispanos en los Estados Unidos.

"Son unos inmigrantes que lo han dejado todo atrás, que lo único que han hallado en esta sociedad es un puñado de míseros dólares. ¿No lo entiendes? Han perdido sus raíces. Sufren porque añoran a su país, porque echan de menos a su familia, incluso a su iglesia", cuenta en la novela Dominique, la dominatriz al enano, antes de que este se convirtiera en pastor de su propia iglesia.

"Puedes convertirte en su padre espiritual y sustituir a esas instituciones religiosas que han perdido. Podrás lograrlo si juegas bien tus bazas, al igual que hizo el doctor Gordon con su `Plan infinito`", apunta Dominique sobre un tal William L. Gordon, un doctor en teología que escribió "El Plan Infinito".

William C. Gordon, el escritor, comenta que su itinerario literario se vio enriquecido por tres personas: su padre; un abogado genio con el que fue a trabajar cuando se recibió y su mujer con la cual discute sobre lo que escribe. Una actitud que el copia y a pesar de las peleas, siempre terminan ambos por coincidir en la versión final.

"Desde que la conocí ella me describía las escenas de sus obras empezando por los Cuentos de Eva Luna. Yo le decía, `eso no va a resultar` y ella me contestaba, `pero quién eres tú`", cuenta y se ríe de la complicidad que comparte con su mujer. Una complicidad que nunca interviene en el proceso creativo de los dos. (Télam).- mc-mag 12/12/2012 14:55


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.