¿Qué tiempo tiene el empleado para reclamar la multa por falta de entrega de certificados de trabajo?

La ley obliga a los empresarios a entregar el certificado de trabajo y la constancia de pago de aportes respectiva a los empleados que dejen de conformar la nómina de personal de una compañía, sea que se trate de despido o renuncia. En caso de que no lo hagan, serán susceptibles de la aplicación de una multa de tres sueldos.

Éste es uno de los puntos que más dolores de cabeza da a las compañías debido a la creciente cantidad de demandas judiciales reclamando que los certificados no fueron entregados, que falta algún dato o que existen errores en la información que en ellos fue consignada.Sucede que dichas constancias tienen una doble finalidad. Por un lado, permiten al dependiente acreditar su desempeño en una firma, como así también su capacidad para llevar adelante una tarea específica. Éste fue el propósito de la última reforma del artículo 80 de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT).Por otra parte, mediante dichos documentos, el empleado puede probar los años de aportes y las retenciones respectivas, de manera de poder gozar de una jubilación.Los certificados tienen un plazo perentorio de 30 días luego de finalizada la relación laboral para ser entregados.En este escenario, los tribunales discuten sobre el tiempo que tienen los trabajadores para pedir el otorgamiento de esas constancias y para que se aplique la multa de los tres salarios mencionada precedentemente.Algunos magistrados consideran que debe aplicarse el plazo de prescripción de dos años, previsto en el artículo 256 de la LCT, y otros creen que es de 10 años, tal como lo estipula el artículo 4025 del Código Civil.Incluso, se dieron a conocer pronunciamientos que resolvieron que este derecho resulta imprescriptible, entendiendo a tal fin que no es de naturaleza laboral sino previsional.

Así las cosas, hay jueces que hacen lugar al reclamo para que la empresa entregue la documentación pero rechazan el pedido de multas, ya que en algunos casos salta a la luz que solo persiguen un fin económico.Reclamo tardíoEl empleado fue despedido e indemnizado. En la misiva rescisoria, la empresa le informó que ponía a su disposición haberes, liquidación final, fondo de desempleo y certificación de servicios.Casi 10 meses después, el dependiente reclamó diferencias salariales y la entrega de los certificados laborales previstos en el artículo 80 de la LCT. Apenas recibió la comunicación, la empresa respondió -a través de una carta documento- que el ex empleado podía retirar el mencionado certificado del artículo 80 LCT en el domicilio de la firma.Entonces, el trabajador rechazó la contestación por lo que la firma consignó la documentación ante la Justicia.Aún así, el dependiente se presentó ante los tribunales para reclamar las diferencias adeudadas y la multa de tres salarios por la falta de entrega de los certificados laborales.En consecuencia, la empresa negó que haya incumplido con los pagos y remarcó que dicha documentación estuvo siempre a disposición del ex empleado. Los jueces comenzaron señalando que, luego de once meses de producida la ruptura, recién ahí el reclamante remitió un telegrama por el cual intimó a su entrega y agregaron que éste fue contestado en tiempo oportuno por la empresa, en el estudio contable de aquella. Con la notificación del despido, la firma demandada manifestó haber puesto a disposición la certificación correspondiente, en tanto el dependiente recién intimó a su entrega pasados más de nueve meses de finiquitada la relación. E indicó que habían transcurrido tan solo dos días hábiles desde la intimación del empleado y en el tercero se había dado cumplimiento al reclamo. Es decir, la empresa ya había cumplido con su parte sin saber del inicio de la demanda. En ese aspecto, los jueces explicaron que "la sola puesta a disposición del certificado de trabajo por parte de la demandada no resulta suficiente a fin de tener por cumplimentada la obligación de entrega prevista en el art. 80 LCT". "Para que el deudor quede desobligado la ley le acuerda distintos mecanismos de los que puede valerse para el cumplimiento efectivo de las obligaciones a su cargo. Por ende, en el supuesto caso en que el empleado se niegue a recibir las certificaciones, la compañía puede consignarlas judicialmente para cumplir efectivamente su obligación y eximirse de toda responsabilidad", indicaron en la sentencia. Para los camaristas, en este caso, la postura del trabajador no se conciliaba con la buena fe que debe regir las relaciones entre las partes y señalaron que rechazar el envío de la empresa por extemporáneo, cuando él misma "tardó más de 270 días en intimar la entrega de su certificación aparece cuando menos como un abuso de derecho, conforme lo previsto por el artículo 1.071 del Código Civil". De esta manera, rechazaron la procedencia de la multa establecida en la Ley de Contrato de Trabajo.

Problema de falta de plazosLa normativa vigente indica que si la empresa no pone a disposición de sus empleados desvinculados de la compañía la referida documentación en un plazo de treinta días, desde que el trabajador solicitó la entrega de la misma, se generará a su favor una indemnización especial equivalente a tres salarios.Juan Carlos Cerutti, socio del estudio Cerutti - Darago, explicó que la multa derivada de deficiencias en la entrega de la documentación suele ser pedida en la mayoría de los casos ya que "en general, cuando hay un conflicto, el trabajador se niega a recibirlos por entender que no reflejan la realidad de la relación laboral, es decir, que el salario era mayor y/o que la fecha de ingreso era distinta".

Ante la diversidad de sentencias contradictorias sobre este tema a las firmas se les genera un problema, dado que "no podrán desobligarse de las referidas mandas hasta que el trabajador no proceda a cursarles las intimaciones respectivas".En tanto, Esteban Carcavallo, socio del estudio Severgnini Robiola Grinberg & Larrechea, indicó que "ante la negativa expresa del dependiente a recibir esas constancias o bien ante su silencio frente a la puesta a disposición efectuada por la compañía, éste deberá consignar judicialmente las mismas para evitar la condena económica".Sobre este punto, Juan Carlos Cerutti, socio del estudio Cerutti - Darago & Asociados remarcó que "hay que tener mucho cuidado con los tiempos de entrega ya que ambos certificados tienen un plazo perentorio de 30 días"."En tal sentido, si el trabajador -debidamente intimado- no concurre a la empresa a retirar los certificados, éstos deberán consignarse judicialmente en forma inmediata, a fin de evitar planteos antojadizos", agregó.Por último, en cuanto a la judicialidad del tema, ya que muchas demandas plantean la procedencia de la multa, el experto explicó que "existen defensas posibles frente a planteos que solo persiguen la multa sin que la firma haya hecho un daño o haya afectado de alguna forma el desarrollo normal de la vida laboral del empleado".


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.