Suben 35% las tarifas de colectivos y trenes en el área metropolitana

A casi cuatro años del último ajuste, el Gobierno anunció ayer un aumento en el precio de los boletos de colectivos y trenes que circulan por el área metropolitana.

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, informó que a partir de mañana la tarifa mínima de los colectivos para todos los pasajeros que paguen con la tarjeta del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) pasará de 1,10 a 1,50 pesos, mientras que para los trenes, el precio del pasaje mínimo, que era de 70 centavos, será de 1 peso.

Los pasajeros que no tengan la tarjeta SUBE deberán abonar el doble de lo que cuesta el pasaje para los que sí operan con ese sistema de pago. Pero habrá un universo a salvo de la suba. A los jubilados y pensionados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (o de la que se paga por madre embarazada), empleadas domésticas, ex combatientes de Malvinas y estudiantes primarios y secundarios se les mantendrá el actual cuadro tarifario, siempre y cuando, aclaró el ministro, paguen con SUBE.

Durante 90 días, los pasajeros que quieran acceder a este beneficio deberán presentar al subir al colectivo o en las ventanillas de las estaciones de trenes un carnet o comprobante que acredite la pertenencia a un grupo exento.

Randazzo explicó, durante una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno (durante la cual se le pudieron formular preguntas), que, una vez transcurrido el plazo de tres meses, las tarjetas deben tener incorporado el "atributo", como se denomina a esa acreditación, para que la terminal identifique la calidad del pasajero y debite el pasaje que corresponda.

Justamente a esta segmentación de pasajeros y tarifas es lo que en el Ministerio del Interior y Transporte llaman segunda fase del SUBE. "Es imposible que las máquinas por ahora reconozcan al pasajero. Pero en los próximos meses, y con un desarrollo propio, cada vez que alguna persona cargue su tarjeta se le actualizará un software que cargará sus atributos", dijo una fuente del ministerio que maneja Randazzo.

El cuadro tarifario de los colectivos se completa con valores de 1,60 y 1,70 pesos para los boletos que hasta hoy cuestan 1,20 y 1,25 pesos.

Para el caso de los trenes, la tarifa se completa con subas en todas las secciones, aunque los tramos más cortos mostrarán un alza mayor. La tarifa mínima costará 1 o 1,10 pesos, según el ramal. El rango que le sigue se ubicará entre 1,20 y 1,50 pesos y la tercera sección, entre 1,70 y 1,80 pesos. Los ramales Mitre, Urquiza y los servicios eléctricos del Roca tendrán los valores más altos, mientras que el Sarmiento, el San Martín, el Belgrano (Norte y Sur) y los trenes diesel del Roca cobrarán las tarifas más bajas del nuevo esquema.

Según pudo saber LA NACION, el ministro ya tenía en carpeta desde hacía varios días la medida. Pero fue ayer al mediodía cuando la presidenta Cristina Kirchner le dio el visto bueno. A las cinco de la tarde, los concesionarios de trenes llegaron a la Casa Rosada a reunirse con Randazzo. Terminado el encuentro, el ministro anunció la suba.

El atraso tarifario es uno de los temas que le ha quitado varias horas del día. Sucede que la cuenta de subsidios no deja de crecer y los reclamos de los transportistas por cobrar más, tampoco. En lo que va del año, la Secretaría de Transporte, que maneja el gran ausente del anuncio de ayer, Alejandro Ramos, firmó cheques por 13.524 millones de pesos para los colectiveros de todo el país.

Mayores costos

Sin embargo, pese a la necesidad de ajustar las cuentas fiscales, la Secretaría publicó ayer una resolución, largamente esperada por los transportistas, mediante la que les concede a los dueños de las empresas de colectivos la posibilidad de certificar mayores costos de explotación.

Según la resolución 962, que se publicó ayer en el Boletín Oficial, el Gobierno decidió modificar una norma de septiembre pasado -resolución 422, que establecía un tope mensual para los subsidios y una fórmula de cálculo sobre la base de un esquema de costos-, ya que "se deslizaron errores materiales e involuntarios".

El texto establece que "cuando alguno de los prestadores (...) verifique que, durante el último año, los ingresos (recaudación más compensaciones tarifarias) no resultaron suficientes para cubrir los costos económicos (...) podrá efectuar una presentación ante la Secretaría, que incluya toda la documentación necesaria para justificar que las siguientes ecuaciones no se cumplen, ocasionándole un desequilibrio financiero o económico".

Es decir, ayer el Ministerio mejoró la ecuación de los empresarios del transporte por dos vías: tarifas y mayores subsidios, si pudieran acreditar esto último.

Jamás el Gobierno lo reconocerá en público, pero la gestión del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en materia de transporte ha quedado muy cuestionada. Sucede que, más allá del dinero que se canalizó durante nueve años, el sistema metropolitano está colapsado.

En las oficinas de Randazzo apuran varios proyectos para mostrar un cambio en la política. Por ejemplo, ya hay conversaciones avanzadas con la empresa de tecnología Indra para poner en valor los molinetes de las estaciones de trenes. "Están vandalizados y pocos pagan el boleto. Pero la verdad es que en algunos ramales, como el Sarmiento, da vergüenza cobrar", dijo una fuente que conoce muy de cerca las negociaciones.

Otro proyecto que avanza es la compra de material rodante nuevo a China o Japón. Pero claro, los tiempos son largos. Y Randazzo sabe que no hay tiempo ni paciencia como para especular.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.