Un sector jaqueado por la falta de confianza

Ha sido recurrente escuchar a los operadores inmobiliarios expresar su preocupación y malestar por la escasísima actividad durante este año. La queja, a veces silenciosa, otras más expuesta, no hace más que pintar una realidad. Ninguno de ellos querría transmitir estas noticias. De hecho, siempre el sector ha demostrado mantener la mejor disponibilidad y el optimismo incluso frente a tiempos críticos.

Sin embargo, hoy tienen que admitir que la situación es muy compleja y que la demanda se ha retraído fuertemente. Los números lo ratifican. Las cifras del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires de septiembre (con bajas interanuales de 47% en la cantidad de escrituras y de 43% en los montos operados) confirman que el sector es uno de los más golpeados por el cepo cambiario. Esa caída tiene además otras implicancias, como el cierre de sucursales y la reducción de personal.

Otros datos ayudan a comprender qué sucede con la oferta. Según la información que aporta el SOM (Sistema de Ofertas Múltiples inmobiliarias), la cantidad de unidades para la venta en octubre de 2011 fue de 6016, y el mes pasado, de 7056. Es decir, la variación en el movimiento de ventas fue muy escasa. A su vez, la oferta de alquileres en 2011 fue de 2188 unidades, mientras que en 2012 fue de 2580, lo que registra un incremento del 18% en unidades para locación. Parte de esas unidades estaban en venta, pero dadas las circunstancias los propietarios que no necesitaban vender las retiraron y las ofrecen para alquiler. Y mientras obtienen una renta, esperan hasta que el panorama aclare.

A la luz de los acontecimientos, no hay indicios de revertir esta tendencia en los próximos meses. Las restricciones cambiarias persisten -y persistirán, como se supone-, como también la incertidumbre de la demanda, que se muestra temerosa, confundida frente a tantos cambios de reglas.

A todo esto, ¿existe actitud compradora? Sí, efectivamente, porque siempre anida en la gente el deseo de adquirir su casa, de mudarse. De hecho, cuando se realiza el lanzamiento de algún proyecto novedoso, con facilidades, bien ubicado, la gente recorre, averigua, pregunta. Luego de esa masiva concurrencia, en muchos casos los resultados son magros. Es que más allá de sus atractivas condiciones, la gente se plantea si debe o puede tomar un compromiso a largo plazo, en un escenario con inflación. Y asegurarse a la vez la fuente de trabajo, un tema que obviamente no es menor cuando hay nubarrones en el horizonte.

¿Se consolidará la fuerte caída? ¿Serán los meses que vienen más difíciles aún, cuando la gente ya sólo piense en las vacaciones y deje para 2013 las decisiones de compra?

Cambios de reglas, pero también de resultados. Faltan expectativas positivas que alienten las inversiones inmobiliarias; falta algo esencial (para todos los mercados, pero más aún para este rubro), que es la confianza, no dirigida al ladrillo, sino para actuar con la serenidad necesaria, sin sobresaltos, sin dudas multiplicadas a diario.

Falta confianza para tomar decisiones clave, impulso para generar cambios que son trascendentales para una familia.

La pregunta indiscreta que nadie se atreve a contestar con fundados argumentos es cuándo y cómo podrá revertirse esta baja sostenida.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.