Si retira plata de un cajero automático, evite extraer montos chicos y elija la red indicada

Muchos argentinos no reparan, o desconocen, los costos asociados con la extracción de dinero desde un cajero automático.

Y los mismos pueden no ser menores, en términos porcentuales, habida cuenta de que por cada retiro que se efectúa se puede afrontar un cargo que, en la actualidad, se mueve en el orden de los 8 a 10 pesos.Es decir, de acuerdo con el paquete contratado con el banco emisor de la tarjeta de débito, solicitar dinero en una máquina (ATM) puede llegar a representar, por ejemplo, un 10% del monto requerido, si es que se opta por extraer una cifra relativamente pequeña, como pueden ser cien pesos.

La siguiente lista, confeccionada por el Banco Central, detalla los cargos que aplican las instituciones líderes en el caso de redes propias:



Ahora bien, las operaciones efectuadas desde otras redes implican un costo superior, que puede significar un 8% más en relación con el cargo aplicado por el uso de máquinas de una misma institución (ver infografía):



En algunos casos, como el del Banco Industrial, las comisiones pueden llegar hasta los $12,5 por operación, en base a datos del BCRA.

Cada banco con su "combo"Cada entidad dispone de sus propios "combos" y condiciones, que varían según el tipo de usuario."Los costos de las extracciones dependen del tipo de relación que tenga el cliente con la institución", apunta Rodolfo Marín, de la Dirección de Relaciones Institucionales del BBVA Francés.

Marín agrega que "todos los usuarios que cobran su sueldo a través del banco pueden realizan retiros en las máquinas de la entidad sin tener que afrontar costo alguno".

El ejecutivo del BBVA señala que "en los diversos paquetes Libretón que ofrece la empresa los clientes disponen de hasta 20 extracciones sin cargo y, a partir de la vigésima primera, deben abonar $1,61 en las terminales propias".Pero esto cambia cuando se debe recurrir a otras cadenas bancarias de la red Banelco ya que, en esas situaciones, cada transacción está asociada a que se debe pagar unos $10. Y, en caso de tener que utilizar el sistema Red Link, se deben afrontar casi $12 por operación.En cambio, en el modelo del Banco Credicoop los movimientos en cajeros propios son sin costo y sin límite de cantidad. En tanto, las realizadas desde otros bancos de Red Link tienen un cargo de $6 por operación y de $7 por Banelco.El uso de cajeros, impulsado por la inflaciónEl actual contexto de permanente suba de precios ha hecho que la cantidad de extracciones se duplicara en los últimos cinco años.

En 2011 el total de transacciones vía ATM llegó a ser de 360 millones, que involucraron unos $500.000 millones.Producto del contexto inflacionario -que hace que los billetes rindan menos- en las últimas semanas las entidades bancarias elevaron el tope de retiro diario de $2.000 a $3.000, si bien esta medida, en muchos casos, sólo es válida en las terminales de los bancos emisores de las tarjetas. Quiénes no pagan cargosCabe señalar que en las operaciones efectuadas con tarjetas de débito que pertenecen a las cuentas gratuitas universales (en especial, las relacionadas con el cobro de salarios) y a las cuentas previsionales para jubilados y pensionados -sin distinción de banco ni de red- no se deben abonar cargos adicionales, siempre que no se supere el monto depositado por el Estado o el empleador.De esta manera, con la Cuenta Gratuita Universal, el Banco Central creó un vía de extracción cuya característica principal es la de no tener costos.

La misma también tiene asociada una tarjeta de débito, que permite operar sin cargo en cajeros automáticos del banco que habilite la cuenta y, a la vez, comprar en comercios con la ventaja de la devolución del 5% del IVA (en adquisiciones inferiores a $1.000).

Además posibilita el depósito de cheques o la adhesión al débito automático para el pago de servicios, entre otros beneficios.

Aunque no admite que el total de acreditaciones (depósitos en efectivo, en cheques o transferencias) supere los $10.000 en el mismo mes.Costos en alzaPor iniciativa del Estado, las mencionadas cuentas fueron "subsidiadas" a través de las entidades bancarias, que resignaron gran parte de las ganancias que obtenían anteriormente vía comisiones.Cabe aclarar que esta "poda" no fue para nada despreciable para los bancos en cuanto a montos involucrados.

Además, estos sufrieron un fuerte recorte en las tasas que cobran en los traspasos entre instituciones por montos mayores a los 10.000 pesos.

Justamente, expertos consultados por iProfesional.com señalaron que todas estas prestaciones impulsadas por el Gobierno han sido un factor fundamental para que éste permitiera a los bancos incrementar los cargos de las otras extracciones, como forma de atenuar la pérdida de rentabilidad que les representa el uso sin cargo de la red.

Así las cosas, en estos últimos años han ido incrementando el costo del servicio a tono, incluso, con la inflación real. Es decir, a razón de un 20% a 25% anual.

Luciano Cohan, economista jefe de la consultora Elypsis, afirma que estos aumentos progresivos y el alto cargo cobrado por las extracciones "tienen que ver con la lógica del sistema bancario en Argentina, que es muy chico y está fuertemente concentrado en actividades transaccionales".En resumen, a nivel local, estas instituciones tienen un rol más de intermediario en la cadena de pagos que financiero.

Dificultades para los clientesAsimismo, existen diversas situaciones puntuales que generan un costo a los usuarios. Entre ellas se pueden citar estos casos:



Las cuentas sueldo posibilitan realizar retiros de dinero sin cargo, desde cualquier red, hasta alcanzar el monto total que representa el salario declarado. No obstante, una vez que se supera ese tope, el usuario debe hacerse cargo de los gastos.

Los valores exigidos como "piso" por las entidades financieras para efectuar operaciones vía mostrador son cada vez más elevados. De este modo, se "obliga" a más clientes a recurrir a los cajeros, con los gastos extras que implica.

Otra cuestión clave que limita el uso de los beneficios de los paquetes bancarios -y por ende el no pagar cargos por retiro de efectivo en terminales- es la cobertura geográfica y la cantidad disponible de cajeros que posee cada entidad financiera.



Es decir, muchas instituciones concentran sus operaciones en determinados puntos del territorio nacional.

Fuera de esas áreas el usuario debe recurrir, inevitablemente, a otras redes bancarias, por lo que incurre en mayores gastos por cada operación.En todo el país existen unos 15.000 cajeros automáticos, de los cuales más de la mitad están ubicados en Capital Federal y provincia de Buenos Aires, según datos del Banco Central.Estos datos contrastan con las apenas 72 terminales que registra toda la provincia de La Rioja. O las 82 de Formosa. Incluso, en Córdoba se contabilizan apenas 1.400.Respecto a los bancos que disponen de mayor cantidad de unidades autoservicio, la información del siguiente cuadro revela una particularidad:



El Santander Río es la entidad con mayor cantidad en todo el país, y casi duplica en número al propio Banco Nación.En segundo término, considerando las firmas bancarias con mayor presencia, se ubica el Macro.

Esta firma cuenta con una gran cantidad de sucursales en el noroeste y es la única entidad que opera en pueblos muy pequeños del interior.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.