Al rescate de bianchi

Buenos Ares, 15 de febrero (Télam, por Walter Vargas).- A Carlos Bianchi le hacen tanto daño las maledicencias del "celular de Dios" cuanto la sumisión de quienes ven en él al mismísimo portador de las mejores respuestas para las peores preguntas.

La primera, peyorativa; y la segunda, laudatoria, por diferentes caminos invitan a idéntica conclusión: que en realidad el hombre es un director técnico de valía más bien escasa.

Pero resulta que, hasta donde sabemos, el DT más venturoso de la historia de Boca es trabajador, agudo en la mirada y sencillo en sus modos de transmisión, es decir, un fervoroso creyente en la metódica fragua del día a día.

En otras palabras, Bianchi es un animal futbolero químicamente puro que ha sabido capitalizar sus experiencias y ponerlas a germinar.

¿Tocado por la varita mágica? También, pero en todo caso, conste, tal como diría Roberto Perfumo, en el fútbol los milagros se merecen y Bianchi ha sabido merecerlos. Negar su capacidad para armar y poner a rodar equipos competentes sería una necedad tamaño Amazonas.

Claro que todo lo antedicho se remite a Bianchi en general y no a Bianchi en particular, al Bianchi modelo 2013.

Del Bianchi modelo 2013 hay constancias de que sigue siendo organizado, constante, paciente, respetuoso con sus jugadores, motivador en dosis razonables, etcétera, pero la verdad es que su Boca actual está todavía muy lejos de parecer una formación de su sello.

Se trata de un Boca estirado, agrietado, permeable en defensa, sin control de los tiempos del partido e incluso, como se apreció versus el Toluca, por momentos francamente desconcertado.

Ahora bien: quienes creen ver en estos antecedentes una suerte de apocalipsis, de Boca y de Bianchi, anteponen su compulsión a los juicios categóricos, o una mera expresión de deseos, a lo que sugiere el sentido común.

Bianchi no es el de 1998 por la sencilla razón de que han pasado 15 años, tampoco dispone de un plantel de la riqueza del que tomó mientras se jugaba el Mundial de Francia, tampoco como el de su segundo ciclo, y todavía no se han cumplido ni dos meses desde que empezó a armar el nuevo rompecabezas.

En el inventario que hoy dispone hay un arquero confiable, una dupla delantera que es de lo mejor de plaza y la promesa de entendimiento y elaboración que supone el regreso de Juan Román Riquelme.

Todo lo demás, absolutamente todo lo demás, es una gigantesca conjetura que se resume en un puñado de nombres que el Virrey deberá seleccionar y amalgamar para hacer de Boca un equipo que se precie de tal. He allí su desafío primordial. (télam).

wev-epcb-boc 15/02/2013 19:16


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.