El realismo alucinatorio de mo yan apunta a rescatar la memoria

Buenos Aires, 15 de diciembre (Télam).- La reedición de "Sorgo Rojo" pone en contacto al lector con la obra de Mo Yan -Premio Nobel de Literatura 2012- y quizá con el libro más conocido de su producción debido al film homónimo de Zhang Yimou, realizado en 1987.

Esta novela de Mo Yan, reeditada por Océano, pertenece a la denominada “Literatura de las Raíces”, un movimiento que se hizo fuerte durante la década de los 80, centrado en la necesidad de mantener viva la memoria del pueblo chino y una tradición identitaria asentada en la vida rural.

Guan Moye -el verdadero nombre de Mo Yan, seudónimo que significa `no hables`- nació en 1955 en el seno de una familia granjera en la provincia de Shangdong, muy joven trabajó en una fábrica hasta que se encuadró en el Ejército Popular de Liberación.

En 1981, cuando todavía era un soldado, publicó su primera novela, "Lluvia en una noche de primavera", pero el éxito le llegó con sus novelas "El rábano transparente" y, sobre todo, con "Sorgo rojo".

También tuvo una gran repercusión "Grandes pechos amplias caderas", libro publicado en 1996, que fue prohibido por las autoridades de Pekín y cuenta casi un siglo de historia de China visto a través de los ojos de una mujer.

En su obra, compuesta por nueve novelas y unos 70 relatos enraizados en la China rural, sobresalen, además, "Shifu, harías cualquier cosa por divertirte" (1999), "La vida y la muerte me están desgastando" (2006) y "Rana" (2011).

La trama del libro está situada en la misma provincia donde nació el autor, en los años treinta cuando comienza la invasión japonesa, y sigue la vida de una familia por tres generaciones con el fondo de cuarenta años de historia china.

El título alude al ingrediente de un vino, el sorgo, símbolo de la vida en el campo, que en los años de la guerra jugó un papel fundamental para la supervivencia.

De la realidad más palpable, la trama pasa a una escritura que proviene de fábulas, historias orales, incluso de un universo onírico que se empareja sin sobresalto en un relato violento y poético a la vez.

Todo comienza cuando una joven -la abuela del narrador- es obligada a casarse con un viejo leproso muy rico que tiene una destilería donde se produce vino de sorgo.

Pero Yu Zhan`ao, uno de los portadores del palanquín en el que viaja la novia, se enamora de ella y asesina a su marido, dejándola como propietaria del negocio.

Mo Yan irrumpe en la ficción con saltos en el tiempo que no alteran la fluidez del relato, en el que el pasado es rescatado no desde la nostalgia, sino de la necesidad de los vivos de no olvidar a aquellos que los antecedieron.

"Vuelve a la tierra, estás perdido si no lo haces", dice el autor chino -cuya forma de contar ha sido comparada con la del colombiano Gabriel García Márquez-, resumiendo esa búsqueda de raíces, para que ese pasado no se diluya para siempre, igual que ese sorgo rojo convertido con el correr del tiempo en un sorgo híbrido, que ya no posee belleza.

"Durante decenios que no parecen más que un instante en el tiempo, hileras de figuras humanas color escarlata iban y venían entre los tallos de sorgo para entretejer un enorme nido humano. Mataron, saquearon, defendieron su tierra en una danza valerosa y alborotada que, a quienes -descendientes poco filiales- hoy hemos ocupado esa tierra, nos convierte por comparación en siluetas pálidas", escribe Mo Yan.

El Nobel de Literatura que acaba de recibir el galardón de manos del rey Carlos Gustavo XVI de Suecia dedicó una parte de su discurso a evocar su infancia humilde en la localidad de Gaomi. Y la Academia calificó el mundo literario del escritor chino como "realismo alucinatorio", tan cerca pero tan lejos del universo de su par colombiano. (Télam).- mc-gel- 15/12/2012 10:13


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.