Rajoy visita la región (pero evita la Argentina)

La Argentina y España están en su peor relación en años. Tanto es así que se confirmó en las últimas horas que el primer ministro Mariano Rajoy visitará la región, estará muy cerca del país, pero no vendrá a Buenos Aires. Además, Cristina de Kirchner estará también en un evento mundial a metros del español, y tampoco se pidió un encuentro bilateral, al menos hasta ayer.

Cristina y Rajoy coincidirán entre el 26 y el 27 de enero en Santiago de Chile, donde participarán de una nueva cumbre de la Unión Europea-América Latina y el Caribe, con Sebastián Piñera como anfitrión. De hecho, el presidente chileno sí confirmó su cumbre con el español, para el 25 de enero. El hecho de que no haya reunión privada entre Cristina y Rajoy, más allá de encuentros diplomáticos eventuales y no preparados que puedan darse en Santiago, refleja la frialdad con que se manejan las relaciones entre los dos países. Hay que recordar que la cumbre bilateral entre el jefe de Estado argentino y el del Gobierno español era un clásico inalterable en los eventos multilaterales, con los tradicionales abrazos cruzados estampados en fotos oficiales al terminar la reunión. Así se vino haciendo desde los tiempos de Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina de Kirchner hasta hace muy pocos meses. Del otro lado, todo eran sonrisas en los años de Felipe González, José Luis Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. Hasta ahora, con el jefe de Gobierno de centroderecha Mariano Rajoy nunca hubo ni el amague de una cumbre bilateral. Incluso el español no incluyó a la Argentina en su viaje a América Latina de enero, en el que sí está preparado una visita a Perú, donde habrá foto y cumbre con el presidente, Ollanta Humala. Obviamente, también fue salteada una escala en Bolivia, donde Evo Morales acaba de estatizar dos plantas eléctricas de Iberdrola.

La última posibilidad de una reunión entre Cristina de Kirchner y Mariano Rajoy fue cancelada en noviembre pasado, cuando la presidente argentina suspendió su participación en la cumbre Iberoamericana de Cádiz por cuestiones de salud. En ese evento había intervenido incluso el rey Juan Carlos para que haya un encuentro privado y aunque sea formal entre ambos políticos, cuestión que no pudo ser.

La decisión final de llevar el caso de la renacionalización de YPF de manos de Repsol al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial terminó con las posibilidades de cualquier tipo de organización de un encuentro entre ambos responsables de estado. La Argentina mantenía aún la esperanza de algún tipo de negociación bilateral, aunque sea secreta, para poder conversar sobre la decisión de hacer volver la petrolera a dominio local. Para esto, la información velada que se enviaba a Madrid mencionaba que se debía esperar a que corriera algo de tiempo y una mejora en las condiciones financieras internacionales para una negociación directa. Sin embargo, en noviembre pasado, la petrolera española presentó oficialmente su demanda ante el CIADI por la expropiación del 51% de YPF, y todo pequeño movimiento diplomático terminó desvanecido.

Obligatoria

Según Repsol, la presentación era obligatoria al haber pasado seis meses de reserva para que la parte demandada exprese sus quejas ante la demanda y se facilite un arreglo de diferencias. En octubre, el presidente de Repsol, Antoni Brufau, había dicho que si no se encontraba algún tipo de signo desde Buenos Aires, la petrolera avanzaría ante el tribunal del Banco Mundial. Según se anunció después, el hecho de que la conducción de YPF de Miguel Galuccio de avanzar en los ofrecimientos de exploración y eventual explotación del yacimiento de Vaca Muerta a terceros (ya se cerraron acuerdos preliminares con Chevron y el grupo Bridas) determinó que la empresa española avanzara sobre el CIADI.

La demanda alcanzaría los u$s 8.000 millones, según lo que estima la propia petrolera que fueron sus pérdidas. Igual Repsol tendrá que aguardar. En la lista de espera para llegar a algún tipo de acuerdos están Suez, Esso, British Gas y hasta Enron, con demandas por un total de u$s 20.000 millones que por ahora no tienen fecha de resolución.

Mientras tanto, España continúa siendo el principal agente contra el país en todos los foros del mundo financiero, por ahora sin mayor éxito, para que se le impida a la Argentina obtener créditos internacionales.

El Gobierno de Rajoy ordena puntillosamente que cualquier tipo de tratamiento de préstamos desde el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) no sea aprobado hasta que se negocie en el CIADI la situación de Repsol. No está sola España en esta por ahora fallida estrategia. También Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Japón; cada uno con sus motivos, vota en contra de los préstamos a la Argentina.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.