Un proceso con resultados, sin consenso y la espina de riquelme

Buenos Aires, 10 de diciembre (Télam, por Fernando Bianculli).- Julio César Falcioni cerró hoy un proceso con dos títulos, uno de forma invicta, pero sin el consenso de la exigente sociedad boquense y con el ineludible condicionante de la oposición de Juan Román Riquelme.

Tras dos años, el entrenador sucumbió ante la pueblada boquense, precipitada tras una certera aparición mediática del ídolo, que torció la voluntad del presidente Daniel Angelici.

El malestar popular interrumpó un ciclo de trabajo, iniciado en enero de 2011, con un campeonato invicto (Apertura 2011), una Copa Argentina (2012) y el mérito de una final de Copa Libertadores pasada.

Falcioni, pese a los resultados, nunca tuvo plena aceptación en la masa "xenieze" por la temprana "guerra fría" con Riquelme y la defensa de una idea de juego en extremo conservadora con la que alcanzó, sin embargo, un racha de 37 partidos sin perder.

Sus problemas con el astro comenzaron en la previa de un partido con All Boys, en febrero de 2011, cuando el DT lo excluyó del equipo y lo puso a "correr como un boludo" -en palabras de Román- para que recuperara forma física.

Desde entonces, Riquelme lo miró con recelo, sobró cada decisión y marcó una distancia simbólica, que tuvo concreción en la recordada noche del escándalo de Venezuela, un año después del primer chispazo, cuando el técnico estuvo a un paso de la renuncia.

La negación mutua del problema quedó desarticulada cuando el crack "xeneize" determinó su salida voluntaria del club por sentirse "vacío", después de perder la final de la Copa con el Corinthians.

En todo el devenir del caso Riquelme, el Boca de Falcioni vivió instantes de felicidad por la conquista de resultados, muy efímeros para brindar el clima de armonía de las épocas añoradas.

Su juego nunca convenció a los hinchas y los mejores momentos casi siempre estuvieron liderados por Riquelme, a quien muchas veces hasta se le atribuyó la responsabilidad, en desmedro del entrenador, por su notable capacidad futbolística.

El exilio del ídolo, la mala convivencia del DT con los jugadores cercanos al "10" y el deterioro evidente del rendimiento de Boca en el reciente torneo Inicial fueron demasiado peso para la báscula del "Emperador".

Falcioni marcha de Boca con su tranquilidad por el logro de resultados que lo legitiman ante la lógica del fútbol actual, pero con la dolorosa singularidad de haber sido despedido desde la tribuna.(Télam).- fgb/acm/da 10/12/2012 21:26


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.