Mientras que en países vecinos ya se avanza con el "4G", en la Argentina hablar por celular es un "Gran" problema

Pese a la permanente evolución que vienen exhibiendo el sector de las telecomunicaciones -y el "boom" de Internet y de conexiones móviles más rápidas en todo el mundo-la Argentina sigue dando muestras de procesos "aletargados" y de indefiniciones.

Más aún si se observa cómo han avanzado en este aspecto países vecinos.

En efecto, en el mercado local se están por cumplir seis años del lanzamiento comercial del "viejo" y estándar 3G.

Dicha tecnología nunca terminó por consolidarse. Incluso se multiplican las quejas de los clientes que tienen contratado este servicio por los serios inconvenientes que éstos encuentran en su uso.

Pero, mientras que en la Argentina todavía se discute los alcances y limitaciones del 3G, en países del "vecindario" - como Chile, Brasil, Colombia e incluso Uruguay, Bolivia, y Paraguay- ya se ofrece la alternativa superadora: el 4G.

Esta opción, basada en la tecnología LTE (Long TermEvolution), se caracteriza por asegurar una mayor velocidad de conexión a la web, al mismo tiempo que posibilita descargas sin cortes.

En paralelo, el 4G LTE -dado que funciona en una frecuencia diferente al 3G- abre la puerta al desarrollo de comunicaciones más baratas a través de la Voz sobre IP (VOIP).

Según datos aportados a iProfesional.com por Ia agencia Intuic, el estándar LTE "cuenta con una velocidad de descarga que supera los 40 Megabytes por segundo y permite subir datos a la red a 10 Megabytes también por segundo".

En Argentina, el 3G que ofrecen operadoras como Movistar rara vez alcanza 1 Megabit por segundo. Es decir, ocho veces por debajo de lo que sería una unidad "byte".

Como se mencionara, ese parámetro es tan bajo que ni siquiera asegura la estabilidad del servicio, que fluctúa de manera permanente.

"El 3G son datos corriendo sobre una red telefónica. En cambio, el 4G LTE es una red nativa pensada específicamente para Internet. Ofrece mucho más ancho de banda que el 3G y es la tecnología adecuada para expandir las prestaciones de los equipos tablet y los teléfonos inteligentes", explicó a iProfesional.com Enrique Carrier, titular de la consultora Carrier& Asociados.

"En su máxima evolución, el 4G LTE podría llegar a competir con la Internet fija. Su implementación, además, descomprimiría el 3G, que hoy ya tiene abarrotada su capacidad por la cantidad de dispositivos y la falta de antenas. Hoy todos navegan en un espectro muy limitado y por eso el servicio no funciona bien", agregó.

El nuevo estándar no solo es moneda corriente en otros países desarrollados, como Estados Unidos, sino también se ha vuelto un paso obligado para la mayoría de las operadoras de telefonía que actúan en la región. De ahí que unos 13 países de América latina ya se encuentran implementando esta tecnología.

De acuerdo a 4G Americas, telefónicas de Bolivia, Brasil, Colombia, República Dominicana, México, Paraguay, Puerto Rico y Uruguay, ya comercializan el servicio.

¿Qué sucede en Argentina? Enrique Carrier aporta precisiones:"El Estado todavía no licitó el espectro para el estándar. Y la intención del Gobierno de usar parte del mismo para su empresa estatal ArSat limitó aún más el interés de las telefónicas privadas en invertir".

Cabe recordar que para crear una prestadora que pueda ofrecer servicios del tipo de Internet móvil el Ejecutivo requerirá de inversiones millonarias. Por ahora, no se conocen mayores precisiones sobre cuándo ni cómo este ambicioso plan oficial podría verse materializado en la práctica.

Un paso atrásCarrier aseguró que en la Argentina "no se comunicó ni el otorgamiento de frecuencias ni tampoco se confirmó si ArSat se quedará en última instanciacon la provisión del nuevo servicio, una vez que quede claro el avance hacia ese estándar".

"En concreto, ninguna de las operadoras sabe a ciencia cierta si podrá ofrecerlo. En este último tiempo todas hicieron algún tipo de testeo, al menos para verificar el potencial rendimiento del 4G en el país. Pero hasta tanto no se asigne el registro, ninguna construirá la red pertinente", comentó.

Carrier añadió: "Construir la red de 4G, implementar las antenas o readecuar las ya en funcionamiento demorará muchísimos meses. Dada la incertidumbre al respecto, se puede decir que en Argentina no habrá 4G por lo menos hasta finales de 2014 o principios de 2015".

Fuentes del sector expresaron a iProfesional.com que esta quietud puede ser observada, también, como una estrategia política.

"Ceder el espectro a las operadoras privadas para que éstas den 4G implica otorgarles la posibilidad de pelearle el mercado a la Internet fija", comentó un especialista del sector que pidió off the record.

"De quedarse ArSat con todas las frecuencias, entonces el Estado podría enfrentar con mejores armas a proveedores de servicios hogareños como el Grupo Clarín", agregó, en relación con Fibertel y Cablevisión.

El experto agregó que "el inconveniente radica en que el Gobierno hoy carece de fondos. Por ende, es de suponer que no habrá anuncios de 4G hasta tanto el Estado cuente con dinero para controlar el nuevo negocio", agregó.

Para Carrier, otro impedimento que demora la irrupción del estándar tiene relación directa con los inconvenientes nunca superados de la tecnología 3G.

"En buena medida, necesitás tener un correcto funcionamiento del 3G para luego pasar al 4G. Hoy los problemas del espectro limitado ya son imposibles de solucionar. Movistar, Claro y Personal tienen asignado un ancho de banda en particular y no accederán a más de lo que ya poseen. Pero también la falta de antenas complica el rendimiento. Por todo eso el 3G es y será lento", indicó.

"Hay que ampliar la cobertura, más allá del cambio de frecuencia y para eso se requiere de inversiones. Las conexiones desde las antenas a la red troncal siguen sin estar completamente basadas en fibra óptica. En muchos casos todavía se usa alambre de cobre. Eso obstaculiza la mayor velocidad en lo que hace transferencia de datos", añadió.

Mientras tanto, América latina avanzaSilvina Moschini, CEO y fundadora de la agencia Intuic, destaca que, mientras Argentina sigue ausente y sin aviso respecto de la implementación de 4G, "en 2012 fueron 133 redes LTE comerciales las que lanzaron sus servicios".

"De esas 133, ocho se desplegaron en Brasil, México, Colombia, República Dominicana, Puerto Rico y Uruguay", detalló a este medio.

"El principal obstáculo que se debe superar es el hecho de que los operadores puedan lograr un negocio rentable y que exista disponibilidad completa, tanto de terminales como de espectro. Para ello, necesariamente se requiere de importantes inversiones en equipos, con el fin de prestar un servicio de calidad", explicó.

Un caso sorprendente de migración al 4G es Paraguay. En la nación guaraní, Personal lanzó en febrero de este año un paquete de LTE disponible inicialmente para Asuncióny que apunta a imitar lo hecho hasta el momento por Une, la operadora que en junio de 2012 anunció el arribo de la cuarta generación a Colombia.

En Paraguay, Personal desembolsó u$s20 millones para inaugurar su red inicial. El servicio incluso está disponible para computadoras portátiles y de escritorio. La operadora informó que, desde este mes, Asunción cuenta con una conexión hasta diez veces más rápida que la conocida hasta el momento en ese país.

A la par del avance en ese territorio, Nokia Siemens Networks (NSN) anunció recientemente que alcanzó un acuerdo con Movistar Chile, filial de la española Telefónica, para construir en el país andino una red de banda ancha móvil de cuarta generación.

Según informó la agencia EFE, mediante este contrato-cuyo monto económico no trascendió- NSN suministrará a la operadora chilena conexión de alta velocidad basada en tecnología 4G.

En principio, la red cubrirá la zona metropolitana de la capital, Santiago, con sus cerca de seis millones de habitantes, y otras ciudades importantes como Valparaíso y Viña del Mar, según explicó NSN en un comunicado.

El contrato incluye la instalación, optimización y mantenimiento de la nueva red LTE de Movistar, el mayor operador de telefonía móvil de Chile, así como una actualización del sistema de gestión de redes para hacerlo compatible con su actual infraestructura.

Además, la compañía de telecomunicaciones finlandesa ampliará la capacidad de la red 3G en ese lugar, a fin de satisfacer las crecientes necesidades de sus abonados con teléfonos móviles que utilizan banda ancha.

Durante 2012 fueron tres las compañías de celulares que se adjudicaron las bandas para implementar 4G en suelo transandino: Claro, Entel y Movistar.

Como es de suponer, las operadoras aparecen como los actores que, en la región, incentivan con mayor asiduidad la migración hacia la nueva tecnología.

En esa dirección, en la cúpula directiva de Telefónica quieren que la tecnología 4G sea una realidad comercial en el mayor número posible de países en este 2013.

En sintonía con esa premisa, Brasil aparece como uno de los destinos en los que aterrizará con fuerza este estándar.

Bajo los términos de la adjudicación del espectro, la operadora española tendrá que ofrecer servicios de 4G a partir de abril en las ciudades que serán sedes de la Copa Confederaciones de Fútbol (Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Recife, Río de Janeiro y Salvador), que tendrá lugar en junio.

Pero el avance de Telefónica en cuanto al despliegue del 4G en América latina no termina ahí. Así, la empresa está a la espera de la adjudicación de licencias en países como Uruguay y Perú y en México ya está haciendo pruebas.

En Uruguay, Roberto Kreimerman, ministro de Industria y Energía de ese país, precisó que la estatal Antel ya se encuentra testeando la tecnología de cuarta generación en las ciudades de Montevideo y Maldonado.

En Perú, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones inició en noviembre la licitación de frecuencias para el desarrollo de redes LTE. La intención oficial es que el 4G comience a tomar forma a partir del segundo semestre del corriente año.

4G en el resto del mundoMientras Argentina se debate en la indefinición, el 4G ya dice presente en más de 50 países, sin contar las experiencias en América latina.

Al respecto, vale decir que de acuerdo a un relevamiento de 4G Americas, el estándar ya se encuentra operativo en Estados Unidos desde diciembre de 2010. Y lo mismo sucede casi desde la misma época en Japón, Australia, Corea del Sur, Austria, Alemania, y Dinamarca, entre otros estados.

Pero lo curioso es que -pese a la inestabilidad económica y política que distinguen a las naciones africanas, hoy es posible ubicar 4G en funcionamiento en países como Angola, Namibia, Tanzania o Uganda.

En la Argentina el freno hay que leerlo en clave económica y política. Los smartphones compatibles con ese tipo de tecnología ya circulan en el mercado local. La traba, entonces, hay que buscarla en otro lado.

"El negocio actual favorece a las operadoras de telefonía. Avanzar hacia el 4G dependerá más que nunca de la voluntad del Gobierno. La gran duda es si realmente le interesa dar el paso o abrirle el juego a prestadores privados", concluyó Carrier.

 


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.