Pástor está decidido a promover una tasa ecológica sobre las ventas de petróleo

El ministro ecuatoriano de Recursos No Renovables, Wilson Pástor, está decidido a promover en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) la creación de un impuesto sobre las ventas de petróleo para financiar la lucha contra el cambio climático en los países pobres, detalló en una entrevista con la AFP.

El objetivo de este "impuesto", que se aplicaría sobre el precio de venta del barril, es "que se pueda mitigar el cambio climático en países que no tienen recursos para proyectos de energías renovables y el cuidado del medioambiente", explicó Pástor en Viena, donde el miércoles participó en una reunión ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

El ministro detalló que ese impuesto podría ser del 3 al 5% y lo pagarían los compradores pues, sostuvo, no son los productores energéticos, sino "los consumidores, los que afectan el cambio climático" y, en consecuencia, "quienes tienen que pagar".

Con esta idea, lanzada hace dos años por el presidente Rafael Correa, la ambición del miembro más pequeño de la OPEP es que bajo el impulso del cártel, la tasa "pueda generalizarse con otros productores" no miembros. "Tiene que ser un consenso de cierta amplitud", recalcó el ministro.

En ese sentido, detalló, "voy a mandar una carta oficial (a la OPEP) con la argumentación respectiva para que en mayo sea considerada", durante la siguiente reunión ordinaria del cártel.

El ministro reconoció que "a muchos los ha sorprendido" la propuesta y que, sobre todo, habrá que desarrollar "los mecanismos de implementación", como quién recauda el impuesto y cómo se decide el gasto, así como analizar el impacto sobre el precio.

El ministro comentó también que "hay interés" y "expectativa respecto a las condiciones técnicas y sociales" por la licitación abierta a fin de noviembre a empresas privadas y estatales para explorar 13 bloques petroleros en la Amazonia, con un potencial de reservas de hasta 1.600 millones de barriles. Se trataría de las primeras inversiones exploratorias con compañías extranjeras en 16 años y el gobierno de Quito espera entre 1.000 y 1.200 millones de dólares.

En ese sentido, además de la colombiana Ecopetrol y Petroperú, que "están en conversaciones con (la estatal ecuatoriana) Petroamazonas", el ministro dijo que estudian participar la española Repsol y la italiana Eni. También citó a las colombianas Rubiales y Petrominerales.

Interrogado sobre la oposición de los indígenas a esos proyectos, el ministro defendió largamente la política de consultas con las comunidades, estipuladas por ley pero no vinculantes.

Al hilo de esto, arremetió contra "aquellas organizaciones sociales que se automarginaron de la consulta, como la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador), que nunca participó, que siempre estuvo en contra", y afirmó que, no obstante, se firmaron "acuerdos" con varias comunidades, citando la zápara, la waorani y la shuar.

Pástor reiteró que "en esa zona no va a haber apertura de carreteras. Se va a trabajar por helicóptero y vías fluviales".

El ministro explicó que como condición previa, las empresas, "para poder entrar en esos bloques, primero tienen que desembolsar al gobierno un total de 115 millones de dólares", y con ese dinero, el Estado ejecutará "127 proyectos, de agua potable, alcantarillado, centros de salud, centros de educación, medios de transporte por vía fluvial, cosas que no tienen hoy día".

Como argumento, el ministro aseguró también que "desarrollar un campo en la parte suroriental de Ecuador cuesta la tercera parte de lo que cuesta en las aguas profundas de México, el pre-sal brasileño o las arenas bituminosas de Canadá".

Sobre el bloque Yasuní ITT, por cuya no explotación el gobierno ecuatoriano pide 3.600 millones de dólares a la comunidad internacional como aportación contra el calentamiento global, el ministro reconoció que se avanza "poco a poco" y pidió "ser pacientes con la crisis económica". Desde el año pasado, se han obtenido al menos 200 millones de dólares.

Por otro lado, el ministro hizo un balance positivo del regreso del país al cártel en 2007, después de 15 años de ausencia. "Tenemos beneficios colaterales muy importantes. Ciertos países tienen que comprar seguros petroleros para garantizar sus ingresos. Nosotros nos ahorramos esos seguros petroleros con lo que tenemos de información dentro de la OPEP. El año pasado nos hubiese costado 400-600 millones de dólares garantizarnos el precio", argumenta.

El país sudamericano, que es el miembro más pequeño de la OPEP, produce actualmente una media de 504.000 barriles diarios (bd). Para el próximo año, el país, que tiene en el petróleo su segunda fuente de ingresos, espera 520.000 bd.

El ministro Pástor indicó que el presupuesto de 2013 está hecho en base a un barril a 80 dólares, siendo el precio actual de entre 90 y 92.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.