Por orden de Cristina, el país vuelve a exportar gas a Brasil

El complejo andamiaje del sistema energético argentino acaba de arrojar una nueva curiosidad: aunque al país le falta gas en invierno, está a punto de retomar las exportaciones de ese insumo a Brasil, que estaban cerradas desde hacía años.

La operación, posible gracias a la baja demanda de gas durante el verano, fue confirmada por fuentes oficiales y es el resultado de una promesa que le hizo la presidenta Cristina Kirchner a su par del país vecino, Dilma Rousseff, durante un encuentro que mantuvieron la semana pasada en la Cumbre Celac-Unión Europea, en Chile.

La mayor parte de la electricidad que utiliza Brasil proviene de centrales hidroeléctricas, que están diezmadas como consecuencia de la sequía, algo que provocó una crisis energética. Desde hoy comenzarán a llegar las primeras moléculas de gas al país vecino, luego de un largo recorrido.

Desde el miércoles está en el puerto de Bahía Blanca un barco de gas natural licuado (LNG, según su abreviación en inglés) que proviene de Trinidad y Tobago. La compra estuvo a cargo de la brasileña Petrobras, que verterá su contenido en el sistema de gasoductos de la Argentina, luego de su regasificación. Su destino final serán las turbinas de una central térmica ubicada en Uruguaiana, ya en territorio brasileño (frente a Paso de los Libres), con capacidad para generar 164 megavatios. El número, si bien es pequeño en el contexto de la demanda brasileña, servirá como paliativo para su alicaída oferta de electricidad.

En febrero, en tanto, llegará otro barco de características similares a las costas argentinas. Entre ambos convoyes, Brasil espera abastecer la pequeña central eléctrica por al menos 60 días.

Contra reloj

Por la caída de la producción argentina de gas y el paralelo incremento de la demanda, el gobierno de Cristina Kirchner cortó en 2009 el abastecimiento de gas para esa central. Eso ocasionó una demanda por parte de AES y la distribuidora brasileña Sulgás contra YPF -la dueña del contrato de exportación- en la Cámara de Comercio Internacional.

Durante esta semana, el Enargas, cuyo interventor es Antonio Pronsato, emitió notas destinadas a las transportadoras TGN, TGS y la estatal Enarsa para informarles la decisión, que se venía discutiendo desde diciembre. Además de Pronsato, Walter Fagyas, un colaborador del ministro de Planificación, Julio De Vido, junto con funcionarios de la Aduana y técnicos de las empresas participaron en las discusiones para allanar el camino.

La iniciativa logró la bendición incluso de empresarios que habitualmente critican la política del Gobierno respecto del sector energético: celebran que se trata de un hecho de integración energética.

Si bien el gas llegará a la Argentina y atravesará medio país por la red de gasoductos, se considerará como "mercadería en tránsito", según la nomenclatura aduanera.

Según fuentes al tanto de las discusiones, Brasil desembolsará unos 21 dólares por millón de BTU para poner el gas en la puerta de la usina térmica, muy por encima, por ejemplo, de lo que paga la Argentina por el mismo insumo. Es el precio que eligió el gobierno de Dilma Rousseff para morigerar la crisis.

A cambio de prestar su infraestructura, la Argentina obtendrá un beneficio extra, más allá del político. Está previsto que en invierno Brasil compense el uso del sistema con exportaciones de electricidad.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.