La onu retira personal "no esencial" de siria por la violencia

Damasco, 3 de diciembre (Télam).- Naciones Unidas anunció hoy el retiro de todo su personal internacional "no esencial" de Siria debido a crecientes riesgos para su seguridad resultantes de la guerra civil que sacude al país árabe, en una clara señal del persistente deterioro de una situación cada vez más violenta.

Se estima que entre 30.000 y 40.000 personas murieron ya en Siria desde el inicio de una revuelta opositora contra el presidente Bashar Al Assad, en marzo de 2011, incluyendo a una veintena de trabajadores humanitarios de Naciones Unidas y de otras organizaciones internacionales.

El vocero de la ONU, Martin Nesirky, dijo a periodistas en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, que el organismo suspendió también las actividades de su Misión de Supervisión en Siria (UNSMIS) "hasta nuevo aviso", informó la agencia de noticias EFE.

"Es necesario encontrar un equilibrio entre el trabajo que hay que hacer sobre el terreno y la seguridad de nuestro personal en Siria", respondió Nesirky cuando le preguntaron por los motivos de la retirada.

Además, el coordinador humanitario regional de la ONU para Siria adelantó que un cuarto de los 100 integrantes del personal internacional que trabaja para distintas agencias de Naciones Unidas podría abandonar el país antes del fin de semana.

El coordinador humanitario Radhouane Nouicer dijo que la razón de la medida es que "la situación de seguridad se ha vuelto extremadamente difícil", incluyendo en Damasco, la capital siria.

El comunicado de Noucier dijo que los empleados de las agencias de la ONU detendrán todos sus viajes afuera de Damasco, excepto en caso de ciertas emergencias.

"Estamos estudiando cómo podemos ajustar nuestros métodos de trabajo para continuar llegando a tanta gente necesitada como podamos en todo el país", agregó el coordinador, citado por la cadena de noticias CNN.

Ocho miembros de la misión de la ONU en Siria murieron desde el comienzo de la revuelta, que se inició con protestas mayormente pacíficas y rápidamente reprimidas y se tornó más violenta con la aparición de una insurgencia formada al parecer por soldados desertores y extremistas islámicos.

Esta misma semana, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tiene previsto viajar a Jordania y Turquía para conocer de primera mano el drama de los campamentos de refugiados sirios, que se espera que asciendan a 700.000 en los próximos meses.

El propio secretario general avanzó este viaje en una comparecencia ante la Asamblea General de la ONU, en la que advirtió que la crisis en Siria ha alcanzado unos niveles de "violencia y brutalidad" que calificó de "atroces".

Los atentados con coche bomba son cada vez más frecuentes en Siria, aunque la mayoría se han registrado en Damasco y su periferia, y las autoridades siempre responsabilizan de estas explosiones a los "grupos terroristas", como se refieren a la oposición armada.

El último tuvo lugar ayer en la ciudad de Homs, en el centro del país, donde al menos siete personas murieron y varias más resultaron heridas al explotar un coche bomba, según el grupo opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Mientras, el Ejército sirio y los rebeldes intensificaron este fin de semana sus enfrentamientos en la periferia de Damasco, donde también se sucedieron los bombardeos en la carretera que conduce al aeropuerto internacional de Damasco, informaron grupos opositores.

De hecho, el Ejército de Siria continuó combatiendo hoy con fuerzas rebeldes en zonas cercanas al aeropuerto, según informó la televisión estatal.

La operación contra "bases de los terroristas", llevada a cabo con apoyo de la fuerza aérea y tropas de tierra, busca garantizar la seguridad en la capital, añadió la emisora.

El comandante rebelde Abu Nidal dijo a su vez a la agencia de noticias DPA que los rebeldes pudieron cortar el suministro eléctrico del aeropuerto, aunque los portavoces de la terminal aérea no hicieron comentarios al respecto.

En tanto, en la frontera con Líbano se produjeron enfrentamientos entre tropas libanesas y miembros del opositor Ejército Libre Sirio que intentaban entrar desde el país vecino a Siria, según fuentes de los activistas.

Paralelamente, un bombardeo aéreo del Ejército sirio contra posiciones de rebeldes en la localidad de Ras al Ain, fronteriza con Turquía, provocó hoy pánico en Ceylanpinar, el municipio turco limítrofe, al impactar metralla de granadas en el pueblo.

Según la agencia de noticias turca Anadolu, cazas sirios bombardearon las posiciones de los rebeldes que en noviembre se habían hecho con el control de Ras al Ain tras duros combates.

En tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, uno de los más estrechos aliados de Al Assad, se reunió hoy en Turquía con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, con quien deliberó durante tres horas a puerta cerrada sobre cuestiones energéticas y la situación en Siria.

Durante una rueda de prensa conjunta con Putin en Estambul, Erdogan exigió el fin de la violencia en Siria y señaló que la colaboración con Rusia contribuirá a la estabilidad de la región. Ambos se mostraron de acuerdo en reforzar las relaciones económicas bilaterales y Erdogan anunció la firma de 11 acuerdos.

Los mandatarios se encuentran divididos en su postura sobre Siria, ya que Putin es uno de los principales aliados de Al Assad y Turquía apoya a los rebeldes que luchan para derrocarlo. (Télam) hr-fma-mag 03/12/2012 16:04


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.