Negociación AMIA sigue mientras Irán aporte

El Gobierno rindió ayer el primer informe sobre las negociaciones con Irán para lograr el juzgamiento de los nacionales de ese país cuya extradición ha reclamado, hasta ahora en vano, la Justicia por su presunta responsabilidad en el atentado a la mutual judía AMIA, en 1994. Héctor Timerman y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, visitaron ayer la sede de la DAIA (que nuclea a las entidades de la comunidad judeo-argentina). La reunión se llevó a cabo en el edificio de la calle Pasteur y los funcionarios fueron recibidos por el presidente de DAIA, Julio Schlosser; el vicepresidente, Waldo Wolff; el secretario general, Jorge Knoblovits, y David Sujarchuk, miembro del consejo directivo, además de un grupo de familiares de víctimas del atentado.

Los funcionarios explicaron que el objetivo de esa negociación es que se cumplan los pedidos de extradición y que Irán permita el juzgamiento de esos acusados, algunos funcionarios del Gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, aunque sea en un tercer país, según la propuesta de Cristina de Kirchner en su discurso ante la Asamblea de la ONU. Esta reunión había surgido como una iniciativa del Gobierno cuando las autoridades de DAIA se entrevistaron con la Presidente en noviembre pasado.

Timerman hizo en el primer tramo de la reunión una exposición sobre las intenciones de esta negociación. «Un periodista me preguntó cuál era el negocio del Gobierno de meterse en este tema», ilustró el canciller. Agregó que el pedido había sido de Irán y que hasta ahora el interés de ese país era avanzar en las conversaciones. Hasta la fecha se han hecho dos reuniones de delegados de los dos países en Ginebra; la próxima está prevista para la última semana de enero, y en todas ellas los enviados de Teherán, afirmó el funcionario, han permitido percibir que hay intención de Irán de avanzar por este camino. El diálogo, afirmó Timerman, seguirá siempre que la Argentina vea que «del otro lado no hay una actitud negacionista o que nos haga perder el tiempo». En esta línea aseguró que «hemos hecho mucho (...) somos el único país que ha logrado que Interpol emita tarjetas rojas (de captura internacional) contra los iraníes».

Explicó Timerman que había que comparar esta iniciativa del Gobierno con los juicios por delitos de lesa humanidad cometidos durante la represión clandestina de las guerrillas. «Ante eso hubo dos actitudes en distintos países. En algunos se eligió la reconciliación o el cambio de información por el olvido de los castigos. En la Argentina, en cambio, se eligió otra vía, el juicio y castigo a los responsables. Eso es lo que se hizo después de 1983 y también ahora con este atentado», sostuvo.

Afirmó que el único compromiso del Gobierno es que conozca la verdad y que sean castigados los culpables. También señaló que el tema se maneja «de la misma manera en la que estaría en una mesa de negociaciones con Gran Bretaña» por la soberanía de las islas Malvinas.

Timerman se manifestó comprensivo con la expectativa que este camino ha creado en los familiares. «He vivido de forma personal la violación de los derechos humanos y entiendo la ansiedad que le gana a uno cuando no se avanza. Pero sé que hay que tener paciencia y esperar al final del camino, pidió.

En un tramo de la conversación se planteó el tipo de relación comercial que tiene la Argentina con Irán: «Ni el Gobierno ni el Estado argentino -explicó Timerman- hace comercio con Irán. La Argentina no es productora de bienes para comercializar, por eso no hay que confundirse. En esta negociación no tiene lugar alguna el tema comercial». Contó que desde que Irán levantó el bloqueo hacia la Argentina hay empresas que comercializan productos hacia ese país. «Algunos son argentinos -afirmó sin dar nombres- y hacen esos negocios desde el país o desde el Uruguay». El Gobierno «no se va a apartar del camino de la justicia; no hay ningún interés por fuera de resolver el caso del atentado a la AMIA, no hay ningún interés económico ni de otro tipo», consignó.

A lo largo de la reunión los familiares y dirigentes presentes hicieron preguntas de los detalles de lo conversado hasta ahora en Ginebra, pero el canciller declinó dar precisiones. «Todo lo que se resuelva allí, en su momento, será puesto en conocimiento del Congreso de la Nación y también será informado a los familiares de las víctimas», afirmó Timerman. Si hay un acuerdo sobre el tema, éste deberá ser «aprobado o rechazado por el Congreso. (...) allí está representado todo el pueblo argentino», señaló.

El presidente de DAIA, Julio Schlosser, agradeció la presencia del canciller, destacó su disponibilidad para el encuentro y sostuvo que «la única intencionalidad de los familiares fue colaborar, aceptar y conversar sobre la búsqueda de justicia». Explicó que la AMIA también había sido invitada «cordialmente» al encuentro, expresó su deseo de que para la próxima reunión «toda la comunidad esté acá sentada» e indicó que el objetivo de hoy era «esclarecer especialmente a los familiares». «Para los familiares fue altamente positivo; entonces, la opinión de los dirigentes está de más», agregó Schlosser.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.