Mujica en acción: vuela en clase turista y atiende críticas por su apoyo a Chávez

Mientras trataba de acomodar su equipaje en el avión que la llevaría de Lima a Caracas, la semana pasada, la pasajera venezolana Marta de la Vega se sorprendió al ver que en el asiento delante del suyo, en clase turista, viajaba el presidente uruguayo, José Mujica.

Es otro ejemplo de la proverbial austeridad del mandatario uruguayo, tan valorada por el contraste con la ostentación y el despilfarro de otros mandatarios. De la Vega relató la anécdota con admiración, pese a disentir en los motivos del viaje, en la revista venezolana Tal Cual.

La nota, titulada "Mi viaje con Mujica", tuvo un fuerte impacto en Uruguay y se sumó a varios artículos que en los últimos meses resaltaron, con elogios, los frugales hábitos del presidente, al que se puede ver frecuentemente cuando almuerza en un bar del centro, en el show de una murga o haciendo las compras en su viejo "escarabajo".

La pasajera venezolana cuenta que el personal de Taca-Avianca no había reconocido a Mujica y, cuando llegó el momento de descender en Caracas, uno de los tripulantes se acercó a la fila de asientos en la que viajaba y preguntó: "¿Es usted el presidente?".

Pero la pregunta estaba dirigida a otra persona, un hombre "alto, rubio, de ojos azules", que resultó ser el custodio. Fue Marta quien le señaló al otro pasajero: "No, es el señor mayor que tiene frente a usted".

"Soy yo el presidente", dijo luego Mujica, que por primera vez tuvo un trato preferencial, recién para bajar del avión.

Según la narradora, el presidente iba "sentado en la primera fila de clase económica, asiento 7F". Ella admitió que, al reconocerlo, no pudo contenerse de reprocharle el motivo del viaje a Venezuela

"Buenos días, presidente Mujica. Es un honor saludarlo. Pero lamento mucho que vaya a Venezuela para avalar mañana un acto que es irregular, ilegal e inconstitucional", le espetó al mandatario.

Eso mismo le reprocha a Mujica la oposición y esta semana el Parlamento convocó al canciller Luis Almagro para que explique por qué el presidente pidió autorización del Senado para ir a un acto institucional y participó de la ceremonia del chavismo del 10 de enero.

"Amablemente me respondió: 'Señora, yo entiendo lo que siente; voy a un acto diplomático, pero es un asunto que tienen que resolver los venezolanos'", escribió De la Vega.

"Sí, presidente; pero los gobiernos demócratas no pueden respaldar esta flagrante ruptura del hilo constitucional con toma de posesión virtual", agregó. Y se animó a describirle las intenciones del líder bolivariano, según su perspectiva de venezolana: "Chávez no es demócrata aunque tenga el disfraz".

Luego le dijo que era "amiga personal de Pompeyo Márquez", un ex guerrillero comunista. "Ojalá pueda hablar con él en Caracas", agregó De la Vega, ya más en confianza, y le aseguró que Márquez era "un demócrata" como él.

El presidente mantuvo su buen talante, según el relato, y le dijo: "No se preocupe que verá que todo se va a arreglar". Luego le dio la mano "con gesto amigable". De la Vega escribió que no quiso "ser fastidiosa", por lo que le dijo su nombre, le deseó "una feliz estadía en Caracas" y no volvió a hablarle.

Sobre las actitudes de Mujica durante la travesía entre Lima y Caracas, señaló que "estaba leyendo y de vez en cuando se levantaba de su asiento para estirar las piernas y mover los brazos en el sitio".

Viajaba "vestido con guayabera de lino color amarillo crema" y "se puso lentes oscuros para salir del avión", agregó, entre otros pormenores. "Viajar en vuelo comercial como turista denota modestia y uso austero de los recursos públicos uruguayos", destacó la narradora.

La crónica del diario Tal Cual reforzó la imagen de Mujica en el exterior, fomentada a partir de los medios extranjeros y de los turistas que se lo cruzan en cualquier esquina. Pero se trata de un prestigio que contrasta con las críticas dentro del país de dirigentes de la oposición.

Legisladores blancos y colorados cuestionan que la imagen de austeridad no se refleja en el gasto público.

En las redes sociales, el éxito del verano fue una foto que un turista argentino les tomó a Mujica y a su esposa, la senadora Lucía Topolansky, almorzando en un bar de la ciudad de Carmelo, que justamente se llama "Lo de Pepe".

 


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.