"nada mas que una noche", la primera novela de anabella franco

Buenos Aires, 6 de febrero (Télam).- La primera novela del género erótico escrita por una autora argentina tiene por título "Nada más que una noche" y su mentora es Anabella Franco, una joven docente de literatura y Ciencias de la Comunicación que supo narrar la historia sensual entre Lavinia y Nicolás.

La historia narrada por Franco está situada en la ciudad de Avellaneda en una familia de escasos recursos. De adolescente, la protagonista casi fue abusada por la pareja de su madre, un hombre alcohólico que no llegó a violarla gracias a la intervención de su hermana, quien escuchó sus gritos desesperados.

La bella y sensual Lavinia, pasado un tiempo y cansada de la mala vida que le proporcionaban en ese "hogar", decidió marcharse -ya con un oficio de costurera- con su hermano menor, Héctor, para rehacer su vida y lograr un futuro mejor para ambos.

En ese marco, conoce a Nicolas Hagen, un empresario que por distintos motivos personales, tiene una relación distante con las mujeres a las que seduce con su belleza y buen trato, pero no se compromete con ninguna hasta que conoce, de casualidad, a la bella Lavinia en el negocio de ésta que está en quiebra.

"Me gustó mezclar lo contemporáneo con lo erótico y no visto desde escenas eróticas explícitas sino además mostrar todo el submundo de sensualidad y erotismo que subyace, donde se mueve el personaje masculino y el tipo de vínculo que los une desde un principio", explica Franco en una entrevista con Télam.

"A mi novela, la calificaría como `contemporáneo-erótico´", apunta Franco, que por estos días estuvo en muchos medios hablando del erotismo, las parejas y la infidelidad, gracias al boom que también desató a nivel mundial, la novela "Cincuenta sombras de Grey".

"Antes, había novelas románticas con un gran tinte de machismo, a veces encubierto; sobre todo en obras de los 70 u 80 que los mismos autores escribían distinto a lo que escribe por estos últimos tiempos", recuerda.

"Todo era mucho más solapado por aquellas épocas. Era lo que se admitía, y ahora hay una revolución de lo femenino donde la mujer se anima a contar más sobre sus experiencias, sobre sus deseos. La mujer cambió, ahora trabaja y eso se manifiesta en las novelas", explica.

¿Por qué se vende como una novela erótica y no hay tantas escenas de sexo explícito? "Porque hay distintos matices dentro de erotismo. No es solo plantear escenas sexuales explícitas en varias partes de la novela para llenar espacios", indica Franco.

"En esta novela trabajé mucho la psicología del hombre que tiene más facilidad para desprenderse de los sentimientos en el momento del sexo que la mujer", revela.

Franco comenta que esta historia la tenía guardada entre sus escritos desde el 2006: "Cuando la escribí el mundo editorial no estaba preparado para este tipo de novelas. Siempre escribí sobre esta temática, es algo natural en mí".

Franco cuenta que la historia surgió de su experiencia en una escuela de la zona donde ejerció como docente.

"Siendo maestra me encontré en el medio de situaciones familiares muy complejas, que daba para escribir -como una manera de denunciar- y obvio, mezclarlo con la pasión que no puede escapar a ningún ser humano", concluye. (Télam) abp-jg-agf 06/02/2013 13:50


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.