Luz y Fuerza logró un aumento por encima de la pauta oficial

Después del apagón de diciembre y los problemas en el suministro eléctrico que se sucedieron durante los dos primeros meses del año, el Gobierno no quiere que nuevos cortes de luz afecten el humor de los consumidores. Contra reloj y bajo la amenaza de un quite de colaboración a partir de la hora 0 de hoy, acordó ayer con el gremio de Luz y Fuerza , que maneja Oscar Lescano, un aumento salarial escalonado durante los próximos 11 meses, retroactivo a enero. De acuerdo con el gremio, sus afiliados obtendrán un ajuste salarial final del 31,6% a partir de enero del año próximo. Ese número está por encima de la pauta oficial, en torno al 20%, y también de las negociaciones que se cerraron hasta ahora.

Sin embargo, el Gobierno obtuvo de parte del líder sindical un guiño importante: el acta acuerdo que se firmó en la sede del Ministerio de Trabajo indica que tendrá vigencia por los próximos 18 meses. Es una pieza de colección para los negociadores oficiales , en un contexto en que nadie sabe cuál será la liquidez del salario para esa fecha.

En despachos oficiales apuntaron otro dato: el aumento promedio para este año será del 20,6%, de acuerdo con sus cálculos.

Fue una negociación con múltiples entredichos. Luz y Fuerza representa a los trabajadores de las distribuidoras Edenor y Edesur. Y, en menor medida, tiene participación en los sectores de generación y transporte de electricidad. Luego de varias semanas de discusiones, anteayer les había informado a las empresas que tomaría desde hoy una medida de fuerza por tiempo indeterminado, como informó LA NACION.

Los funcionarios tomaron nota. La subsecretaria de Trabajo, Noemí Rial, se comunicó con el sindicalista el lunes por la noche, explicó una fuente cercana a Lescano. Lo convocó a la reunión de ayer, donde también estuvieron, además de las empresas, el ministro Carlos Tomada; el coordinador de Planificación, Roberto Baratta, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof. El último es el hombre clave: las eléctricas acumulan pérdidas debido a la política tarifaria del Gobierno, por lo que no tienen margen para otorgar recomposiciones salariales.

A cambio de que estamparan su firma en el acta acuerdo, Kicillof se comprometió a implementar en las próximas semanas mecanismos que les permitan a las compañías hacer frente a los mayores gastos que tendrán debido al ajuste de salarios. Su equipo tiene en estudio diversas opciones. De acuerdo con fuentes al tanto de las negociaciones, para las distribuidoras hay una alternativa que lleva la delantera: aumentar el cargo fijo a la demanda que creó a fines del año pasado para financiar obras por parte de las empresas. Las compañías sostienen que eso les liberaría fondos para hacer frente a otras erogaciones, como los salarios.

En noviembre de 2012, el Gobierno ordenó un pago adicional por factura a partir de $ 4, para los casos de mínima. Esos fondos adicionales se destinan a fideicomisos para financiar inversiones.

Otra alternativa es "perdonarles" a las empresas el pago a Cammesa (la compañía administradora del mercado eléctrico) de una parte de la energía que compran, algo que ya ocurre de hecho.

Para quienes producen electricidad, en tanto, fuentes al tanto de las negociaciones sostienen que está en estudio aumentar la remuneración por potencia; es decir, el pago por la disponibilidad de las usinas eléctricas.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.