"No levantaremos el secreto bursátil ni el bancario"

«La ley no prevé ningún levantamiento del secreto bursátil ni bancario», sostuvo ayer de manera enfática Alejandro Vanoli, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), organismo que desde la modificación de la ley de mercados de capitales nucleará más poder sobre el funcionamiento en la operatoria bursátil.

En ese sentido, señaló que según la norma «la CNV va a poder compartir información con el Banco Central y con la Superintendencia de Seguros, sin necesidad de levantar el secreto. Es para poder prevenir delitos bursátiles, cambiarios, impositivos y de lavado de dinero».

En una entrevista con Ámbito Financiero desde su oficina en el octavo piso del edificio de la CNV, Vanoli habló de todos los temas que hacen a los recientes cambios en la ley. Frente a la pregunta sobre el cuestionado artículo 20 de la norma, que introduce la figura del veedor con facultad de veto y las de separación de los órganos de administración por 180 días, tras un simple pedido de las minorías ante la propia CNV, por supuestas irregularidades y sin sumario previo, respondió: «Fue una facultad que no fue impulsada por la CNV ni por el Poder Ejecutivo, sino que surgió de la dinámica legislativa».

Periodista: Uno de los puntos que mayor temor creó la ley es que se levante el secreto bursátil. ¿Qué respuesta da?

Alejandro Vanoli: Se generaron temores infundados. La ley no prevé ningún levantamiento del secreto bursátil ni bancario. Es para cumplir con pedidos de propios organismos internacionales, además del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional). La ley establece que la CNV va a poder compartir información con el Banco Central y con la Superintendencia de Seguros sin necesidad de levantar el secreto. Es para poder prevenir delitos bursátiles, cambiarios, impositivos y de lavado de dinero. De hecho Uruguay tuvo que cambiar hace unos años la ley de secreto bancario para cumplir con normas internacionales.

P.: Respecto de la desmutualización, ¿cómo serán los pasos a seguir?

A.V.: En la reglamentación se fijará el cronograma y las condiciones. La ley prevé que cualquier persona que cumple requisitos de idoneidad y patrimoniales para poder operar en un mercado, lo pueda hacer. Hoy es una entidad cerrada que para poder entrar necesitaba alguien que quisiera salir. Creemos que en el mediano plazo esto es muy positivo porque va a haber más operadores que van a generar negocios, por lo tanto los mercados van a tener más facturación y ganancias. Puede agrandar los beneficios de los dueños existentes. Así, los accionistas se van a ver beneficiados por una mayor valorización.

P.: Otro de los puntos que levantó críticas es que la CNV se convierte en el único organismo de control en la oferta pública de acciones y títulos.

A.V.: Es así en todo el mundo: todo el trámite de oferta pública está concentrado en el regulador. Acá había superposición de funciones, entonces lo que vamos a determinar es de qué manera las bolsas y mercados pueden agregar valor. No es el espíritu que desaparezca ninguna institución ni que haya menos gente trabajando en el mercado de capitales. Al contrario. Es una reforma que busca eliminar las duplicaciones y bajar costos, pero creemos que desde las bolsas y mercados hay mucho para hacer.

P.: Desde la Bolsa de Comercio de Buenos Aires se señala la intención de tornarse una sociedad anónima. ¿Qué establece la ley?

A.V.: No hay modificaciones en cuanto al funcionamiento de las Bolsas sobre la estructura societaria. Lo único es que ratificó que los mercados deben ser sociedades anónimas y desmutualizados, pero cada Bolsa decidirá si prefiere una estructura mutual o ser una sociedad anónima.

P.: El artículo 20, que da más poder a la CNV sobre empresas, generó incertidumbre por un avance del Estado sobre las empresas.

A.V.: Fue una facultad que no fue impulsada por la CNV ni por el Poder Ejecutivo, sino que surgió de la dinámica legislativa. Es normal en muchos mercados del mundo, donde la tendencia internacional es que los reguladores tengan más facultades a partir de la crisis. De hecho la posibilidad de tener un veedor con amplias facultades está en la carta orgánica del Banco Central. La posibilidad es que el regulador pueda tomar medidas en casos gravísimos. Esta facultad, donde se establece una apelación ante el Ministerio de Economía y en última instancia siempre está la posibilidad de contralor judicial posterior, se prevé para casos de excepcional gravedad. Está inspirado en el hecho que los inversores minoritarios y los accionistas puedan estar protegidos. La historia da cuenta de que muchas veces hubo prácticas abusivas.

P.: Tal como se aprobó la ley, ¿cumplió las expectativas que tenía?

A.V.: Quedé muy satisfecho. Es una política del Gobierno nacional de hacer la reforma del mercado de capitales que complementa la reforma de la carta orgánica del Banco Central. Con esto la Argentina se pone en sintonía con el mundo, cumpliendo con los estándares internacionales. Esta era una vieja aspiración de la CNV, que tiene que ver con darle un rol fiscalizador importante y cambiar la estructura del mercado, para hacerlo también más cerca de la gente: más eficiente, más amigable, menos costoso y que pueda haber más actores.

P.: ¿Cuál es el cronograma que se va a seguir para llevar a cabo la reglamentación?

A.V.: Cuando se promulgue la ley, que estimo ocurrirá en estos días, nos habilita 6 meses para dar la reglamentación. Estamos coordinando con el Ministerio de Economía todos los temas, que son muchos, que tienen que ver con desde la estructura de mercado hasta el funcionamiento de las calificadoras de riesgo, con el objetivo de canalizar el ahorro a la actividad productiva, y la federalización del crédito, que es una preocupación del Gobierno nacional. Seguramente vamos a tomar contacto con todos los actores del mercado para escuchar sus inquietudes y hacer una reglamentación donde todos puedan opinar, pero en base al espíritu de la ley, que tiene que ver con darle a la CNV amplias facultades, como existe en todos los países del mundo, y tener una estructura del mercado con pasos progresivos hacia la integración y desmutualización de los mercados. Hay que ir rápidamemente hacia una integración de las distintas plataformas de los mercados: la ley lo que prevé es que se genere una plataforma de negociación única. Entonces el primer paso tiene que ver con la compatibilidad de los sistemas y el segundo con la integración operativa; y en el futuro la integración de los mercados. Lo importante es que los inversores puedan acceder desde cualquier lugar al mejor precio de compra y de venta, y que todos los productos estén en un mismo mercado.

P.: Hubo declaraciones de distintas Bolsas y mercados en avanzar con la federalización de los mercados.

A.V.: Son declaraciones de intenciones. Lo que rescato es que los actores privados entendieron que hay que generar sinergia. El mercado de capitales argentino no puede ser competitivo y tener escala si está fragmentado. Tomaron nota de que la fragmentación se va a terminar y que el camino es la integración. Desde la CNV, aspiramos a que estos conceptos sean respetados. No vamos a interferir en la forma en que las distintas entidades del sector privado quieran negociar entre sí en términos de las cuestiones societarias, o quiénes son los dueños, la participación societaria, quiénes son los gerentes, por ejemplo.

P.: ¿Quién va a definir qué plataforma se va a utilizar?

A.V.: La CNV estableció hace un tiempo que había que cumplir con normas informáticas de última generación, como es el sistema FIX. Lo que se tiene que generar es una plataforma única con un sistema de última generación. Después quién hace el desarrollo o quién es el proveedor, ya es una cuestión del sector privado. Muchos mercados ya cuentan con esta herramienta y otros manifestaron que ya la van a tener. De hecho hay una obligatoriedad de que a partir del 1° de enero todos deben contar con esta herramienta.

P.: ¿Ya está establecido cómo ciertas instituciones, como las universidades, podrán ser calificadoras de riesgo?

A.V.: La ley establece que el servicio de calificación de riesgo lo pueden presentar calificadoras que cumplan requisitos que la CNV fije en la reglamentación, e incluye en la lista como posibles actores a las universidades nacionales. De los objetivos que estableció el Gobierno nacional son fundamentales tres: que la calificación no sea obligatoria, es decir, reducir la dependencia; que haya competencia y se termine con el oligopolio que existe hoy, ya que hay sólo cuatro entidades; y el tercer punto tiene que ver con que en la Argentina funcionó relativamente bien a diferencia de en otros países, donde las calificadoras de riesgo no estuvieron a la altura de las circunstancias. Queremos consolidar una mirada profesional alternativa, complementaria, que no tenga prejuicios.

P.: ¿Van a seguir las cuatro que están actualmente?

A.V.: Todos los que cumplan con la reglamentación van a quedar. Los que cumplan con las condiciones que la CNV establezca en la reglamentación, en cuanto a requisitos de patrimonio, idoneidad, independencia y transparencia metodológica van a poder seguir operando.

Entrevista de María Iglesia


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.