Otro líder mundial sufre una lenta agonía en el país: Apple padece la falta de productos por el "cerrojo" a lo importado

La Argentina se ha transformado en un campo minado para las empresas importadoras. Y, como consecuencia de las duras condiciones que impone la administración kirchnerista, los directivos de compañías que dependen del ingreso de productos del exterior, actualmente trabajan bajo una fuerte presión: quien no se adapta, desaparece del mercado.

En esta guerra contra lo importado, en la cual el botín más preciado es el colchón de dólares que busca resguardar el Gobierno, no hay discriminación por tamaño, rubro o "fama". Todas aquellas marcas que intentaron sobrevivir en este difícil terreno debieron acatar las reglas de juego o bajar las persianas.

Así las cosas, una firma presente a lo largo y ancho del mundo, como Zara, debió dejar de lado la posibilidad de ofrecer en la Argentina el mismo portfolio "globalizado" e incorporar más prendas de origen nacional.

En el terreno automotriz, compañías como Mitsubishi debieron salir a exportar maní, agua mineral embotellada y hasta comida para animales para generar un cupo de dólares suficiente que le permita ingresar vehículos al país.

En cambio, hubo otras compañías que, o bien no se adaptaron o bien desistieron de seguir operando en un mercado cada vez más complicado para llevar adelante una actividad importadora.

Así, el listado de marcas que no tuvieron más remedio que bajar persianas, armar las valijas y abandonar el país no paró de ampliarse en los últimos meses. En este grupo están incluidas firmas de la talla de Calvin Klein, Ermenegildo Zegna, Cartier, Kenzo y Polo Ralph Lauren.

Y en el campo de la tecnología -rubro donde el "cerrojo" es doble, dado que además de las trabas para importar el Gobierno desalienta con impuestos y aranceles a todos aquellos artículos que compiten con los de Tierra del Fuego- muchas firmas están condenadas a padecer una lenta agonía.

Tal es el caso de Sony que, tal como reconocieron fuentes cercanas a la compañía a iProfesional.com, tiene inconvenientes para abastecer a los 10 locales que posee en la Argentina, de modo que se vio obligada a centrar su estrategia prácticamente en la venta de LCD que se producen bajo licencia en el sur del país.

Pero el caso más emblemático en la batalla por la tecnología importada es el que le toca atravesar a Apple, una marca que no está instalada de manera directa en la Argentina pero que sí tiene presencia por dos vías: a través de sus "premium resellers" (distribuidores oficiales) o de las grandes cadenas de retail, como Frávega, Garbarino o Compumundo, que no tienen la línea completa de la marca de la manzanita sino que se enfocan en los modelos más buscados, como el iPad.

El problema es que los gadgets de la firma fundada por Steve Jobs que en el exterior se venden como "pan caliente", en la Argentina se consiguen a duras penas y luego de "patear" la calle, recorrer locales y visitar los distintos portales de venta online.

Así, mientras que los grandes comercios, que manejan multiplicidad de líneas y modelos, ante la escasez de productos Apple cubren los espacios vacíos con artículos de otras marcas, los "premium resellers" están atados a ella y, en consecuencia, tratan de sobrevivir como pueden.

Muchos de estos locales hoy son una sombra de lo que supieron ser dos o tres años atrás, cuando la política oficial en contra de lo importado no alcanzaba el nivel actual. De este modo, las repisas de gran parte de estos comercios hoy son cubiertas con accesorios como fundas o auriculares, cuando en realidad en ese lugar deberían estar exhibiéndose (y vendiéndose) tabletas, computadoras de escritorio y notebooks.

En uno de los Apple stores más importantes de la Ciudad de Buenos aires, ubicado sobre la calle Ayacucho, el panorama es desalentador: actualmente no tienen ningún iPad a la venta y, de los más de doce modelos de notebooks que deberían tener en stock para comercializarse, apenas pueden ofrecer un modelo.

Basta ingresar a la página web de la firma para observar que prácticamente todos los productos allí exhibidos tienen la misma leyenda: "Sin stock disponible", tal como se puede observar en su portal de ventas online: 



Al consultar a través del servicio de venta telefónica por una tablet, uno de los responsables se mostró desconcertado: "No tenemos nada y no tenemos idea de cuándo puede estar entrando el nuevo pedido. De lo que es iPad te diría que de acá a dos meses no sabemos si vamos a tener algo, pero por las dudas volvé a llamar en un par de semanas a ver si hay novedades".

En otro de los premium resellers, como iPoint, tenían stock del iPad 3, pero poco y nada de la versión 2: "De esa línea nos queda la de 16Gb en negro. Hace como dos meses que no estamos recibiendo nada y no sabemos cuándo van a estar entrando".

Apple, presa de los controlesCabe destacar que las tabletas acaban de ser incluidas en el controvertido régimen de las licencias no automáticas, un mecanismo que recae sobre numerosos rubros y por el cual el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, determina qué empresa puede importar y cuál no. Y esto puede abarcar desde un tractor hasta un par de zapatillas.

Sin embargo, este no es el único problema: antes de que una firma pueda iniciar el trámite por las licencias, debe tener aprobada la Declaración Jurada Anticipada de Importación, un régimen que administra la AFIP pero en el que también tiene voz y voto Comercio Interior. Y aquí es donde se dan las mayores demoras.

En este contexto, iProfesional.com dialogó con el propietario de uno de los principales distribuidores autorizados de la marca de la manzanita, quien destacó que "hay una nueva dinámica en el mercado. Hoy tenemos dos grandes problemas: las nuevas licencias no automáticas que se le empezaron a aplicar a las tablets y que frenó todas las gestiones que estábamos llevando adelante y las declaraciones juradas, de las cuales nos aprueban una de cada cinco que presentamos".

La escasez de productos de Apple pega en todos los segmentos, dado que también alcanzó a los grandes monstruos del negocio, como son la grandes cadenas de retail. 

Así las cosas, desde el servicio de venta telefónica de Compundo aseguraron a iProfesional.com que "de lo que es iPad tenemos solamente la 2 y la de 16Gb. Hace un tiempo que no recibimos nada. Nos dijeron que es por las trabas a las importaciones".

En el portal de la compañía se puede observar cómo subsiste a la venta un sólo modelo de iPad. Lo único que pueden ofrecer como variedad son los colores: blanco y negro. 



El dato a tener en cuenta es que, mientras que en la Argentina en algunos comercios apenas se consiguen dos modelos, en el exterior, considerando todas las versiones, capacidades y colores disponibles, es posible elegir entre 48 versiones distintas.

Desde el servicio de venta telefónica de Compumundo también brindaron un panorama desolador: "De iPad tenemos poco y nada. Nos queda sólo la iPad 2 de 16Gb pero sin 3G. Del resto por ahora no hay nada y no tenemos idea de cuándo van a estar entrando".

"Cualquier cosa llamá en una semana o dos", sugirieron. 

A continuación, una imagen que resume el problema de oferta en la Argentina: 



Locales vacíos y empresarios "aguantando" como puedenEl director comercial del premium reseller que pidió estricto off the record, por temor a sufrir represalias, aseguró que "los grandes, que no están atados a una única marca, pueden zafar, cubren el espacio con otra gama de productos y listo. Pero a nosotros nos están complicando mucho, porque mientras que hace un tiempo podíamos concretar una operación de importación cada una o dos semanas, ahora tenemos que esperar dos o tres meses". 

El directivo de una entidad empresaria que nuclea a firmas tecnológicas de primera línea y que también pidió mantener su nombre en reserva, alertó a iProfesional.com que "conocemos de cerca la realidad que les toca vivir a los empresarios que son representantes de Apple en la Argentina y la verdad es que la tienen muy difícil. Algunos sobreviven con el servicio técnico o vendiendo accesorios, otros en cambio tienen la suerte de que les entre algo de stock, pero hay mucha imprevisibilidad".

Sin embargo, el director comercial del premium reseller aseguró que "con fundas y auriculares no vamos a poder sobrevivir mucho tiempo. Más cuando los impuestos, los salarios y todos los costos y gastos fijos para mantener la estructura que tenemos no paran de aumentar todos los meses", disparó.

Precios: otro lastre para AppleEn este contexto de fuertes trabas a lo importado, con incertidumbre en los plazos, altos impuestos y una tasa de inflación anual superior al 25%, los potenciales compradores de productos Apple no sólo deben enfrentar el problema de la escasez, también deben resignarse a pagar uno de los precios más elevados en todo el mundo, si se considera el tipo de cambio oficial. 

En efecto: tal como se puede observar en el siguiente gráfico, quien adquiera cualquier producto de la marca de la manzanita en un local porteño deberá abonar, en dólares, entre un 56% y un 67% más que en Estados Unidos.



Lo interesante es que esta gran brecha se da a pesar de que, para el cálculo del precio local, se consideró una rebaja del 10% que todavía se ofrece como promoción con algunas tarjetas de crédito.

Además, se le sumó el 15% extra a los precios vigentes en Estados Unidos, que es el recargo que desde hace cerca de seis meses se aplica a las compras con tarjeta. Así y todo, los valores locales son mucho más elevados. 

El directivo de la cámara que accedió a dialogar en off, explicó que "todas estas empresas que ingresan al país productos de Apple tienen que compensar cada dólar que importan como parte del plan conocido como ´1 a 1´. Y la mayoría, lo que termina haciendo es pagando un ´peaje´ del 10% o más para que otra empresa, por ejemplo del rubro alimentos, exporte a su nombre. Y esto genera claramente un costo extra".

El punto más preocupante es que, frente a las enormes complicaciones para importar, al país todavía no llegaron oficialmente las últimas novedades, que sí se consiguen en el exterior.

Esto genera que, aquel usuario que quiera tener en sus manos los lanzamientos más recientes de la marca, que no se ofrecen en los comercios autorizados, deba recurrir al "mercado blue" de la tecnología: las páginas de comercio online, como Mercado Libre.

Allí ya se puede encontrar la novedosa iPad Mini pero, con un "pequeño" detalle: su altísimo precio, dado que en general se trata de particulares que se dedican a ingresar estos productos al país, que son comprados con tarjeta de crédito (con el 15% de recargo) o con dólares a precio informal.

Tal como quedó de manifiesto en la infografía anterior, el modelo de 32GB del iPad Mini, por ejemplo, debe pagarse en Mercado Libre a un valor equivalente a u$s950, un 92% más caro que en un comercio en Miami.

Peor es la ecuación para quien quiera comprar en la Argentina la flamante iPad 4: el modelo más completo, de 64GB con tecnología 4G, cotiza en este portal de comercio electrónico a u$s2.073, un 117% más que en los Estados Unidos.

A contramano del mercadoDesde uno de los "premium resellers" porteños aseguraron a iProfesional.com que las dificultades para acceder a las tabletas están complicando el negocio: "De nada nos sirve que nos habiliten sólo la importación de notebooks o las computadoras de escritorio. El corazón de la actividad hoy son las iPad y sin éstas se hace muy difícil levantar la persiana todos los días".

No es para menos: en este último tiempo, en todo el mundo se aceleró la tendencia por la cual las tabletas le sacan cada vez más terreno a los demás equipos, que están cayendo en desuso.

En este sentido, las perspectivas para la Argentina no escapan de la tendencia global: se estima que el año pasado se vendieron 350.000 tabletas frente a las 233.000 del 2011, lo que implicó un crecimiento del 50%.

Claro que, frente a los problemas de abastecimiento de Apple, otras marcas ya están comenzando a sacar un gran provecho de la demanda, tales como Coby, Xview, Titan, Sony y Samsung.

La misma fuente recalcó además que "como empresario me da mucha bronca porque no hay reglas de juego claras. No es raro que estemos semanas luchando por una autorización y de golpe le termina saliendo a otro que empieza a captar todas las ventas que podrían ser nuestras".

Frente a esto, también se quejó de la falta de competencia y el desincentivo que genera este "cerrojo" a lo importado: "Antes teníamos que ser creativos. Ganábamos por sellar acuerdos con bancos, por brindar un buen servicio de post venta... Ahora nadie tiene que hacer nada: el que tiene el producto, por la escasez que hay, lo vende en cuestión de días y sin hacer ningún tipo de promoción o publicidad. Lo poco que llega sale sin esfuerzo".

Pero esto, lejos de ser una ventaja, es una contrariedad: "La verdad es que, si tuviésemos stock, podríamos vender muchísimo más. Con lo que tenemos no alcanza".


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.