Juicio por default se convirtio en disputa entre titanes financieros

Buenos Aires, 5 de enero (Télam, por Mara Laudonia).- La Argentina logró en la últimas semanas dar vuelta el tablero en la relación de fuerzas en su batalla contra los fondos buitre: unas 15 entidades, donde se incluye al Gobierno de Estados Unidos, a los titanes de fondos financieros y a la ex numero dos del FMI Anne Krueger, se plegaron al planteo local de dar vuelta el fallo del juez Thomas Griesa.

Lo que comenzó con un juicio los fondos buitre contra la Argentina, tras aquel fallo de febrero de 2012 de primera instancia de Griesa, se transformó al inicio del 2013 en una batalla sin cuartel entre los primeros y los pesos pesado de las finanzas mundiales, en la arena neoyorkina.

Esto es así porque lo que está en juego es la credibilidad de las leyes de Estados Unidos en su garantía a la promoción de las restructuraciones soberanas que históricamente promovió, como solución a las quiebras de los países.

Desde aquel fallo de la Corte el 26 de octubre que ratificó la postura de Griesa sobre el pari passu (tratamiento igualitario) desfavorable al país, y la actitud de éste de redoblar la apuesta con la confirmación de su fallo el 21 de noviembre de 2012, con una fórmula de pago que compromete los fondos de los acreedores que ingresaron a los canjes del 2005 y 2010 de la Argentina cambiaron los vientos.

La estrategia legal que llevó a cabo el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y comandada por Cristina Kirchner, comenzó a dar su frutos.

El gobierno argentino comenzó un prédica de la posición intransigente e incongruente del juez neoyorkino y de las implicancias del fallo de Griesa para la comunidad internacional, que tuvieron eco en el gobierno de Estados Unidos, premios Nobel y expertos internacionales.

Hoy nadie con peso en la arquitectura financiera internacional es ajeno al desenlace de este juicio, que tendrá una audiencia clave en la Corte el próximo 27 de febrero, que fue denominado por el Financial Times como el juicio del siglo en la materia.

El tablero de adeptos quedó definido así, entre los más destacados: Bank of New York Mellon (BONY, el agente de pago): considera que el pago a los acreedores se realiza en el país a través de un fideicomiso, por lo que cuando los recursos llegan a Estados Unidos pertenecen a los acreedores, por lo que no estarían alcanzados por la jurisprudencia americana para una incautación.

Es el banco más grande de depósitos en el mundo, con 27,7 billones de dólares en activos bajo custodia y administración, y 1,4 billones de dólares en activos bajo gestión.

Gobierno de los EEUU (Departamentos del Tesoro, Justicia y Estado): Considera de "interés excepcional" el caso y advierte que podría dañar las relaciones económicas y diplomáticas de Estados Unidos con el resto del mundo.

Euroclear: Es el sistema de clearing más importante de Europa con transacciones anuales superiores a los 300.000 millones de euros.

Manifestó profunda preocupación por la interpretación de Griesa, que afectaría al normal funcionamiento de los mercados, y considera que Griesa ha excedido su jurisdicción en tanto alcanza a una entidad de Bruselas y viola la leyes belgas.

Clearing House Association: es un entidad conformada por los principales bancos comerciales de los EEUU. y plantea que la orden de pagarle a los buitre antes que a los acreedores del canje debe ser dejada sin efecto, ya que viola los principios de equidad, así como leyes federales y estaduales.

Anne Krueger: La ex número dos del FMI busca revancha de su planteo efectuado en 2001, que sostenía la necesidad de un sistema para las quiebras de países, finalmente rechazado por la administración Bush.

Para la experta siempre existe la posibilidad de que los países enfrenten niveles de deuda excesivos y que, en dichos casos, la restructuración sigue siendo la mejor solución posible "tanto para el país como para el mundo".

Concluye que las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) bajo ningún aspecto resultan suficientes para resolver los problemas que enfrentan los procesos de restructuración, como opina Griesa.

Y advierte la posibilidad de que los procesos de recuperación económica para los soberanos se tornen aún mas complejos, si hay trato preferencial a aquellos que no participen del proceso de restructuración.

Fintech y Gramercy: son grandes fondos de riesgo, de los mayores acreedores de la Argentina, que se toman el caso como un disputa personal en el juicio contra los fondos buitre.

El primero, a través de su dueño, David Martínez, ya conoce a Paul Singer desde el 2005 con la Argentina, cuando NML buscó frenar el canje de deuda, pero la disputa por millones siguió en México a raíz de una quiebra de una empresa fabricante de vidrio.

BlackRock: es el fondo comandado por Larry Fink, número 42 en la lista de hombres poderosos de la Revista Forbes, la mayor administradora de activos del mundo, por más de 3 trillones de dólares.

American Bankers Association (ABA): es una asociación de entidades financieras fundada en 1875. Toma posición en representación de la industria financiera de los EE.UU. y en particular de los que asumen el rol de fiduciarios.

Refuerza la posición de BONY dado el rol de fiduciario de los bonos emitidos por Argentina en ambos canjes.

Además, se encuentran el grupo de Tenedores de Bonos del Canje en Euros y varios fondos de inversión ubicados de Delaware, un paraíso fiscal dentro de los Estados Unidos.

Por último, entre los que se presentaron a favor del fondo buitre NML, figuran: Washington Legal Foundation, Duane Morris y Kenneth Dam, un profesor de la Universidad de Chicago, entro otros académicos. (Télam).- mel-abc 05/01/2013 20:20


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.