Inti trabaja con japon en alternativas urbanas para cuidar el medio ambiente

Buenos Aires, 19 de noviembre (Télam).- El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) fue elegido por el Ministerio de Ambiente de Japón para trabajar en la verificación de emisiones de gases de efecto invernadero en ómnibus de las líneas 61 y 62, con el objetivo de desarrollar, en un futuro, alternativas urbanas más amigables con el ambiente.

"Japón puso a prueba, a partir de la semana pasada, las capacidades del INTI como organismo responsable de cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por un bus hídrico que posee la empresa Tatsa y su comparación con las de los ómnibus convencionales para confeccionar un plan de Medición, Registro y Verificación (MRV)", según informaron desde el Instituto.

Una vez evaluado el proyecto piloto, la intención del gobierno japonés será "realizar un convenio bilateral con Argentina que permitirá aplicar el plan de MRV en nuestro país en proyectos establecidos en una lista positiva, que son aquellos cuya factibilidad para la reducción de gases de efecto invernadero ha sido comprobada", explicó el INTI.

En el plan de monitoreo realizado entre el INTI y Tatsa se propuso, por ejemplo, medir la distancia recorrida por el ómnibus y el consumo y calidad del combustible.

Es por ello que el trabajo integra a diversas áreas del Instituto, como Ambiente, Metrología Legal, Certificación, Mecánica, Energía y Química, donde cada uno aporta sus conocimientos específicos.

El bus híbrido, en este caso, se compone por el motor del vehículo que tiene acoplado un motor eléctrico de 132 kW, un grupo electrógeno que está continuamente en marcha y 42 baterías de corriente continua.

En este sentido, el director de Proyectos Especiales e Internacionales de Tatsa, Juan Sacco, detalló que "cuando el motor de tracción exige mayor cantidad de energía, el adicional lo suministran las baterías; cuando no lo necesita, carga esas baterías".

Una particularidad interesante de este proyecto es que permite aprovechar la energía cinética de los frenos, energía que en los autos convencionales se pierde en forma de calor.

El 50 por ciento de la energía total que utiliza este ómnibus se envía a los frenos y se convierte luego en batería para el motor de propulsión.

“El ahorro de gasoil en relación a un vehículo convencional está entre 30 y 35 por ciento. Todo lo que sea ahorro de combustible, por otra parte, se traduce en reducción de la contaminación”, destacó Sacco. (Télam) rjf-vnp-jmm-abc 19/11/2012 12:28


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.