En ingresos altos, el Impuesto a las Ganancias se queda con dos sueldos al año

La central de Trabajadores de la Argentina (CTA) cercana al Gobierno tiene un planteo propio sobre el Impuesto a las Ganancias que pagan los trabajadores en relación de dependencia, según el cual no es un “impuesto al trabajo” como plantea el dirigente camionero Hugo Moyano, sino un “tributo progresivo”.

Así lo plantea un trabajo del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA) dependiente de la CTA.

En ese paper, en cuya confección intervino el asesor jurídico de la CTA Héctor García, se afirma que gravar las rentas del trabajo personal con el Impuesto a las Ganancias “no es una originalidad argentina” y que en el país “la contribución que se realiza es inferior a la de otros países de América Latina”.

“Este tributo es progresivo en sentido doble. No afecta al conjunto de los trabajadores sino a aquellos de más altos ingresos, y la tasa se eleva a media que las remuneraciones son mayores”.

García señaló al matutino El Cronista que “hoy la franja que tributa es el 20% del total de los asalariados, lo que demuestra que el alcance está magnificado porque se busca un impacto político”.

A medida que aumenta el sueldo neto del asalariado registrado, el impuesto en términos absolutos es mayor, pero también lo es en términos relativos, medido en cantidad de sueldos mensuales.

De este modo, mientras que un soltero sin hijos que percibe un ingreso neto mensual de $7.800 debe pagar un impuesto anual equivalente a casi medio sueldo ($ 3.484), otro trabajador soltero pero con ingresos de $15.000 aporta anualmente una cuantía similar a dos salarios mensuales.

Al analizar la situación de un trabajador casado y con dos hijos se puede apreciar que el efecto es el mismo. Mientras que aquel que gana $10.500 debe pagar al fisco $4.782 (es decir, anualmente medio sueldo), el que percibe el ingreso que es cercano al doble ($19.900) del ejemplo señalado, debe pagar $40.656 (el equivalente a dos sueldos).

Sobre el mínimo no imponible, el trabajo de CIFRA sostuvo que “si bien creció fuertemente en términos nominales, se aprecia un fuerte retraso desde 2008”.

Entre 2008 y 2011, el mínimo no imponible se actualizó en una proporción menor al crecimiento de los salarios y del índice del precio del consumidor. El salario nominal se incrementó 96,6% y el IPC creció 75,9%, mientras que el piso del Impuesto a las Ganancias tuvo un aumento de sólo 44%. En 2012 no hubo ningún cambio.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.