Un impuesto que absorbe parte de la suba salarial

El aumento del piso salarial para pagar Ganancias en este ejercicio fiscal tendrá, según se prevé, su impacto en las negociaciones paritarias del año. La suba decidida por el Gobierno, de 20%, es inferior a la inflación esperada para este año, de 25%, que a su vez está en línea con lo que varios gremios preveían ya reclamar y también con las previsiones que las áreas de recursos humanos de las grandes empresas estaban haciendo desde los últimos meses de 2012.

El ajuste es, además, menos que la mitad de la inflación acumulada desde inicios de 2011, cuando se había aplicado la ahora penúltima modificación al esquema del impuesto. Desde entonces, los precios subieron alrededor de 50%, según los datos de fuentes no oficiales. Eso explica por qué la CGT de Hugo Moyano le reclamaba al Gobierno, al que ahora está enfrentado, que el ajuste se hiciera considerando ese porcentaje.

Según un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), si el incremento anual de ingresos de los trabajadores supera el 20%, entonces es posible que se eleve el número de contribuyentes y también la tasa efectiva de descuento de quienes siguen alcanzados. Sin embargo, se advierte, el efecto dependerá en cada caso del momento en que se suban los salarios y de la gradualidad que se establezca para aplicar las mejoras. Desde hace años, es usual que en los acuerdos entre empresas y sindicatos se establezca una suba desdoblada en dos, tres o hasta en cuatro veces.

Es cierto que muchos empleados que son contribuyentes de Ganancias están en realidad fuera de convenio, por ser profesionales o personal jerárquico. Pero de todas formas, las empresas están previendo que otorgarán, a ese segmento, subas salariales similares a las que se pacten con los sindicatos, según surge de varios relevamientos.

Aumentos recortados

La situación actual determina que, en la práctica, un aumento nominal de salarios de 25% se transforme en una suba efectiva de hasta cinco puntos porcentuales menos (es decir, que el efecto sea de 20 y no de 25%), porque una parte de la suma involucrada irá a parar a las arcas fiscales.

Sería necesario un incremento de alrededor de 30%, si se busca lograr que efectivamente vaya un 25% más de dinero a los bolsillos. El número es variable, de todas formas, según el nivel de ingreso.

Visto de otra manera: en las negociaciones salariales de este año, el impuesto podría quedarse con una suma de hasta más de 2 de cada 10 pesos que la empresa destine para mejorar los ingresos de sus trabajadores.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.