La impaciencia empresaria, en el trasfondo del anuncio oficial

Unidos por el espanto que les provoca ver los números de sus empresas, los cuatros popes del sector eléctrico argentino se pusieron de acuerdo a principios de este mes. A pesar del habitual escarnio público al que somete el Gobierno a los empresarios irreverentes, decidieron mandarle un pedido por escrito al viceministro de Economía, Axel Kicillof. El texto, fechado el 2 de noviembre y firmado por Marcelo Mindlin, Fernando Pujals, José María Hidalgo y José María Vázquez (máximos referentes de Pampa Energía, AES, Endesa y Sadesa, de los Miguens Bemberg), solicita una audiencia para que les expliquen de dónde provendrán "los fondos para atender los requerimientos de ajustes salariales que estamos recibiendo". Y señalan que por su fuerte déficit operativo no pueden "tomar un compromiso de ajuste salarial sin conocer el origen de los fondos para satisfacerlo". Para ellos, el anuncio de ayer fue una respuesta parcial a su carta.

No fueron los únicos que se atrevieron a cruzar la línea que va desde el planteo verbal hasta el reclamo escrito, siempre con riesgo de trascendencia en los medios de comunicación y, por lo tanto, peligroso a la hora de negociar con los funcionarios kirchneristas. En octubre, los generadores de electricidad reunidos en Ageera, la asociación que los representa, enviaron una misiva en la que reclamaban que "se arbitren en forma urgente" los medios para que cobren lo adeudado, luego de que Cammesa, la administradora del mercado eléctrico, comenzó a registrar demoras que, a juicio de los empresarios, ponían al sistema en riesgo. Pocos días después, sobrevino el apagón que dejó sin luz a media Ciudad de Buenos Aires.

Sus "primos" del sector gasífero también respiraron profundo y mandaron un pedido por escrito con reclamos similares. Llevó la firma de las 12 compañías del sector, tanto distribuidoras como transportistas.

Tanto coraje por parte de empresarios que se mantuvieron en silencio durante la mayor parte del kirchnerismo no puede ser casualidad. La respuesta está en los números de las empresas: Edenor, Edesur y otra veintena de distribuidoras dejaron de pagar la totalidad de la energía, compran para vender a sus clientes.

Metrogas, la mayor distribuidora de gas del país, dejó de pagarles una parte de la boleta a las petroleras que le proveen el gas con el que abastece a la Ciudad de Buenos Aires. Generó otra ironía del modelo energético que se instaló en el país con el kirchnerismo.

Es la principal víctima de la empresa, atrapada por el congelamiento de tarifas, fue la estatizada YPF.

Hubo también movimientos individuales por parte de empresas. Mindlin, un empresario que se considera afín al Gobierno, reiteró por escrito la situación de Edenor y la transportadora de electricidad Transener, dos de sus empresas, al Ministerio de Planificación. No tuvo una respuesta formal, sino todo lo contrario. El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), el organismo que regula el sector eléctrico, tuvo menos condescendencia con él que con el resto de las empresas cuando Edenor dejó de pagar la factura completa de la luz.

Los empresarios están convencidos de que los ajustes en la factura, del cual no recibirán recursos de manera directa, son contrarios a los deseos de Kicillof, pero responden a la situación real de las empresas y al temor oficial. Más allá de lo discursivo, a funcionarios y ejecutivos les resulta claro que compañías que acumulan pérdidas e interrumpen pagos tienen un margen escaso a la hora de hacer inversiones. Son las que determinan, en última instancia, el humor de la población con respecto a un funcionario o un servicio, en especial cuando falla, como ocurrió con la luz hace dos semanas semanas.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.