La guerra de los alfajores de arroz suma nuevos competidores

El mercado de los alfajores de arroz ya era un nicho atractivo para las alimenticias en 2010, pero pegó el gran envión en 2011, donde se convirtió en territorio de disputa para una decena de participantes.

Y el año pasado fue el de la explosión de la categoría. Es que el ingreso de Molinos, que se quedó con la fabricante del Chocoarroz, hizo que la extensa red de distribución de la empresa de los Perez Companc llevara el producto a miles de puntos de venta.

La venta de alfajores de arroz arranca 2013 con una base de $500 millones anuales -casi diez veces más que hace dos años- y el mercado crece a razón de unos $150 millones por temporada.

Chocoarroz -que viene siendo líder indiscutido- amplió su llegada a una mayor cantidad de puntos de venta. Si bien la marca perdió 10 puntos de participación entre 2010 y 2012 -bajó de 91,6% a 81,9% del mercado-, lo que cedió en porcentaje lo ganó en volumen.

Detrás de esta marca se ubican Cachafaz y Lulemuu y, más lejos, Abuela Mecha, Natuel, y Arrocitas, entre otras empresas.

De todas formas, las marcas ofrecen distintos productos. Chocoarroz y Cachafaz, por ejemplo, tienen gramajes similares. Pero la tercera más vendida, Lulemuu, trabaja con productos más chiquitos, con alfajores de 27 gramos.

La entrada de Molinos llamó la atención de otros gigantes, que ya estudian cómo participar del segmento. En la industria se dice que Arcor está muy cerca de entrar con alfajores de arroz marca "Ser", muy reconocida en cereales, yogures, aguas y otras variantes de alimentación "light".

Y que Molino Cañuelas, la empresa de la familia Navilli, mandó a estudiar su etiqueta "9 de oro" (la de los bizcochitos) para saber si también puede sacar tajada.

En la empresa cordobesa no confirman ni desmienten lo que cuentan entre supermercadistas y otros competidores. "La categoría de alimentos saludables les interesa. Y especialmente en alfajores, donde Arcor quiere mantenerse entre los líderes y hay un ligerísimo (por ahora) traspaso de los ‘comunes' a los ‘lights'", cuenta un consultor que está siguiendo el tema.

Desde que la empresa Deli Light -fundada por Mónica Hertz- lanzó su Chocoarroz, Molinos empezó a mirarla con atención. Hertz creó la firma casi por accidente, cuando le dio a probar al dueño de una dietética las cosas ricas y light que había cocinado para sus amigas.

El producto se convirtió casi en un genérico -es decir que aún quienes eligen otras etiquetas piden un "Chocoarroz"- y se terminó vendiendo en u$s15 millones.

Deli Light empezó por conquistar a las dietéticas. Luego llegó a los kioscos y, desde la entrada de Molinos, se afianzó en los supermercados. Sus competidores son fuertes en los canales más chicos, pero su llegada a las góndolas es diferente a la que tiene la empresa de la familia Perez Companc, que distribuye desde aceites hasta fideos, pasando por harina y salchichas.

Natuel es una de las marcas con mayor presencia en dietéticas, aunque perdió cierta participación de mercado, según datos de una consultora que mide la categoría y le envía los resultados a las empresas.

En Molinos también están evaluando si la marca Chocoarroz se puede extender a otras categorías. Uno de los nuevos nichos que podrían explorar es el de galletitas para "picar", también de bajo contenido calórico.

 


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.