El Gobierno acusó a Edenor de desequilibrar el mercado eléctrico

Aunque la demora en las transferencias de fondos por parte del Gobierno hacia las provincias y las empresas contratistas del Estado es moneda corriente, los funcionarios reaccionan molestos cuando quienes tienen inconvenientes para cobrar son los organismos que ellos dirigen. Los problemas de pago de Edenor, la distribuidora de luz más grande del país, por la electricidad que vende a sus más de dos millones de clientes van camino de convertirse en un caso ejemplar de esta situación.

El último día del mes pasado, Cammesa, la administradora del mercado eléctrico, le envió una carta a la empresa que pertenece a Pampa Energía, el holding energético de Marcelo Mindlin, en la que la intima al pago inmediato de $ 77,21 millones que le debe por la energía que le facilitó para atender a sus clientes. El texto, al que tuvo acceso LA NACION, va aun más lejos: acusa que "el volumen" de deuda "afecta seriamente el equilibrio de pagos del MEM [el mercado eléctrico mayorista]". Por eso, intima a la compañía a saldar ese rojo en su totalidad, a más tardar, en un plazo de 10 días.

Cammesa es una empresa mixta en los papeles, pero controlada por el Gobierno en la práctica. Es la encargada de cobrar por la energía que venden las distribuidoras, como Edenor o Edesur, y, con esos fondos, pagarles a quienes la producen, como Endesa Costanera, Dock Sud o El Chocón, entre muchas otras empresas.

Cadena de reproches

A principios del mes pasado, Edenor le informó a Cammesa que le pagaría aproximadamente un 50% de su factura de aquí hasta el próximo aviso. Los motivos: por la escasez de recursos le dará prioridad a mantener la calidad de servicio para sus clientes mediante inversiones que demanda la operación diaria de sus redes. La empresa justificó la decisión en que el sistema eléctrico está en un proceso de transición hacia un modelo de remuneración sobre la base del cálculo de costos (cost plus), como anticipó el viceministro de Economía, Axel Kicillof, a un grupo de empresarios. Esa modalidad, que aún está en estudio, reemplazará al sistema de competencia acuñado en los 90, que luego tuvo múltiples remiendos durante el kirchnerismo.

En la práctica hay otras causas. La eléctrica acumula quebrantos como consecuencia de la suba de costos, en especial en salarios, y el congelamiento de tarifas. No es la única empresa del sector en esa situación, sino que forma parte de una lista mucho más grande. Por ejemplo, Edesur, distribuidora que presta el servicio en la ciudad y parte del conurbano bonaerense, también dejó de pagar en tiempo y forma sus obligaciones con Cammesa. La compañía, sin embargo, propuso un plan de pagos, que hasta ahora Cammesa aceptó.

La carta documento lleva la firma de Gonzalo Saliva, apoderado de Cammesa. Pero responde a órdenes de despachos más altos. El 24 de octubre, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) le envió una carta a la empresa en la que amenaza con "tomar las medidas de carácter administrativo y sancionatorio a que haya lugar" en caso de que no salde, también en días, su pasivo. Entre sus firmas lleva la de Mario de Casas, el interventor del organismo, un ex hombre de Julio Cobos que se ganó la confianza del ministro de Planificación, Julio De Vido, tras el voto no positivo del ex vicepresidente.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.