Galliano vs. Dior: lejos del glamour, una polémica relación laboral

No todo es glamour en el mundo de la moda. John Galliano entabló una millonaria demanda laboral contra su ex empleador Dior, que podría teñir el sofisticado rosa que hizo famosa a la marca de rojo furioso. En marzo de 2011, el modisto británico fue despedido por la firma Christian Dior luego de un altercado en un bar de París donde, en estado de ebriedad, profirió insultos racistas y antisemitas del tipo amo a Hitler. El diseñador se disculpó, fue juzgado por el hecho y debió pagar una multa.

Tras el escándalo, Galliano anunció que ingresaría en un plan de desintoxicación y bajó su perfil. Ahora, dos años después, entabló una demanda judicial contra Dior porque considera que la rescisión de su contrato fue improcedente. A principios de este mes, un tribunal laboral aceptó examinar la demanda a pesar de que la casa Dior alegó que una corte de Relaciones Laborales no debería intervenir en el caso porque Galliano era más bien un trabajador independiente y no un empleado como cualquier otro. Del lado de Galliano destacan que el modisto dirigió las colecciones femeninas de la firma durante 15 años y que la firma le proporcionaba, entre muchos otros beneficios, auto con chofer, asistente personal y acciones, por lo que podía considerarse empleado, y despedido. Lo que está en juego, en definitiva, es una suculenta indemnización.

En el futuro, la justicia francesa decidirá si el despido fue o no procedente. Pero, ¿qué pasa en la Argentina con los contratos y las acciones privadas de las personas en ámbitos públicos?

Según la ley, en ningún caso las acciones públicas de las personas fuera del ámbito laboral pueden generar sanción por parte de las empresas, explica Gustavo Gallo, del estudio legal homónimo, ya que las acciones públicas de las personas, fuera del ámbito laboral, pertenecen a la esfera privada de las mismas. "Salvo que al llevarlas a cabo el empleado se identifique como dependiente de la empresa, utilice por decisión propia o por obligación el uniforme de la empresa o en razón de la actividad de la empresa tal acción sea lesiva de los intereses de la misma, por ejemplo, que el empleado se manifestara a favor de la muerte asistida y fuera un trabajador de la salud", aclara Gallo.

Hugo Mansueti, del Mansueti, Gallo & Sallette y docente de la UCA, dice que al usar el uniforme se supone que un empleado representa a su firma. Sin embargo, "habría que analizar si los hechos públicos llevados a cabo por el trabajador, utilizando el uniforme de la empresa, pueden revestir el carácter de incumplimiento que habilite una sanción o de injuria o incumplimiento grave que habilite su despido". Hubo casos locales de trabajadores que llevaron a cabo acciones públicas en ocasión de medidas de fuerza con el uniforme y cuyos despidos fueron considerados injustificados porque su acción se desarrolló en el marco de un reclamo laboral.

Cuando en los platillos de la balanza se contraponen el gasto indemnizatorio a la imagen de la compañía, para muchas organizaciones pesa más este último y prefieren pagar. "A veces para evitar un juicio por discriminación se aclara que la persona queda despedida sin invocación de causa y se le paga", dice Gallo. Cuando falta esa aclaración, el despedido podría sentirse discriminado y pedir la reincorporación. "En la Argentina, la reinstalación no está regulada, pero hay jurisprudencia a partir de la protección constitucional contra el despido arbitrario. Hay que demostrar que el despido fue discriminatorio, pero son pocos los casos", agrega Gallo.

En el affaire Galliano también se discute si era empleado o no de Dior. "El trabajador en relación de dependencia es un trabajador subordinado", explica Julián de Diego, del estudio homónimo. "Es muy difícil pensar que Galliano recibía directivas y estaba subordinado jerárquica, técnica y económicamente. Se puede dudar de que era un empresario independiente", dice, pero enseguida advierte que, por otro lado, a un autónomo no se lo puede sancionar tal como hizo Dior.

Para Mansueti, si el caso Galliano -tal como se conoce- hubiese sucedido en la Argentina, "claramente la relación entre ambos hubiera sido del tipo laboral. En este contexto -dice-, a primera vista no aparece del todo justificado el despido de un empleado por manifestaciones reprochables fuera del ámbito laboral y que no están dirigidas en forma directa hacia su empleador".

En nuestro país se presume la existencia del contrato de trabajo. Natalia de Diego, abogada de De Diego & Asociados, explica que "si el trabajador invoca que existe una relación laboral, el empleador debe demostrar elementos de prueba que acrediten lo contrario".

"Cada vez se tiene más en cuenta el riesgo para la reputación de la empresa cuando suceden cosas que hacen que la opinión pública se le vuelva en contra", dice Cristian Gorbea, gerente de Desarrollo Organizacional y Calidad de Banco Hipotecario. Y agrega: "Antes, las organizaciones buscaban buenos profesionales, pero ahora, además de eso, se buscan persona íntegras, conscientes del rol que tienen dentro y fuera de la empresa, que sean buenos líderes en su trabajo, pero también en su casa y en ámbitos extralaborales".

Mas allá de la ley

"En tanto una persona represente a la empresa tiene que hacerlo responsablemente. Si va en un avión en viaje de trabajo y genera un conflicto y tiene una actitud agresiva, ahí está en rol de funcionario de la empresa. Se pueden tomar distintas medidas, no tiene por qué ser un despido directamente -ejemplifica Alejandro Melamed, vicepresidente de RR.HH. para Coca-Cola-. Pero esto va más allá de la desvinculación, que en definitiva se refiere a si hay que indemnizar o no. Es si querés a esa persona, con esa forma de pensar, en la empresa."

Mientras, John Galliano busca dejar atrás el episodio y reinsertarse en el plano laboral. Por ahora, lo está logrando con una pasantía que da que hablar en los talleres de Oscar de la Renta. "Soy un alcohólico. Llevo dos años en rehabilitación. Antes, durante años, caí en una locura enferma. Dije cosas dolorosas para otros, especialmente para la comunidad judía. Aún hoy sigo lamentándolo en público y en privado", transcribe el diario El País, de España. Según los especialistas, el "caso Galliano será un leading case [caso testigo] en el ámbito de la justicia laboral".


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.