Funcionarios, intendentes y diputados rechazaron impuesto a combustibles impulsados por

Buenos Aires, 27 de noviembre. (Télam). Funcionarios del gobierno nacional, intendentes bonaerenses y diputados nacionales rechazaron hoy la propuesta del gobernador Daniel Scioli y del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, para crear un impuesto adicional sobre el precio de los combustibles.

En ese marco, los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Economía, Hernán Lorenzino, y de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, se pronunciaron en contra del tributo y adelantaron que el gobierno nacional acudiría a la Comisión Federal de Impuestos para evitar que las provincias avancen en la creación de nuevos tributos sobre el consumo a los combustibles.

Ante la polémica de Vido adelantó que el Gobierno podría recurrir a la Comisión Federal de Impuestos para evitar que las provincias avancen en la creación de nuevos tributos sobre el consumo a los combustibles.

En declaraciones a la prensa efectuadas en el marco de la 18va Conferencia Industrial que organiza la UIA, en la localidad de Cardales, De Vido dijo que el Gobierno va a hacer "una presentación" con la empresa YPF en rechazo de las iniciativas de distintas jurisdicciones por gravar los combustibles.

"Hemos hablado con YPF y vamos a hacer una presentación. Vamos a recurrir a la Comisión Federal de Impuestos", señaló el funcionario, en referencia al órgano que tiene a su cargo el cumplimiento del Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos.

La Comisión está integrada por funcionarios de la Nación, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de los Ministerios de Hacienda, Economía y Finanzas de todas las provincias.

"Desde el punto de vista político no estamos de acuerdo" con la instrumentación de impuestos adicionales a los combustibles, que ya sucede en Córdoba y esta siendo analizado en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, dijo el funcionario.

También el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, rechazó la posibilidad de crear un impuesto adicional al consumo de combustibles, tal como ya aprobó la Legislatura de la provincia de Córdoba, y como se analiza en la Ciudad de Buenos Aires como uno de los recursos para financiar el traspaso de los subterráneos.

Lorenzino anticipó que el Gobierno analizará recurrir a la Justicia por entender que iniciativa de tal tipo resultan inconstitucionales y van en contra de la división de poderes en términos de facultades tributarias.

A su turno, Randazzo sostuvo que “no es buena la creación de nuevos impuestos", y consideró necesario "apelar a la responsabilidad en la administración de los recursos cuando uno gestiona”.

Dijo que “teniendo en cuenta que se haría un impuesto a los combustibles que es distorsivo y regresivo, no tiene demasiado sentido”, y consideró que “hay que administrar eficientemente y fijar prioridades”.

Al igual que los funcionarios nacionales, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y el jefe Comunal de Avellaneda, Jorge Ferraresi, se manifestaron en contra de la idea del gobierno bonaerense porque es una “política económica recesiva que podría perjudicar el consumo”.

En esa línea, Ferraresi considero es una medida que “generaría una baja en la demanda y un aumento indirecto en otras cosas”, y agregó: “No estoy de acuerdo con la política de cargar a los usuarios con un aumento”.

El intendente de Avellaneda consideró que esta medida “provocaría un aumento de costos directos e indirectos, ya que también transfiere un incremento en los costos del transporte y la distribución de carga”.

Por su parte, Insaurralde manifestó que "es un impuesto regresivo, que puede perjudicar el consumo y además subir costos en general, perjudicando a la población".

"Hay que ser creativos, administrar bien los recursos y en caso de necesitar mayores fondos, hay que orientar la búsqueda hacia a aquellos que tienen mayor capacidad contributiva”, fundamentó el jefe Comunal en declaraciones a Télam.En ese sentido, concluyó que “hay que cuidar el consumo y la producción en nuestro país y no generar impuestos regresivos que perjudiquen a los que menos tienen".

En tanto, el diputado nacional Eric Calcagno (FpV) se sumó a los cuestionamiento y calificó como un "sálvese quien pueda", las iniciativas impulsadas en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y el gobierno porteño, tendientes a aumentar la presión fiscal a los combustibles para resolver problemas de financiamiento.

“Un nuevo marco federal de relaciones entre el Estado nacional y las Provincias no puede significar el sálvese quien pueda en materia tributaria", manifestó el legislador en declaraciones a Télam.

En el mismo sentido se expresó su par radical Miguel Bazze, quien afirmó que "es una locura que el gobierno de la provincia pretenda incorporar un impuesto al combustible".

La polémica en la provincia de Buenos Aires se inició cuando el ministro Infraestructura bonaerense Alejandro Arlía anunció que se estudia aumentar diez centavos por litro de combustible en la Provincia. (Télam) jea-luc-rl 27/11/2012 21:57


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.