Fuerte crítica a la reformas en el Banco Central

El prestigioso semanario inglés The Economist criticó duramente la reforma de la carta orgánica del Banco Central y aseguró que quedó convertido en "el chanchito del gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner".

Para la publicación, la autoridad monetaria argentina perdió la última hebra de independencia que le queda. "Ahora pueden requerirle transferir al Tesoro efectivo hasta por el 20% de la recaudación más el 12% de la base monetaria, utilizar las reservas a voluntad para pagar las deudas del Gobierno y jugar un rol más activo regulando a los bancos y conduciendo el crédito a industrias favorecidas".

The Economist recordó que en 2010 la Presidenta forzó la salida del anterior presidente del BCRA, Martín Redrado, y que desde entonces utilizó más de 16.000 millones de dólares de las reservas para pagar deudas.

El artículo sostiene también que había un problema para utilizar este año 5700 millones de dólares adicionales porque la ley vigente exigía mantener una relación entre las reservas y el circulante. Sólo permitía utilizar el excedente para pagos de deudas, pero ese excedente "se había terminado".

"La señora Fernández, como su esposo y predecesor, Néstor Kirchner, ha perseguido implacablemente el crecimiento. Pero se hizo cada vez más difícil. Las finanzas públicas han caído en déficit gracias a los inflados subsidios utilizados para mantener bajas las tarifas de los servicios. Mientras el superávit de la cuenta corriente disminuye, el Gobierno ha impuesto frenos a las importaciones e impuesto estrictos controles de capitales", señaló la publicación.

También añadió que el Gobierno podría ahora usar las reservas del Banco Central para pagar los 9300 millones de dólares que debe al Club de París, un obstáculo para conseguir fondos de los mercados internacionales de capitales. Pero el efecto inmediato del cambio de la ley ha sido fogonear las preocupaciones de que la inflación va a elevarse.

También el artículo recuerda que del hall de entrada del BCRA desapareció la placa que recordaba que la primera y fundamental misión de la institución era preservar el valor de la moneda.

YPF, una señal

Además destacó que "otra señal de la creciente desesperación gubernamental es el acoso a YPF, de la española Repsol. Como ex monopolio estatal, YPF arrastra los sentimientos nacionalistas. Recientes afiches inspirados por el Gobierno fueron pegados en Buenos Aires mostrando el logo de la petrolera y el mapa de las Malvinas bajo la leyenda: Son argentinas".

Recordó que la Presidenta "acusa a YPF de hacer caer la producción de petróleo y gas. Los petroleros culpan al Gobierno: los productores reciben 42 dólares por barril exportado y alrededor de 70 en el mercado doméstico, mientras en el mercado mundial el precio es de más de 120".

La conclusión es que "lo que hace todo esto perverso es que la Argentina está sentada sobre la que posiblemente es la tercera mayor reserva de hidrocarburos on shale en el mundo; YPF calcula que el desarrollo costará 25.000 millones de dólares al año por una década. Ni siquiera el Banco Central puede suministrarle a la señora Fernández [por la Presidenta] semejante cantidad. Pero las necesidades políticas de corto plazo son las que dictan la política argentina, en lugar de la prosperidad de largo plazo"..


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.