Frenos a la sustitución de importaciones

El Gobierno ha tomado medidas frente a los problemas de la política económica. El "cepo cambiario" a la compra de divisas y las restricciones que traban las importaciones son de las más resonantes e implican un reconocimiento de dos problemas. Uno, la incapacidad de la política de la posconvertibilidad para cambiar la estructura económica heredada. Otro, el retorno al centro de la macroeconomía de la "restricción externa" que algunos consideraron ingenuamente como un problema superado.

Oficialmente se señala que ambas políticas promueven la "sustitución" de importaciones industriales y la reindustrialización gracias a una estrategia simple y ya ensayada en el pasado: impulso del consumo por vía monetaria y fiscal, junto con freno a productos importados que atiendan esta demanda inflada. Así se pretende crear rentabilidad a la industria local y se espera respuestas de inversión que amplíen la capacidad productiva para atender la demanda doméstica y aumentar exportaciones. La experiencia demuestra que no es tan sencillo industrializar la economía local.

Si bien la sustitución de importaciones puede avanzar en algunos bienes de baja intensidad tecnológica y demanda cautiva, el cuello de botella es la producción de bienes de capital y los de mayor contenido tecnológico. La inversión y mayor producción de bienes de consumo se frena si no hay un correlato con inversión en bienes de capital (incluida la infraestructura). La producción de bienes y servicios de consumo siempre incorpora los costos indirectos transferidos desde la producción de bienes de capital y con salarios crecientes en divisas este problema se acentúa. Subsidiar los costos empresarios con bajas tarifas de servicios públicos alivia temporalmente el problema, pero no se sostiene por la suba de los déficits en servicios públicos y falta de recursos para inversión e innovación en ellos. Esto hace tiempo se observa en el país y además no todos los costos empresarios tienen la misma estructura, por lo que los subsidios no compensan otros costos de insumos y bienes de capital.

La experiencia dice que la sustitución se frena por cinco elementos. Uno: suba de costos internos resultantes de la inflación por la expansión de la demanda sin respuesta inmediata de la oferta. Dos: límites de un mercado que no crea economías de escala. Tres: ausencia de un sistema institucional de innovación y cambio tecnológico que transfiera ventajas a la industria. Cuatro: un patrón de consumo más diversificado, junto con una distribución desigual del ingreso. Cinco: inconsistencias de la política macroeconómica que no sostiene un tipo de cambio real favorable a la competencia de los bienes industriales.

Muchos de estos elementos que frenaron en el pasado el proceso de sustitución de importaciones son más acuciantes. La competitividad y las diferencias de productividades relativas entre la economía nacional y los líderes industriales son mayores. El tipo de cambio oficial se atrasa y no crea "expectativas" favorables para la inversión privada de largo plazo, especialmente en bienes de capital.

Industrializar una economía es complejo. Basta observar a Brasil, país con mayor tradición industrial y con un instrumento potente de promoción en su banco de desarrollo (Bndes). Pese a ello, la industria brasileña pierde peso en la estructura económica y tiene problemas para competir. Es que para industrializar una economía, la creación de ventajas comparativas dinámicas tiene que ser más acelerada que la apropiación de ventajas comparativas de los recursos naturales. Hace falta articular por años un sistema que sostenga la innovación tecnológica transferida a la producción, una inserción mundial, inversión en infraestructura y una política macroeconómica que sostenga un sistema de precios relativos favorables a la competitividad global de la industria. Nada de esto se observa hoy en la Argentina.

Se ven subsidios, una política internacional errática, deterioro de la infraestructura y un sistema de precios relativos cada vez menos competitivo. No se avanza hacia una estructura económica que cree ventajas comparativas para a la industria, se estabiliza una estructura productiva y una política macroeconómica dependiente de los sectores "extractivos" de recursos naturales. Se profundiza la concentración económica.

Estos resultados serían esperables por la acción de los mercados. ¿Por qué se dan en una economía cada vez más regulada, en precios como en apropiación y asignación de capital? La respuesta no está ni en el mercado de cambios ni en las importaciones, sino en la ineficacia reguladora y el error conceptual de la política oficial.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.