Fallo: Bonfiglio Pablo Dante c/ DirecTV Argentina S.A.

Fallo provisto por Microjuris.com.arBonfiglio Pablo Dante c/ DirecTV Argentina S.A.Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del TrabajoSala/Juzgado: XFecha: 31-oct-2012Cita: MJ-JU-M-76226-AR | MJJ76226 | MJJ76226El solo ofrecimiento económico efectuado -suma adicional por viáticos- no logra compensar la afectación que produciría el nuevo traslado que implicaría también un daño no resarcible en el sentido del mayor tiempo que debía invertir el trabajador en viajar hasta el nuevo establecimiento. Fallo:Buenos Aires, 31/10/2012 El Dr. DANIEL E. STORTINI dijo: 1º) La sentencia de primera instancia viene apelada por la demandada y el actor a tenor de los memoriales obrantes a fs. 301/304 y vta. y 305/vta., con réplica de sus contrarios a fs. 311/313 y 317/vta. Apelan asimismo el perito contador (fs. 300) y la representación letrada del actor (fs.305/vta.) por considerar bajos los honorarios que se les regularan. Se agravia la demandada porque la sentenciante que me ha precedido admitió la acción interpuesta al considerar probado en la causa que la empleadora incurrió en un ejercicio abusivo del "ius variandi" que justificó la decisión del trabajador de considerarse despedido. Sin embargo, lo hace con argumentos que resultan ineficaces para revertir la decisión adoptada en la instancia precedente.

De comienzo considero menester señalar que se encuentra fuera de controversia que el actor laboró para la demandada desde su ingreso (1/11/2000) en las oficinas ubicadas en la Av. Corrientes 485 piso 2 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que en el mes de abril del año 2010 la empleadora le comunicó su decisión de trasladar la totalidad del establecimiento a la localidad de Munro de la Provincia de Buenos Aires, lugar donde debería concurrir a prestar tareas a partir del 26/05/2010, al igual que el resto de los dependientes. Dicha circunstancia no conformó al demandante, quien tras el cruce postal que obra en autos, finalmente se dio por despedido.

El aludido intercambio telegráfico cursado entre las partes revela que el actor sostuvo como justificativo de la situación de despido en que se colocó, el perjuicio que le ocasionaba asumir el elevado costo del traslado y la mayor inversión de tiempo para colocarse en el nuevo destino asignado por la empleadora, ante la modificación del lugar de prestación de tareas. A su turno, la demandada negó que el cambio dispuesto le ocasionara los perjuicios denunciados y le reconoció los gastos de traslado.Ahora bien, delineado el marco fáctico que dio lugar al inicio de la contienda, corresponde dilucidar si la extinción del vínculo se ajustó a derecho y para ello corresponde analizar si las causas invocadas constituyeron justa causa para colocarse en situación de despido (arts. 66 , 242 y 246 LCT).

En ese contexto memoro que del art. 66 de la LCT se desprende que para legitimar una modificación al contenido de las condiciones de trabajo, debe mediar razonabilidad en el cambio, que éste no altere esencialmente el contrato y que de él no se derive perjuicio moral o material para el trabajador, verificándose uniformidad tanto en la doctrina como en la jurisprudencia acerca de que deben reunirse las tres condiciones para justificar la decisión patronal.

En el caso concreto, coincido con la magistrada de grado, por cuanto, arriba firme a esta instancia -por ausencia de agravios- que la modificación del lugar de trabajo que la demandada pretendía implementar implicaba para el actor un incremento sustancial del tiempo de viaje necesario para cubrir el trayecto desde su domicilio hasta la nueva sede laboral. Así ha quedado probado en la causa -sin merecer cuestionamiento por las partes- que el recorrido del demandante hacía hasta las oficinas donde prestaba tareas habitualmente le insumía un total de dos horas diarias de viaje (una hora para la ida y otra para la vuelta), mientras que el que debería efectuar para concurrir al nuevo destino de trabajo abarcaría un total de cuatro horas diarias (dos horas para la ida y dos para la vuelta).

En este contexto, el mayor tiempo de viaje que le demandaría al trabajador el mencionado traslado configuró una forma abusiva de la facultad concedida por el art.66 de la LCT.

No obsta a lo sostenido el hecho que la demandada hubiera ofrecido reconocer al trabajador una suma mensual "no remunerativa" destinada a solventar los gastos de traslado por cuanto -conforme surge de los términos del intercambio telegráfico habido entre las partes- ninguna respuesta brindó la empleadora respecto al requerimiento del dependiente referido al perjuicio que le generaría el mayor tiempo que le insumiría el viaje hacia y desde el nuevo lugar de trabajo.

Ello es así puesto que el solo ofrecimiento económico efectuado por la demandada -suma adicional por viáticos- no logra compensar la afectación que produciría el nuevo traslado que debía realizar el actor, el cual implicaría también un daño no resarcible en el sentido del mayor tiempo que debía invertir el trabajador en viajar hasta el nuevo establecimiento, reduciendo sus horas de reposo, distracción y vida familiar.

Tampoco asiste razón a la recurrente cuando argumenta en el memorial en análisis que el actor no mencionó en su demanda cuál habría sido el perjuicio concreto que habría sufrido, pues en dicha oportunidad el trabajador hizo referencia a la afectación que la mayor duración del traslado hacia su lugar de prestación de labores implicaría en el desarrollo de su vida cotidiana debido a la menor disponibilidad de su tiempo libre para llevar a cabo sus actividades personales (ver fs. 7/vta.), sin que la demandada planteara objeción alguna en su escrito de responde respecto a la forma en la que el actor efectuó el planteo en cuestión.

En suma, en el caso concreto, la actitud asumida por la empleadora, ante el requerimiento efectuado por el trabajador, justificó su decisión de considerarse despedido, ante la insistencia de la principal de implementar el cambio (conf. arts. 66, 242 y 246 LCT).

Por todo lo expuesto, no cabe más que confirmar el pronunciamiento de grado en este sentido.

2º) En cuanto al agravante indemnizatorio del art.2º de la ley 25.323, el actor cumplió con la intimación fehaciente exigida por la norma y el despido indirecto resultó justificado, de modo que se encuentran reunidos los presupuestos para su procedencia y en el caso no se verifican circunstancias objetivas que justifiquen la exención de responsabilidad pretendida por la apelante.

Así lo sostengo pues no existe diferencia entre el despido directo y aquel por el cual el trabajador se considera despedido frente a una conducta del empleador que, valorada prudencialmente de acuerdo con el art. 242 de la L.C.T., hace imposible continuar la relación laboral, ya que en ambos supuestos el despido es imputable al empleador, por lo que propicio confirmar este aspecto del fallo apelado.

3°) Tampoco será recepcionado el agravio del actor atinente a la reparación del art. 45 de la ley 25.345.

De conformidad con lo dispuesto por el 2º párrafo del art. 80 de la LCT resulta que la obligación de la empleadora de hacer entrega de los certificados de aportes y servicios nace a partir del momento en que se extingue (por cualquier causa) el nexo laboral habido.

Sobre tal base, considero improcedente la reparación indemnizatoria cuando -como en el caso bajo análisis- la intimación a entregar tales constancias se produce en época contemporánea a la comunicación del cese contractual (conf. despacho telegráfico de fs. 16/17). El emplazamiento por la extensión de los certificados de trabajo debe ser efectuado con posterioridad al cese contractual y con anterioridad a la etapa de conciliación administrativa previa (C.N.A.T., Sala X, S.D. N° 16.194 del 22/07/2008 in re "Montiel, Pablo Daniel c/G.V.P. S.R.L.y otros").

4º) Resta analizar los agravios vertidos respecto de las costas y los honorarios estipulados a la representación letrada de la parte actora y perito contador.

Respecto de la forma en que fueron impuestas las costas, no encuentro fundamento ni mérito alguno que me permita apartar del principio objetivo de la derrota que rige en punto (art. 68 CPCCN) y si bien es cierto que el monto por el que prospera la demanda es inferior al reclamado, no se puede adoptar un criterio puramente aritmético para la fijación de las costas del proceso, máxime, cuando en lo sustancial resultó vencida la demandada, por lo propicio su confirmación.

En lo concerniente a los honorarios regulados en origen a la representación letrada de la parte actora y al perito contador, atento el mérito y extensión de las tareas realizadas y de conformidad con las pautas arancelarias vigentes, estimo que los mismos resultan equitativos y ajustados a derecho por lo que sugeriré su confirmación (art. 38 L.O. y cctes. ley arancelaria y arts. 3 y 12 decreto ley 16.638/57).

En lo atinente al tramo de la queja planteado por la demandada referido a que el porcentaje total de los honorarios regulados en primera instancia supera el máximo legal dispuesto por el art 505 Cód. Civil (conf. ley 24.432 ) corresponde diferir su tratamiento a la oportunidad prevista por el art. 132 L.O.

5º) Por lo expuesto de prosperar mi voto correspondería: l) Confirmar el fallo apelado en todo lo que ha sido materia de recursos y agravios. 2) Costas de alzada a la demandada vencida (art. 68 CPCCN). 3) Regular los honorarios de los firmantes de los memoriales de fs. 301/304 vta. y de fs. 305/vta. en el 25% de lo que les corresponda percibir por los trabajos cumplidos en la etapa anterior (art. 14 , ley arancelaria).

El Dr. ENRIQUE R. BRANDOLINO dijo:

Por compartir los fundamentos del voto precedente, adhiero al mismo.

El Dr. GREGORIO CORACH no vota (conf. art. 125 L.O.).

Por lo que resulta del acuerdo que antecede, el Tribunal RESUELVE: 1) Confirmar el fallo apelado en todo lo que ha sido materia de recursos y agravios. 2) Costas de alzada a la demandada vencida (art. 68 CPCCN). 3) Regular los honorarios de los firmantes de los memoriales de fs. 301/304 vta. y de fs. 305/vta. en el 25% de lo que les corresponda percibir por los trabajos cumplidos en la etapa anterior (art. 14, ley arancelaria). Cópiese, regístrese, notifíquese y oportunamente, devuélv ase.

 

 


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.