Estados unidos: "ser o no ser" republicano

Buenos Aires, 10 de noviembre (Télam, por Alberto Galeano).- Si los republicanos se hicieran una autocrítica deberían modificar su posición sobre los inmigrantes, el matrimonio gay o la salud para atraer a las minorías que resultaron decisivas para que el presidente Barack Obama lograra su reelección.

Es obvio, por supuesto, que entonces ya no serían republicanos ni esa raza a la que pertenece el derrotado candidato presidencial Mitt Romney, conocida mundialmente por la política guerrera de Richard Nixon, Ronald Reagan o George W. Bush.

Las elecciones del 6 de noviembre, en las que Obama venció a Romney por más de tres millones de votos (60 millones contra 57 millones), parecen demostrar que las minorías -especialmente los latinos y los negros- derrotaron al país "viejo y blanco" que representan los republicanos.

A diferencia de otros presidentes norteamericanos, Obama se dio el lujo de ser reelegido con una tasa anual de desempleo del 7.9% y varios problemas sociales que quedaron sin resolver durante su primera presidencia, en la que logró reformar del sistema de salud para millones de personas que están obligadas a tener, ahora, un seguro social.

De todos modos, tendrá que lidiar en el futuro con una Cámara de Representantes controlada por los republicanos.

“Obama ganó porque, pese a los problemas económicos, logró ganarse la confianza de los estadounidenses", dijo a Télam Patricio Navia, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Nueva York y de la Universidad Diego Portales de Chile.

“Su problema fue que el partido republicano es cada vez más blanco, más viejo y menos tolerante. Eso obligó a Romney a moverse hacia la derecha, lo que debilitó su llegada ante los más moderados y las minorías”, dijo Navia.

El analista señaló, además, que el principal desafío que enfrentará Obama en los próximos días será lograr un acuerdo con la oposición para evitar la crisis fiscal que se avecina en diciembre, antes de que asuma su segundo mandato en enero de 2013.

"Si republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo en el Congreso, se producirán recortes draconianos en el gasto público y aumentos de impuestos que probablemente envíen al país a una nueva recesión", agregó.

Obama fue respaldado por el 93% de los negros y por el 55% de las mujeres, mientras que Romney logró el voto mayoritario de los blancos con el 59%.

Hay que destacar que se realizaron 170 referendos en 38 estados, con diversos resultados: en Maine, Maryland y Washington se aprobó el matrimonio gay, mientras que en Colorado y en Washington se legalizó la marihuana para uso recreacional entre mayores de 21 años, pero esta medida fue rechazada en Oregon.

"Los republicanos han perdido la cultura de la guerra. Múltiples estados, incluyendo los estados cambiantes como Colorado apoyaron el casamiento igualitario. Los asuntos de las mujeres beneficiaron a los demócratas. Los republicanos deben adaptarse o morir”, señala Amanda Marcotte en una nota de opinión del diario USA today.

Otro analista político, David Brooks, se refiere a la derrota de los republicanos, recordando que este partido creó un credo basado en la libertad, el individualismo, la igualdad de oportunidades y el liberalismo, entre otros postulados.

“Sobre todo, los republicanos han perdido el voto popular en cinco de los seis elecciones después de la Guerra Fría, porque gran parte del país ha cambiado. La estructura básica republicana ya no resuena más”, dijo Brooks en una nota de The New York Times.

Entre las novedades que dejó la elección del 6 de noviembre, figuran que no fue elegido el candidato a senador por el Tea Party de Indiana Richard Mourdock, quien se oponía a la reforma migratoria, al matrimonio gay y al aborto.

En octubre Mourdock desató una polémica cuando dijo que a veces los embarazos surgen de violaciones porque “Dios lo quiere”.

En Missouri tampoco fue elegido Todd Akin, que en agosto habló de violaciones legítimas”, pero en cambio resultó nominado el demócrata Claire McAskill, entre otros casos. También ganó una banca en el estado de Wisconsin la demócrata Tammy Baldwin, una mujer que confesó su homosexualidad.

Obama se apresta a realizar una serie de cambios en su gabinete, entre los que figuran la probable salida de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien sería reemplazada por el senador demócrata y ex candidato presidencial John Ferry o por la embajadora estadounidense en la ONU, Susan Rice.

Tras la victoria en las urnas, el primer presidente negro y reelecto de la historia norteamericana volvió a repetir que los ricos (es decir los que ganan más de 250.000 dólares por año) pagarán más impuestos, con el fin de equilibrar las deterioradas cuentas del presupuesto de la Unión.

"No podemos poner en peligro nuestra prosperidad", dijo el viernes Obama, durante su primer discurso tras lograr la reelección.En los próximos cuatro años, Obama deberá responder también a las demandas de la comunidad latina (verdadera estrella de la elección), que le reclama una reforma migratoria para los 11 millones de indocumentados que viven en ese país. (Télam).- jag-gel 10/11/2012 10:17


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.