Elevan a juicio oral y publico causa por accidente de once

Buenos Aires, 19 de febrero (Télam).- El juez federal Claudio Bonadio elevó a juicio oral y público la causa por el choque del tren de la línea Sarmiento en la estación de Once, que provocó la muerte de 51 personas y mas de 700 heridos, donde están imputados los ex titulares de la Concesionaria TBA, ex funcionarios, y el maquinista.

A tres días de cumplirse un año de la tragedia, Bonadió dio por concluída la investigación y elevó la causa que estará a cargo del Tribunal Oral Federal Uno, donde analizará la responsabilidad de los imputados, entre los que figuran empresarios de TBA, Sergio y Roque Cirigliano, los ex secretarios de Transportes de la Nación, Juan Pablo Schiavi, y Ricardo Jaime, y el maquinista Marcos Antonio Córdoba.

También están procesados Antonio Sícaro, Antonio Luna, Pedro Ochoa Romero, Marcelo Calderón, Carlo Michele Ferrari, Jorge Álvarez, Carlos Lluch, Sergio Tempone, Guillermo D’Abenigno, Jorge De los Reyes, Alejandro Rubén Lopardo, Carlos Pont Vergés, Daniel Rubio, Víctor Astrella, Oscar Gariboglio, Francisco Pafumi, Pedro Ranieri, José Doce Portas, Laura Ballestero, Antonio Marcelo Suárez, Miguel Werba, Daniel Lodola y Luis Ninona.

A los gerentes y empresarios de Cometrans S.A. y Trenes de Buenos Aires S.A., controladora y concesionaria respectivamente de la ex línea Sarmiento, se les imputaron ilícitos relacionados con el manejo de fondos, ya que el Estado había puesto dinero a su disposición para mejorar un mejor servicio de transporte público.Para el juez integraron una “organización estable” que “con el propósito de realizar múltiples conductas delictivas ha adoptado o participado en la toma de una serie de decisiones ilegales e ilícitas, a sabiendas de que su cumplimiento afectaría severamente los programas de mantenimiento de la infraestructura, el material rodante y el entrenamiento del personal especializado”.Bonadio expuso que entre julio de 1997 y el 24 de mayo de 2012 “se efectuaron en el ámbito TBA S.A. diversos actos abusivos e infieles mediante los cuales se suscribieron contratos y otras prestaciones que generaron un perjuicio económico a los bienes y fondos públicos transferidos por el Estado Nacional”.El juez agregó que TBA “transfirió a empresas vinculadas e integrantes del mismo grupo económico y realizó gastos que no hacían a la explotación del servicio, al menos por la suma de 213.612.142,64 de pesos”, con “detracción de los recursos entregados por el Estado para la prestación del servicio concesionado”.Luego de enumerar contratos, compras, gastos en comidas y pagos de dividendos por cifras multimillonarias, Bonadio concluyó que fueron las faltas de inversiones y mantenimiento los que, con otros factores, contribuyeron a provocar la tragedia.En tanto, a Jaime y a Luna, ex subsecretario de transporte, se les imputó no haber controlado las condiciones de funcionamiento y utilización del material rodante, de la infraestructura, personal transferido y la aplicación de fondos públicos que el Estado Nacional puso a disposición de la empresa Trenes de Buenos Aires S.A. (TBA) conducta que, a criterio del juez, posibilitó el hecho.Las mismas imputaciones fueron dirigidas contra Olgo Ochoa y Sícaro, interventores en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) hasta y luego de diciembre de 2007, respectivamente.

En cuanto al maquinista, si bien se determinó que Córdoba no padecía epilepsia ni poseía alcohol en la sangre al momento del hecho, luego de haber sido sobreseído, fue enviado a juicio como presunto autor de “estrago culposo” por descarrilamiento.“Lo que sí se puede afirmar –consignó Bonadio cuando sobreseyó a Córdoba- es que se le había encomendado a un joven de 26 años, con dos de experiencia, la vida y la seguridad de más de 2.500 personas y se le había dado una ‘herramienta vieja,`corroída e insegura”.En el “auto de elevación a juicio”, Bonadio recordó que el 22 de febrero de 2012, el tren 3772 “que corría por la vía descendente de la estación Moreno a la de Once de Septiembre, identificado como formación chapa N° 16, conformada por los coches 2149, 2618, 1040, 2108, 1787, 1808, 2125 y 2160, circulaba sin un compresor y con otro en estado inoperante”.“La citada formación conducida por Marcos Antonio Córdoba salió de la estación Caballito a las 8:23:20 horas con destino a la estación Once de Septiembre a la que llegó a las 8:28:23 horas; en ese trayecto el motorman aceleró el tren hasta llegar a una velocidad de 72km. a los 2.500 metros antes del parachoque de Once”.El juez reseñó que “luego procedió a frenar la carrera del tren hasta los 23km. a los 1.750 metros del final del andén, a continuación lo volvió a acelerar hasta los 51km. y a partir de los 1.400 metros comenzó una desaceleración gradual hasta llegar a los 27km. a los 300 metros del paragolpe”.Hace más de un mes la Cámara Federal confirmó los procesamientos de los imputados y, aunque las defensas interpusieron recursos de casación contra esa resolución, Bonadio remarcó que esas presentaciones no impiden mandar la causa a la etapa plenaria.(Télam).

opv-rb-sr-frz 19/02/2013 17:45


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.