Con elegancia, Dilma objetó las trabas de Moreno

Con toda la diplomacia de que es capaz un dirigente brasileño, Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, expuso delante de su par argentina, Cristina Kirchner, sus inquietudes sobre la relación bilateral. No lo hizo de modo directo: apenas aludió a las restricciones a la importación aplicadas por Guillermo Moreno, el único funcionario relevante del Gobierno que no estaba ayer en el Sofitel de Los Cardales, donde se clausuró la 18a. Conferencia Industrial Argentina.

Todo fue en medio de gestos de distinción y de ahí la elegancia del planteo brasileño. Moreno, por ejemplo, se había comunicado ya con José Ignacio de Mendiguren, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), para excusarse sobre su ausencia, que atribuyó a un viaje. Como reemplazo envió a Beatriz Paglieri, secretaria de Comercio Exterior, el faltazo más notorio de la apertura. Y lo invitó, ironías del pequeño internismo en que ha caído el cono sur, al seminario que organizará mañana en Tecnópolis con empresarios argentinos y brasileños. Lo que inicialmente se interpretaba en la UIA como foro competidor del de ayer.

Rousseff habló casi exclusivamente de las relaciones del Mercosur y trató a Cristina Kirchner con cordialidad. Llegado el punto del intercambio entre las naciones, que los industriales brasileños habían cuestionado con mayor vehemencia 24 horas antes, expuso: "Sin duda necesitamos equilibrar más el comercio, pero esto no se logra con la reducción de nuestra relación, sino con su ampliación. El equilibrio no se puede resolver con desvío de comercio en beneficio de socios no regionales".

Lamentos

Desvío: la figura más utilizada por los empresarios brasileños, cuyos lamentos abarcan a cinco sectores: línea blanca, textiles y confecciones, autopartes, muebles y maquinaria agrícola. Si la Argentina no les compra, dicen, no los sustituye por su mercado interno, sino por terceros como China. Fue el único aplauso que recibió Rousseff en el almuerzo, al cerrar la idea: "Podemos tener relaciones con terceros, pero no en detrimento de los socios". Es probable que la ovación se haya originado en mesas brasileñas.

En realidad, el planteo venía a propósito de un acuerdo que ambos países prevén anunciar antes del 31 de diciembre. Lo terminaron de cerrar anteayer en el Sofitel los ministros de Industria Débora Giorgi y Fernando Pimentel, y está centrado en el sector autopartista.

Es una corrección al plan brasileño Innovar Auto, que supone exenciones de 30 puntos porcentuales del impuesto sobre productos industrializados a aquellas automotrices que compren piezas de fabricación regional. Según los empresarios argentinos, no había quedado redactado de manera clara. La nueva versión especifica que por "regional" no se entienda en los hechos "brasileño", como presentían aquí.

Hay una vieja sentencia de la diplomacia que explica los reparos argentinos: cuando el Palacio de Itamaraty firma algo sólo significa que está dispuesto a sentarse a negociar.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.