La elección del año "Obama-Romney" se acerca, inversores mueven fichas y en Wall Street ya tienen su candidato

Todo está listo para que el próximo 6 de noviembre se elija nuevo presidente en los Estados Unidos.

A pocos días de las elecciones, los candidatos Barack Obama y Mitt Romney mantienen una carrera hacia la presidencia muy igualada.

Durante la última semana casi todas las encuestas muestran o un empate o una pequeña ventaja del primero. Sólo dos, la de Rasmussen y la de Gallup (anterior al paso del huracán Sandy), dan un pequeño margen a Romney sobre su contrincante.

Por esta razón, no se puede hablar de un dominador claro en las encuestas, más aun teniendo en cuenta el margen de error, que suele ser de un +/- 0,3 puntos.

Obama mantiene una ventaja de 2 a 4 puntos porcentuales en cuatro estados claves: Ohio, Iowa, Nevada y Wisconsin. Estos, combinados con los otros estados en los que lidera claramente, sumarían 277 votos electorales, según cálculos de The Huffington Post, sobre los 270 que necesita.

Además, otros cuatro estados que representan un total de 55 votos electorales (Colorado, New Hampshire, Virginia y Florida), muestran una ventaja inferior al 2% separando a los candidatos. En todos salvo en Florida, Obama se impone. Para ganar las elecciones, Romney necesitaría dar vuelta esta situación en estos cuatro estados y ganar, por lo menos, en Ohio o en Iowa y Nevada.

Pero no sólo para ese país, sino para todo el mundo es una instancia crucial, ya que de su resultado dependerá -en buena medida- lo que ocurra a nivel global en los próximos cuatro años.

Claro está que Wall Street no podía quedar indiferente.

Analistas, operadores e inversores, revisan encuestas, hacen cuentas y trazan pronósticos económicos, porque saben que dependiendo quién gane, deberán direccionar sus inversiones en un sentido u otro.

Si gana ObamaEn caso de que Obama sea reelecto, las industrias que se verán más beneficiadas serán las siguientes:

1. Vivienda. Su gobierno es un gran defensor de este mercado. De hecho, implementó varias iniciativas -como el programa de prevención de ejecuciones hipotecarias- por lo que se prevé que, "el sector continuará recibiendo nuevos impulsos", explica Sam Stoval, estratega jefe de S&P.

2. Energías renovables. Las empresas de este rubro recibieron un gran espaldarazo en estos años. Las más beneficiadas vieron incrementadas sus acciones casi 20% en este 2012. 

3. Ciencia. Más hospitales, mejoras en el sistema sanitario y mayores inversores en investigación científica son claves en el programa electoral de Obama. Firmas de esta rama de actividad recibirán enormes beneficios con la victoria del demócrata.

Si gana RomneySi por el contrario, el elegido en las urnas fuera el republicano Mitt Romney, los inversores se volcarán a otro menú de opciones:

1. Defensa. Su partido siempre alentó la inversión en esta industria. Si llega a la Casa Blanca las acciones de firmas como Boeing o General Dynamics, ente otras, podrían repuntar de manera histórica.

2. Finanzas. Los grandes conglomerados financieros, como Bank of America o JP Morgan, cobrarán un fuerte impulso pues el entorno normativo sería mucho menos regulado y más permisivo.

3. Telecomunicaciones. Los analistas prevén un fuerte impulso en este segmento con la victoria republicana. Además, anticipan que se llevarán finalmente a cabo importantes fusiones (como la de AT&T con T-Mobile) que han sido tan criticadas por Obama.

¿Qué puede pasar con el dólar?Según los analistas de Puente, "si gana Obama podría fortalecerse frente a otras monedas en el corto plazo".

Esto es así, agregan, "porque probablemente el partido opositor de Romney presente una oposición más fuerte en el Congreso -reviviendo las negociaciones por la elevación del techo de la deuda de agosto del año pasado- que incrementaron la demanda del dólar como activo de refugio".

No obstante, señala Claudio Burelli, analista de esa casa de bolsa, "en el largo plazo ganarían más relevancia los factores externos y otras cuestiones vinculadas con la política fiscal del país, que determinarían una tendencia más estable para la divisa".

¿Y si pierde Obama? "En ese caso es probable que Romney extienda los recortes impositivos de la era Bush, lo cual debilitaría en el corto plazo al dólar", señala Burelli.

El sentimiento del mercadoPara Jason Weisberg, director de la firma Seaport, "Wall Street ya ha descontado que el presidente Barack Obama será reelecto".

Desde su punto de vista, "el mercado no espera una victoria de Romney y se muestra más favorable a una continuidad del demócrata, aunque éste sea menos amistoso con las empresas y los inversores".

Para el economista Luis Palma Cané, para el mercado es definitivamente mejor que Obama renueve su mandato. Y da cuenta de los siguientes motivos:

• En medio de un complejo escenario global como el actual un brusco cambio de timón en las más altas esferas es extremadamente peligroso.

• Romney va a tardar por lo menos un año en saber cómo tocar los botones del poder y hoy eso es mucho tiempo. No es lo mismo ser gobernador de Massachusetts que Presidente de los Estados Unidos, con todo lo que ello implica.

• Sus planes económicos no sirven para estas épocas de crisis. Quiere, por ejemplo, cortar el déficit de cuajo, lo cual sería un gravísimo error, similar al que comete Angela Merkel en la Eurozona, pues llevaría a su país a una nueva recesión.

"Romney critica los planes de expansión de dinero porque sostiene que generan inflación. No obstante, cabe recordar que con su aplicación Obama y Bernanke evitaron que el mundo fuera a otra depresión", señala Palma Cané. 

"Mientras que los inversores prefieren a Obama, los economistas de Wall Street se inclinan un poco más por Romney", agrega el analista internacional Gabriel Holand.

"Los inversores optan por Obama, ya que lo ven más equilibrado en su visión global e interacción con los demás países del mundo", afirma el CEO de HR Global.

Por lo pronto, lo que está claro es que ninguno ha logrado una ventaja definitiva de cara a los comicios.

Wall Street mira el "más allá" Si bien es obvio que los comicios tendrán un fuerte impacto en la economía -y en particular en Wall Street- el mercado se moverá, más allá de quien gane, al menos hasta diciembre no por la ideología, sino por cómo se avance en las negociaciones sobre la situación fiscal estadounidense.

Al respecto, cabe señalar que la fecha límite para que se llegue a un acuerdo en el Congreso sobre este punto es el 1° de enero de 2013.

A partir de ese día se activará automáticamente un paquete de subas de impuestos y de recortes de gasto público estimado en u$s807.000 millones para el primer año.

Serán dos meses clave para plasmar una alternativa viable. No obstante, se especula que quien resulte vencedor tendrá un margen adicional (seis meses) para trabajar en una opción política.

Ello evitaría un ajuste inicial de magnitud en los mercados, pero podría ser costoso para la economía y, a la larga, también para Wall Street.

Sucede que la cifra en cuestión representa un ajuste superior al 5% del PIB que, según palabras del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, viene a ser un "precipicio fiscal" que llevará al país a la recesión.

Analistas consultados por iProfesional.com remarcan que "dejar que entre en vigencia el recorte sería la solución más fácil. Pero nadie -Congreso y Casa Blanca- quiere hacerse cargo, pues luego podrían ser culpados del desplome financiero que se derivaría de caer en una nueva recesión".

Para el economista Nouriel Roubini, "éste será el mayor riesgo que enfrentará el país en los próximos meses".

"El problema es que los dos partidos están muy divididos en muchas cuestiones y ésta es una de ellas. Gane quien gane, se verá obligado a negociar para aprobar el próximo presupuesto", agrega.

"Si no lo hacen, el impacto sobre la economía podría ser mayúsculo", señala el académico, al tiempo que agrega "que las cosas podrían complicarse porque ninguno de ellos controla el Congreso".

¿Cómo afectarían al mundo estos desencuentros? Según el FMI podría provocar que el crecimiento de la economía mundial se reduzca a la mitad.

En materia de especulaciones desde Blackrock -uno de los fondos de inversión más grandes del mundo- alertan sobre la "peligrosa desconexión" entre Washington y los expertos financieros.

"Casi todo el mundo está de acuerdo en que Estados Unidos necesita reducir su déficit y su endeudamiento, solo que no de una forma tan rápida e inmediata", destaca uno de sus analistas, que alerta que -de no ser así- el foco de atención se va a desplazar desde Europa a ese país, si es que sus partidos políticos no hacen algo.

La firma trazó tres escenarios posibles si las cosas se complican.

1. No hay acuerdo: si gana Obama y no se logra un acuerdo en las primeras sesiones el Congreso tras las elecciones, podría reeditarse la misma situación que en el 2011 puso al país al borde del default, pese a que pueda lograrse avanzar sobre el impuesto a la renta. Ello provocaría un gran nerviosismo en los mercados. El posible desenlace que anticipan desde BlackRock es que "las expectativas de una política presupuestaria sólida sean nulas".

2. Acuerdo transitorio: si gana Romney y hasta su asunción en enero no se alcanza un pacto presupuestario definitivo, desde BlackRock prevén que una vez en funciones, sería factible alcanzar algún acuerdo transitorio en el Congreso que frene la suba de impuestos, aún con carácter retroactivo y que se podría subir el techo de la deuda hasta que se logre un consenso. Habría una euforia inicial en los mercados que podría tornarse a posteriori en decepción, de no mediar avances en las negociaciones.

3. Acuerdo "parche": la entrada en vigencia del plan de recortes podría ser evitada con un acuerdo entre los parlamentarios, en el que se negocien algunas bajas del gasto. De esta manera, se ganaría el tiempo suficiente para discutir, en el verano boreal de 2013, un pacto presupuestario de mayor alcance. De lograrse provocaría cierta suba del mercado. Pero si los inversores detectan que la medida no es más que otro parche, ejecutarían una venta masiva de los activos de riesgo.

Ante los tres escenarios, BlackRock aconseja, más allá de otras alternativas -como los bonos del Tesoro estadounidense- apostar por los mercados emergentes. 


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.