Un ejecutivo canadiense dirigirá el Banco de Inglaterra

Mark Carney, que actualmente dirige el Banco de Canadá, será el próximo gobernador del Banco de Inglaterra, anunció el gobierno británico en una sorprendente elección que pone de manifiesto la búsqueda de savia nueva que deseaban las autoridades del país para esta poderosa institución.

El anuncio, que fue hecho por el ministro de Economía, George Osborne, en el Parlamento, supone una clara ruptura con la tradición en el Reino Unido, que típicamente ha elegido personajes destacados del país para el cargo, consigna la agencia Efe. Carney rechazó durante meses las invitaciones de Osborne para que asumiera el cargo, y sólo cedió en los últimos diez días. El ejecutivo, que superó en el proceso a rivales británicos como el veterano miembro del Banco de Inglaterra Paul Tucker, solicitará ahora la ciudadanía británica.Carney será el gobernador número 120 del Banco de Inglaterra, justo en un momento en el que la institución va a asumir nuevos poderes que la convertirán en uno de los bancos centrales más poderosos del mundo, lo que situará a su gobernador como una de las personalidades más importantes del Reino Unido. Además de la fijación de tipos de interés y de la política monetaria, el banco central va a asumir responsabilidades sobre regulación del gigantesco sistema bancario y financiero del Reino Unido, señala un artículo publicado por The Wall Street Journal.

Carney se enfrentará a una serie de retos. La economía británica se ha estancado. El sistema bancario británico sigue frágil, con dos de los mayores bancos en manos públicas. Además, destaca The Wall Street Journal, aunque goza de una gran reputación a nivel mundial, se enfrentará al momento más intenso de su carrera.

Carney, de 47 años y con experiencia en la banca de inversión tras su paso por Goldman Sachs, se convirtió en el gobernador del Banco de Canadá en 2008.

Pronto sus homólogos de otros países destacaron sus habilidades en las labores de banquero central y gestión de la política monetaria. El pasado noviembre, Carney fue nombrado presidente del Consejo de Estabilidad Financiera -FSB, por sus siglas en inglés-, un poderoso grupo de banqueros centrales y destacados cargos responsable de negociar los acuerdos para una política financiera global.

En una conferencia de prensa en Ottawa, Carney dijo que parte de su nuevo trabajo será "relanzar" el Banco de Inglaterra en el momento en el que asumirá las nuevas competencias de supervisión del sistema financiero, tal como relata The Wall Street Journal..

"Carney es único entre los posibles candidatos a la hora de combinar una larga experiencia en la banca central, una enorme credibilidad internacional en economía, una profunda experiencia en regulación financiera y una experiencia de primera mano en instituciones financieras del sector privado", dijo Osborne el lunes al parlamento.

El nuevo gobernador del Banco de Inglaterra en principio iba a tener un único mandato de ocho años, pero Carney sólo quería cinco años, dijo Osborne, que aceptó esa condición porque será un período suficiente para presidir la expansión del banco central, según un ayudante del ministro.

Tanto miembros del sector bancario como inversionistas alabaron la elección.

Además de sus habilidades en cuanto a regulación bancaria, Carney fue alabado por actuar de una manera más rápida y agresiva que sus homólogos en la relajación de la política monetaria.

La elección del nuevo gobernador del Banco de Inglaterra podría ser la decisión más importante de Osborne, y su nombramiento se ha producido tras meses de rechazos por parte del propio Carney.

El proceso comenzó en septiembre, cuando el Tesoro ofertó el puesto en un anuncio en la revista The Economist, la primera vez que el gobierno hacía algo similar. La búsqueda atrajo solicitudes tanto de figuras destacadas del entramado económico del país, como Adair Turner, presidente de la Autoridad de Servicios Financieros, como personajes en busca de notoriedad.

Según The Wall Street Journal, Tucker se consideraba en todo este tiempo como el principal candidato, tras sus tres décadas en el banco central, siendo los últimos tres años vicegobernador encargado de la estabilidad financiera. Tucker se había ganado el respaldo de una gran parte del sector bancario británico debido a los vínculos que había establecido con altos dirigentes bancarios y a su visión sobre la regulación relativamente relajada.

El futuro de Tucker en el Banco de Inglaterra es ahora incierto. Un vocero del Tesoro dijo que sigue siendo vicegobernador, pero no hizo comentarios sobre sus planes a futuro. En un comunicado, el actual gobernador, Mervin King, alabó a Tucker y dijo que aún tiene mucho que aportar en los próximos años.

El hecho de que Osborne haya encontrado a su candidato al otro lado del Atlántico no sólo es una señal de su anhelo por traer al Banco de Inglaterra a una figura externa a la institución, sino que también muestra cuántos candidatos británicos perdieron lustre por los años de crisis que está experimentando el sector bancario.

Carney es un experto del sector bancario, con más de 13 años en Goldman Sachs, en diferentes ciudades y con distintas responsabilidades. Además, ha guiado al sector bancario de Canadá a salir relativamente indemne de la crisis financiera global.

El ejecutivo está vinculado con el Reino Unido, ya que estudió en Oxford y trabajó en la oficina londinense de Goldman Sachs. Además, su mujer es británica y sus cuatro hijos tienen la doble nacionalidad.

 


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.