¿Economistas con sobredosis de TV? La respuesta, tras el corte

Qué nos pasa a los argentinos? ¿Estamos locos? ¿Locos?", arrancaba su monólogo Favio Alberti, en Todo x 2 pesos, en su rol de opinólogo indignado, a mediados de 2007. Y el delirio seguía: "Ahora resulta que después de 30 años se pelearon Evangelina y Ana María, ¿la amistad ya no tiene ningún valor? Así vamos a terminar en que el Topo Gigio lo agarra a Mareco a la salida del canal y lo trompea porque hace 50 años que cuenta los mismos chistes".

Los trabajos sobre "el ADN de los argentinos y su comportamiento" -si es que existe tal cosa- abundan en las ciencias sociales. Lo novedoso es que una serie de conclusiones interesantes acaba de surgir de un estudio de la disciplina menos pensada: la economía. Y llegó de un campo empírico menos sospechado aún: el de los programas de preguntas y respuestas en la TV.

En su investigación Golden Balls: estudio de la cooperación condicional en base a un juego televisivo, un joven economista de la Universidad de San Andrés, Diego González Bonorino, se puso a indagar en características conductuales de los argentinos sobre la base de las respuestas de un concurso por TV del cual se emitieron 48 capítulos entre octubre y diciembre de 2008.

Sobre el final de cada programa, dos concursantes se sometían a una suerte de "dilema del prisionero", en el cual el equilibrio de agentes egoístas pasaba por "no cooperar". En las etapas previas, los participantes debían informar valores de las bolas que les tocaban, y podían mentir o no al hacerlo. Lo interesante es que este mismo formato se había emitido ya en Inglaterra y otros países, y había sido analizado por economistas, lo cual permitió hacer comparaciones.

"Con estos resultados, los argentinos resultamos ser bastante cooperadores; pero más mentirosos que los participantes de otros lugares", marca Daniel Aromí, el profesor de Bonorino que coordinó el estudio. Aromí es un especialista en economía del comportamiento -la rama que toma enseñanzas de la psicología-. Años atrás, cuando trabajaba en los Estados Unidos, hizo una investigación cuantitativa contando la cantidad de términos de otras ciencias (psicología, biología) en decenas de miles de papers de economía, desde fines del siglo XlX, y demostró que en los últimos diez años la disciplina de Adam Smith y Keynes se volvió mucho más porosa a los aportes de otros campos. Esa investigación de Aromí es hasta ahora la mejor demostración, a nivel global, de cómo la economía se está abriendo más a la cooperación con otros terrenos, ya no se mira tanto su propio ombligo y es menos egoísta en su concepción.

Algo similar sucedió con los seres humanos que participaron de la versión local de Golden Balls. La economía tradicional siempre supuso que los individuos se comportan en forma egoísta, y maximizan sus propios intereses. Pero Bonorino descubrió que la cooperación es mucho más frecuente que lo que los modelos de la economía convencional predicen. Y el nivel de acuerdo va subiendo en la medida en que los participantes pasan etapas, se conocen y empatizan. "Hasta no hace muchos años, la teoría suponía que había dos tipos de agentes, altruistas o egoístas, y lo que se nota en experimentos de economía del comportamiento es que lo que abunda es un «altruismo condicional»: cooperamos cuando vemos que el otro coopera", marca el autor del estudio. Ernst Fehr, uno de los reyes europeos de la economía no convencional, fue en 1998 el primero en hablar del Homo reciprocans como subgrupo mayoritario entre los humanos.

La economía conductual ya acumuló infinidad de experimentos de laboratorio donde se testean juegos como el del dilema del prisionero o el del "Ultimátum", en el que se le da a una persona una cantidad de dinero -por caso, 100 pesos- y se le pide que decida cuánto le repartirá a otra, que puede aceptarlo o no, sin ninguna consecuencia para la primera. El resultado de la economía tradicional para este juego es que quien recibe la plata se quedará con el máximo (por ejemplo, 99 pesos) y le dará un peso al prójimo, que lo aceptará porque es mejor que nada. Pero el resultado del esquema del ultimátum que se verifica en la vida real es que los segundos jugadores se ofenden si les dan menos del 20% y que los primeros terminan ofreciendo un 30% en promedio. En definitiva, los agentes reales son más altruistas y cooperadores de lo que se pensaba. Esta conclusión tiene consecuencias fundamentales en muchos campos de la economía, como el del estudio de los bienes públicos.

Arribar a estos resultados por vía del análisis de programas de TV tiene ventajas importantes con respecto a hacerlo mediante experimentos. Por lo general, los economistas que estudian las respuestas a estos esquemas simulan un juego entre estudiantes universitarios, que se prestan a colaborar en forma gratuita o por muy poco dinero. En los concursos de la tele es menor el sesgo de selección (hay más heterogeneidad de edad y clases sociales entre los participantes) y se compite por grandes cantidades de dinero, lo cual refuerza los incentivos. Los economistas que estudiaron la versión inglesa de Golden Balls, por caso, señalan que replicar ese juego en la universidad con el mismo nivel de premios les hubiera costado 350.000 libras. Los académicos también están aprovechando los programas de preguntas y respuestas para medir la discriminación: en un ciclo emitido en los Estados Unidos se descubrió que los jugadores que debían elegir un "socio" para competir, sin ninguna información previa, dejaban sistemáticamente de lado a los concursantes con rasgos hispanos.

González Bonorino era fanático de Golden Balls en 2008 (uno de los pocos, porque el programa duró tres meses y lo levantaron), y por aquel entonces intercambiaba mensajes de texto con amigos tratando de predecir las respuestas de los jugadores. Trabaja en el Standard Bank, tiene 22 años y lamenta haber fracasado en el básquet a pesar de su 1,94 de estatura. "La economía del comportamiento tiene un potencial enorme en la Argentina; vamos a ver cada vez más estudios de este tipo", dice.

¿Para cuándo la economía del "Bailando"? ¿Pachano y la sueca protagonistas en papers con ecuaciones ultracomplejas? No se pierda el próximo y fascinante capítulo de los economistas con sobredosis de TV. Vamos a un corte y volvemos.

Para saber qué nos pasa...

  • Cooperar o no
    Una investigación abordó el análisis de las conductas de los argentinos en el plano económico, a partir de un concurso televisivo.
  • Comparación
    El programa, llamado Golden Balls, había sido observado con atención en otros países, también por economistas.

Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.