Directivo de Lufthansa: "Este es un momento interesante para la industria y hay que adaptarse para sobrevivir"

Las aerolíneas del mundo se están enfrentando de un tiempo a esta parte a grandes desafíos. De hecho, el creciente costo del combustible y la crisis internacional han impactado fuertemente al sector, que ha visto importantes recortes en los últimos tiempos.

"Este es un momento interesante para la industria, por la crisis estructural que enfrenta", calificó en este sentido Stefan Lauer, chief executive de área de negocios y responsable de la función de recursos humanos en el Executive Board de Lufthansa.

En una reciente visita a Argentina, el ejecutivo dialogó con periodistas -en un desayuno del que Life & Style - iProfesional.com tuvo oportunidad de participar- y habló sobre los principales desafíos del sector, la estrategia de Lufthansa para "adaptarse" y el papel que juega América latina en este contexto.

Un momento de grandes cambiosSegún explicó Lauer, hoy en día la industria enfrenta dos grandes desafíos principales, que se suman al contexto de crisis internacional:

• La aparición y consolidación de las aerolíneas de bajo costo, que se ven por todo el mundo y que en Europa ya representan 40% del mercado.

• Las nuevas líneas aéreas que operan entre Europa y Asia, que crean una nueva situación de competencia.

"El nuevo nivel de competencia no es fácil de manejar porque hay mucha distorsión. Muchas aerolíneas de Medio Oriente pertenecen al Gobierno, que está formado por familias reales. Todo está controlado por los jeques, desde el combustible hasta la infraestructura, y encima, estas firmas están libres de impuestos", se quejó Lauer.

En este sentido, destacó que para sobrevivir, las líneas aéreas necesitan adaptarse y crear nuevas estrategias. 

"Pese a todo, Lufthansa terminó el año con resultados positivos. Y también el año pasado cerramos en números verdes", celebró, aunque aclaró que "si bien no perdimos, las ganancias no son suficientes para garantizar un futuro próspero".

Es por eso que volvió a hacer hincapié en la "necesidad de cambiar" para evitar situaciones duras como las que están viviendo otras firmas aéreas tales como Iberia.

El plan para sobrevivirEn este contexto, adaptarse para sobrevivir resulta clave. Y por ello Lauer comentó que Lufthansa presentó un plan con tres ejes:

• Reducir los costos• Aumentar la productividad• Mejorar el servicio al cliente

"El objetivo es mejorar la rentabilidad unos 1.500 millones de euros", comentó.

En este sentido, uno de los ejes de este programa es el de "fortalecer nuestra compañía de bajo costo, Germanwings", especificó Lauer.

Concretamente, se transferirán todos los servicios continentales de Lufthansa a esa low cost, a excepción de Frankfurt y Munich. "Esto reducirá los costos del transporte intraeuropeo", indicó el directivo.

Por otro lado, comentó que se realizará una gran inversión (20.000 millones de euros hasta 2017) en los productos de la compañía, lo que incluye una renovación de la flota aérea, además de cambios y mejoras en las clases business y economy.

También se destinará una parte importante de ese dinero a inaugurar nuevos lounges y espacios exclusivos para los clientes en varios aeropuertos del mundo.

En tanto, también hizo referencia a algunas de las últimas adquisiciones tales como Swiss Airlines o Austrian Airlines, que tras un proceso de renovación profunda obtuvo resultados positivos este año por primera vez. 

Un eje polémico: despidosPor otro lado, el programa para reducir costos incluyó un eje bastante polémico: despidos.

Concretamente, Lauer comentó que se reducirá el número de empleados cumpliendo tareas administrativas. "No ocurrirá lo mismo con los que están en funciones operativas, porque como estamos creciendo los necesitamos", añadió.

Al ser consultado por este medio sobre las repercusiones de esta arista del plan en la imagen de la empresa, Lauer comentó que se buscó manejar la situación de la mejor manera.

"Intentamos no despedir y buscar soluciones voluntarias (incentivamos ofreciendo dinero para que dejen la compañía o elijan la jubilación anticipada). Además, negociamos con los sindicatos", contó.

En este sentido, aclaró que "no nos deshacemos de 3.500 miembros del staff rápido, sino en años".

"Obviamente, este es un tema de debate en nuestro país y nuestra compañía. Pero estoy convencido de que es una necesidad, porque eventualmente toda compañía tiene que cambiar y ajustarse el cinturón. Si hacés bien los deberes y ahorrás, después podés construir nuevas perspectivas", opinó.

Y lo graficó con un ejemplo: "En los '90 Lufthansa se redujo de 48.000 empleados a 42.000, y eso nos dio nueva energía de modo que hoy superamos los 120.000. Entonces tener que reducir 35.000 hoy no es tanto".

¿Qué pasa con Latinoamérica?"Estamos convencidos de que tenemos buenas ideas, también en lo que tiene que ver con América latina", comentó Lauer.

Concretamente, reveló que la región representa el 5% del negocio de Lufthansa, pero es la que muestra la mayor tasa de crecimiento. "Esperamos pasar a 7% en los próximos años", apuntó el directivo de Lufthansa, quien añadió que la oferta de la línea aérea a Latinoamérica creció un 40 por ciento.

"Estamos muy cómodos con los más de 250 vuelos mensuales que unen en la actualidad Buenos Aires, San Pablo, Río de Janeiro, Bogotá, Caracas y Ciudad de México, con Frankfurt, Munich y Zurich", aseguró.

En cuanto a las perspectivas, Lauer aseguró que la firma espera poder traer naves de mayor porte a la región, aunque "eso depende de la infraestructura, porque en muchos lugares no se puede. De hecho, en Ezeiza, hay algunos aviones que sólo podrían aterrizar en la terminal que fue recientemente ampliada".

Concretamente refiriéndose a Buenos Aires, el directivo de Lufthansa hizo referencia a la fuerte competencia que enfrentan, aunque estimó que la propia es la mejor oferta para viajar a Europa.

"Estamos ofreciendo tres clases. Y esta aeronave ya cuenta con la nueva primera clase, que tiene un asiento más una cama. Remodelamos también la economy y estamos haciendo lo propio con business", sostuvo.

"Si bien esta ruta no está dando ganancias, por la larga distancia y el alto precio de los combustibles, tenemos buenas expectativas porque siempre hay buena demanda", añadió.

Según aclaró, la mayor cantidad de pasajeros va de Buenos Aires a Europa, aunque la proporción está aumentando en ambos lados.

"La idea es continuar con las operaciones diarias en Ezeiza. Eso sólo se modificaría si hay un cambio de la situación económica, que presenta ciertas incertidumbres tanto en Argentina como en Europa", concluyó.

Más notas:

* "Buscamos que el vuelo de cada pasajero sea único, como si el avión fuera propio"* ¿Qué se esconde detrás de su menú de avión?* Berlín sale a conquistar a los turistas argentinos y muestra su amplia oferta


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.