Descuentos "light": bancos se ajustaron el cinturón y las rebajas "adelgazaron" diez puntos en menos de dos años

Aliadas indiscutibles de los compradores argentinos, las tarjetas bancarias se convirtieron en un instrumento clave a la hora de salir de shopping y conseguir descuentos.

De hecho, hasta pueden resultar determinantes al momento de elegir el local al que se va a ingresar por las promociones que se ofrecen con cada plástico.

En este escenario, desde la CAME aseguraron a iProfesional.com que este comportamiento está tan instalado que, en la actualidad, "los clientes realizan el 70% de sus compras con tarjeta".

Esta modalidad de pago cobra mayor relevancia, especialmente, en un contexto en el que el consumo se fue enfriando, ya que es en sí misma una herramienta para seducir compradores.

Es por ello que cuando trascendió que muchos bancos comenzarían a disminuir los porcentajes de las rebajas la noticia generó un gran revuelo.

Y si bien algunas entidades bancarias salieron al cruce para "aquietar las aguas" y afirmaron que no recortarían beneficios, lo cierto es que en sus páginas de Internet ya se pueden ver promociones con descuentos del orden del 15% mientras que el año pasado, en la mayoría de los casos, rondaban el 20 por ciento.

"Un 15% no es un número que genere un gran impacto en el consumidor", destacó Emiliano Schwartz desde la consultora Tomadato.

Es que tanto a los comercios como a los mismos bancos -que cubren en conjunto las promociones- se les hace cada vez más cuesta arriba mantener bonificaciones que superen ese "humilde" porcentaje.

No obstante, hay que tener en cuenta que existe un tercer jugador, nada menos que el Gobierno, que estará atento -con más razón en un año electoral- a que el nivel de compras no se retraiga a niveles no deseados.

"El Ejecutivo va a querer sostener más que nunca el consumo interno caliente", indicó Schwartz.

De esta forma, las próximas semanas serán clave porque los argentinos develarán el interrogante sobre qué porcentajes de descuentos acordaron finalmente los shoppings y los bancos para este 2013.

Promos, cada vez menos "generosas"Es indudable que los argentinos ya se habituaron a revisar sus tarjetas de crédito y débito antes de ir de compras.

Pero, si bien las entidades financieras no han podido prescindir de esta poderosa herramienta para potenciar el consumo, ya es evidente que se aplicaron recortes en los porcentajes de rebajas.

En este sentido, los números son contundentes. Si se efectúa un análisis de las cifras se advierte que, año tras año, los bancos fueron reduciendo en un 5% los beneficios otorgados.

En 2011 promediaban un generoso 25%, en 2012 disminuyeron un 20% y, en lo que va de 2013, ya se pueden ver varios casos en los que sólo se ofrece un "humilde" 15 por ciento.

iProfesional.com dio cuenta del escenario de descuentos con el cual se encontraban los argentinos cuando salían de compras en 2011:



 

El año pasado, en cambio, los bancos ya se mostraban un poco menos "generosos" a la hora de ofrecer promociones conjuntas con los shoppings a sus clientes. Algunos de ellos ya empezaban a otorgar rebajas del 20%, tal como se aprecia del cuadro adjunto a continuación:



En tanto, las promociones entre bancos y shoppings para 2013 aún se están definiendo, pero ya hay algunos claros indicios que hacen pensar que el porcentaje de rebajas que se ofrecerá quedará lejos de aquel generoso 25 por ciento.

Tiempos de recortesUna de las evidencias sobre un escenario más acotado en materia de promociones surge de las mismas páginas web de los bancos.

Allí, se advierte cómo algunas de las principales entidades financieras ya comienzan a difundir porcentajes de beneficios inferiores a los de otros años.

Por ejemplo, al visitar el sitio del Santander Río se puede observa que éste promociona un "Olorcito a ahorro" de tan sólo un 15 por ciento.

En la imagen se ve también que las seis cuotas sin interés que solía ofrecer la entidad hoy se transformaron en tres:



Otro de los bancos que ya anuncia con bombos y platillos las rebajas del 15% es el Standard Bank. Así se observa en la página de la entidad:



¿Por qué bajan los porcentajes?Los descuentos que los bancos aplican en conjunto con los shoppings, en general, son cubiertos por ambos.

Y, si bien la estrategia trae beneficios recíprocos -a las entidades financieras porque estimula el uso de sus plásticos y a los centros comerciales porque les genera tráfico de consumidores-, cada vez son más las complicaciones que ambos encuentran para mantener tan amplios porcentajes.

En el caso de los comercios, el problema tiene que ver con los gastos que deben soportar. "La presión de los costos de alquiler y el pago de sueldos va en aumento y llega a un punto en el que no dan los números para hacerse cargo de las rebajas", explica a iProfesional.com Schwartz desde Tomadato.

Esta razón llevó a muchos locales a buscar desesperadamente escapar de este esquema de promociones. Sin embargo, las veces que intentaron salirse de este sistema, advirtieron que estaban "entre la espada y la pared".

Es que, tras varios intentos de hacerlo, los negocios aprendieron que este mecanismo -que hoy les resulta un tanto molesto- llegó para quedarse.

Según puntualizó Adrián Kittner desde eConsultora, "el comerciante hoy acepta el beneficio porque sabe que el banco lleva clientes por las publicidades y promociones".

Aunque también ocurre que los argentinos ya se habituaron a las promos y, en la actualidad, un local sin descuentos pierde.

La situación de los bancosAsí como mantener las rebajas con los plásticos genera cada vez más inconvenientes para los comerciantes, la situación de los bancos -socios en materia de promociones- tampoco es muy alentadora.

Es que para las entidades financieras, la posibilidad de sostener las rebajas en 2013 en un 20%, como ocurrió durante el 2012, se complica.

En los últimos días surgieron versiones de que, a partir de los topes impuestos por el Gobierno para las comisiones, las entidades financieras estarían considerando acotar los beneficios a sus clientes.

Y esto no sería nada extraño ya que, como señaló Fabián Castillo desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), "lo que está ocurriendo con las rebajas es el resultado de una ecuación. Los bancos ahora están analizando qué gastos recortar porque no quieren ganar menos. Por eso, es probable que acorten los descuentos".

En el mismo sentido, Schwartz indicó que "al reducirse el margen de ganancias de las entidades bancarias por el tope a las comisiones, éstas lo van a empezar a traducir al cliente. Entonces, una opción es que disminuyan las promociones".

El consumo cada vez más lejos del "boom"Si bien el escenario actual hace pensar que -lejos de las grandes promociones- las rebajas en los meses venideros serán menos generosas, también es cierto que el 2013 presenta ciertas características que hacen más difícil predecir qué va a suceder.

Sin embargo, de acuerdo con los especialistas consultados por este medio, se estima que los descuentos más "humildes" podrían llegar a complicar aún más al consumo, que dista mucho de aquel "boom" que podía notarse tres años atrás.

"En diciembre, las ventas en los grandes shoppings no fueron como se esperaban. En general, en ese mes los centros comerciales explotan y en 1012 eso no pasó", remarcó Castillo desde la CAME.

En este sentido, el empresario mencionó que "en el mercado ya hay una preocupación con respecto a lo que pasará con el consumo y con la producción".

Es que los argentinos hoy no son los de 2010. Ahora racionalizan más el acto de compra y lo piensan dos veces antes de darse un gusto.

Y, para desgracia de los comerciantes, "mucha gente está acomodando sus bolsillos y resigna sus gastos", indicó Castillo.

En tanto, otro aspecto que complica la situación es que, si bien los argentinos se han vuelto casi fanáticos de las ofertas y promociones con tarjeta, los empresarios ya no ven tan amigablemente a este sistema.

En este contexto, según el experto, "los comerciantes buscan desbancarizar sus ofertas y valoran cada vez más el pago en efectivo".

La pelea en un año claveSi bien todos los factores parecieran indicar que este año el consumo se mostrará más frío de lo que shoppings, marcas y comercios quisieran, hay un aspecto que podría jugar a favor de una reactivación: las medidas que el Ejecutivo decida adoptar antes de las elecciones legislativas de octubre.

En este sentido, Schwartz sostuvo que el "2013, por ser un año electoral, es muy particular" ya que detrás de un tema aparentemente tan simple como son las promociones y tarjetas, agregó, "también cobran peso determinadas cuestiones de índole política y económica".

Por lo tanto, no se descarta que -sobre todo a medida que se acerquen los comicios- el Ejecutivo haga todos los esfuerzos posibles por mantener el consumo a flote y "mueva ciertas fichas" en este sentido.

Así lo expresó el experto en diálogo con iProfesional.com: "El Gobierno va a querer sostener el consumo interno y es muy probable que tome distintas medidas para reactivarlo".

En conclusión, las negociaciones con los bancos en materia de descuentos serán clave, así como también lo que ocurra con las paritarias.

"Esa va a ser la gran batalla este año. El Gobierno no quiere que se apague la llama del consumo y va a intentar incentivarlo como pueda", finalizó Schwartz.


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.