En cuatro distritos, el sueldo promedio ya paga Ganancias

Mientras el Gobierno, el gran beneficiario de la creciente recaudación del impuesto a las ganancias, continúa postergando la actualización del mínimo no imponible, la frase tan repetida en los discursos de los líderes sindicales de que "no se trata de un impuesto a las ganancias, sino al trabajo", adquiere cada vez más sentido. Al menos así lo pueden asegurar los empleados de cuatro distritos, incluida la Capital Federal, donde el salario promedio del sector privado, según las propias cifras oficiales, ya está alcanzado por ese tributo. A nivel nacional, en tanto, el ingreso promedio de los empleados privados es apenas 0,6% menor que el mínimo no imponible.

En su sitio de Internet, el Ministerio de Economía presenta el salario mensual neto promedio del sector privado por provincia. La información está actualizada hasta el segundo trimestre del año. En ese trimestre, la remuneración promedio de los empleados privados a nivel nacional fue de 6228 pesos, $ 446 más que el mínimo no imponible para un trabajador soltero ($ 5782). Sin embargo, los ingresos en ese período se ven distorsionados por el pago de la primera mitad del aguinaldo. Por eso se toma en cuenta el ingreso promedio durante el primer semestre completo, que fue de $ 5750, es decir, 0,6% menos que el mínimo no imponible.

En cinco distritos, no obstante, el salario promedio de la primera mitad del año superó el mínimo no imponible. Se trata de la Ciudad de Buenos Aires, donde el ingreso neto de los empleados privados fue de $ 6769, Chubut ($ 9447), Neuquén ($ 9040), Santa Cruz ($ 10.739) y Tierra del Fuego ($ 9323). En esta última provincia, sin embargo, gracias al régimen de promoción establecido en la ley 19.640, los empleados están exentos del pago de impuesto a las ganancias.

En conjunto -nuevamente, según información del Ministerio de Economía-, las provincias donde el salario neto promedio supera el mínimo no imponible abarcan el 30% de los cerca de 6.300.000 puestos de trabajo declarados en el sector privado. En todas esas provincias, con excepción de la Capital Federal, el ingreso promedio incluso es mayor que el mínimo no imponible que se aplica para un trabajador casado y con dos hijos ($ 7998). Ese umbral se toma en cuenta sólo si el cónyuge del empleado tiene un ingreso anual no mayor a $ 12.960. Si el ingreso del cónyuge es mayor que esa cifra, el mínimo no imponible se calcula considerando como "cargas" sólo a los dos hijos, y por tanto baja a $ 6890, apenas 2% mayor que el ingreso promedio en la Capital Federal.

Más allá de las cuatro provincias donde el ingreso promedio ya está sujeto al pago de ganancias, en otras ocho el salario alcanzará el mínimo no imponible el próximo año si éste sigue sin actualizarse y las remuneraciones aumentan en 20%, es decir, a una tasa menor a la negociada entre trabajadores y empresarios en los últimos años. Entre estas provincias, están la de Buenos Aires (cuyo ingreso promedio actual es de $ 5614), Santa Fe ($ 5191) y Córdoba ($ 4895). Obviamente, en ese caso, el ingreso promedio nacional también superaría el mínimo no imponible.

En 2006, el salario neto del sector privado en Chubut, Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego era mayor al umbral a partir del cual se tributaba ganancias ($ 2215). En ningún caso el ingreso superaba el umbral que entonces se aplicaba a un casado con dos hijos ($2954). En 2007, el mínimo no imponible para los solteros aumentó en 51%, hasta $ 3346, y quedó por encima del salario promedio en todas las provincias. En 2010 y 2011, cuando la inflación y los aumentos salariales fueron mayores que los ajustes del mínimo no imponible (20% en ambos años), el ingreso promedio en las provincias patagónicas volvió a estar alcanzado por el impuesto a las ganancias. Este año, sin embargo, fue el primero en que el salario medio de la Capital Federal también empezó a tributar Ganancias y en que el ingreso promedio a nivel nacional quedó tan cerca de hacerlo.

El Ministerio de Economía también presenta el salario neto promedio de los empleados privados por sector productivo. Esa información muestra que el ingreso medio de las personas que trabajan en varios sectores económicos está por encima del mínimo no imponible. Entre los trece sectores productores de bienes, diez pagan sueldos netos promedio por encima del mínimo no imponible. Entre esos sectores están la industria de alimentos, bebidas y tabaco (cuya remuneración promedio mensual es de $ 7020), la industria automotriz ($ 9806) y la de maquinaria y equipos ($ 7112). También está la explotación de minas y canteras, que paga un salario promedio mensual de $ 19.256, más de tres veces mayor que el promedio del sector privado. El salario promedio de la agricultura, la industria textil y la construcción no paga Ganancias.

Entre los servicios, la intermediación financiera y el sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones también pagan, en promedio, salarios superiores al mínimo no imponible. Lo mismo ocurre con la administración pública. En tanto, el comercio, las actividades inmobiliarias y los servicios de hoteles y restaurantes pagan salarios que, por lo pronto, no están alcanzados por Ganancias.

El mínimo no imponible está rezagado

El umbral, cada vez más cerca del ingreso medio

  • $5750
    Ingreso promedio del sector privado

    En la actualidad, el salario mensual promedio es apenas 0,6% menor que el mínimo no imponible

  • $6769
    Remuneración en la Capital Federal

    Por primera vez, el ingreso promedio de los empleados porteños está alcanzado por Ganancias

  • 20%
    Aumento del mínimo no imponible

    Esa fue la tasa a la que aumentó el umbral a partir del cual se paga Ganancias en 2010 y 2011

Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.