Cristina Kirchner rechazó las críticas al cepo cambiario y dijo que la retracción en la actividad inmobiliaria es "mínima"

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó este lunes por la tarde el acto de clausura de la 60 Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción.

En este marco, y ante las quejas que había expresado previamente el titular de la Cámara, Carlos Wagner, respecto del cepo al dólar y de cómo impactó en la actividad, la mandataria se defendió y aseguró que "todos los insumos se pagan en pesos y los salarios también".

En esta línea, subrayó que "la actividad inmobiliaria no es lo mismo que la construcción" y sostuvo que este segundo sector tiene "un claro contenido patriótico".

"Tienen la suerte de tener insumos que se producen y se pagan en el país. Todo se hace en pesos, al igual que la mano de obra. ¿La actividad necesita un reacomodamiento? Sí, necesita un cambio de parámetros culturales", reiteró la mandataria.

Según la jefa de Estado, en la actividad inmobiliaria se perdieron unos 5.000 empleos, pero reclamó "mirar toda la película y no sólo la foto".

Si bien subrayó que hubiera sido mejor que ningún empleado perdiera su puesto, también consideró que la reducción fue "mínima" considerando el contexto mundial que afronta el país.

De hecho, resaltó el crecimiento que la construcción experimentó durante su gestión. Puntualmente, destacó que este rubro "creó 300.000 puestos de trabajo y creció un 300% respecto de 2003".

"Hubo etapas donde el modelo de gestión nacional consideraba a la obra pública como un gasto improductivo y no como una inversión", aseguró la Presidenta, quien identificó esa responsabilidad en las "ideas del consenso de Washington".

Y al explicar el porqué de la mejoría del sector durante la administración kirchnerista resaltó: "No es un milagro".

En esta línea, puntualizó que "es virtuoso el crecimiento de las Pyme y la federalización de la obra pública, que permitió que las provincias pudieran llamar a licitación y la aparición de cientos de Pyme de la construcción en las provincias".

En este contexto, la mandataria admitió que "la crisis mundial nos ha traído meses de contracción".  Sin embargo, reiteró el pedido de "no detenerse en la foto, sino ver la película completa de los 10 años, donde el crecimiento de la construcción fue exponencial".

Inversión energéticaEn su discurso, la mandataria hizo hincapié en el crecimiento del país, sobre el cual aseguró: "Si no hubiera sido abonado y acompañado por una inversión energética inédita, no se podría haber sostenido".



En este sentido, puntualizó las "obras fundamentales" en la represa hidroeléctrica Yacyretá y en la central atómica Atucha II.

"Es muy simple: sin luz y sin energía es imposible producir. Y ahora se hizo necesaria la energía en Argentina. Hasta el año 2003 algunos recuerdan que hasta se vendía, y casi lo recuerdan como un logro, cuando es un pecado que un país venda su energía", estimó la jefa de Estado.

La ceremonia se realiza en el Hotel Sheraton de Capital Federal y participa también el titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner.

Fondos buitrePor otra parte, la jefa de Estado se refirió a los fondos buitre que mantienen embargada la Fragata Libertad en Ghana y al fallo del juez Thomas Griesa en EE.UU.

Al respecto, destacó que la Reserva Federal de Nueva York pidió limitar el fallo que beneficia a los holdouts.

Concretamente, la Presidenta confirmó que la FED se presentó ante el juez neoyorquino "espontáneamente" y como "parte interesada" en el caso por el que los fondos que rechazaron ingresar en el canje de deuda de 2006 y reabierto en 2010 reclaman a Argentina el pago de deudas por u$s1.430 millones.

Los demandantes piden a Griesa que no renueve el próximo 1 de diciembre una medida que mantiene en suspenso la aplicación de un fallo del juez por el cual Argentina debe pagar a los fondos de inversión.

Precisamente, el 2 de diciembre Argentina debe concretar un pago de u$s3.300 millones a los acreedores que sí aceptaron el canje y algunos expertos han advertido que, si los demandantes se hacen con parte de ese pago, el país puede caer en un cese de pagos técnico con el resto de los acreedores, que recibirían menos dinero.

Según Fernández, la Reserva Federal planteó ante Griesa su "preocupación" por los efectos del fallo judicial en los bancos que actúan como meros intermediarios de pago a los acreedores de Argentina que deben cobrar el 2 de diciembre.

La mandataria indicó que la FED planteó que una sentencia que permita a los querellantes embargar parte de esos fondos "puede tener ramificaciones operacionales que impidan la normal y eficiente operación de los sistemas de pago" y, por ello, "urge a la Corte a limitar el alcance de la misma".

La medida solicitada por los querellantes "es muy amplia y debe ser rechazada" ya que "sujeta a los bancos intermediarios a requerimientos o responsabilidades potenciales que no están permitidas por la ley aplicable",  indicó la presentación de la Reserva Federal ante Griesa, según consignó la jefa de Estado.

La mandataria consideró que "la Reserva Federal de EE.UU. ve que puede haber otras reestructuraciones de deuda y que su jurisdicción y sus propias leyes pueden quedar totalmente dejadas de lado por otros países que quieran hacer reestructuración de deuda".

En este contexto, Cristina insistió en que los holdouts "están buscando provocar un default técnico" de Argentina.

"¿Y quién puede decir si hay un default técnico? Las calificadoras de riesgo. Los holdouts (acreedores con tenencias de bonos en mora) han contratado un derivado financiero, los credit default swaps (CDS), una suerte de timba financiera internacional donde se apuesta a qué país no va a pagar (su deuda). Si se produce el default, aunque sea técnico, cobrarían ingentes sumas de dinero", ironizó la Presidenta.

En esta línea, denunció que detrás de este negocio especulativo están los grandes bancos de Europa, Estados Unidos y Japón y fondos de inversión como NML Elliot, uno de los querellantes en Nueva York y que, por un pedido de embargo, mantiene retenida la fragata Libertad en un puerto de Ghana desde el pasado 2 de octubre.

"Es imposible que Argentina deje de pagar la deuda porque hemos alcanzado un nivel de exposición mínima. Sólo el 8% de la deuda en moneda extranjera está en manos de tenedores extranjeros y tenemos más de 45.000 millones de dólares (de reservas monetarias) que por ley estamos autorizados a utilizar para pagar deudas", sostuvo en palabras citadas por EFE.

Defender el modeloPor otra parte, a un día del paro nacional de la CGT de Hugo Moyano, la Presidenta convocó a los trabajadores "a la defensa del proyecto político que ha generado mas de 5 millones de puestos de trabajo".

"Mientras me toque la responsabilidad del Estado nacional habiendo sido electa dramáticamente por el 54%, voy a seguir defendiendo lo que considero más adecuados para los intereses de la Argentina, y si estoy equivocada, la gente va a decidir qué otro proyecto va a seguir en las urnas", advirtió.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.