La contrataron mediante una beca, no le reconocieron la antigüedad y ahora deberán indemnizarla

Los contratos de beca o aprendizaje permiten cumplir un doble objetivo. Por un lado, la persona que es incorporada a una compañía bajo esta modalidad puede adquirir importantes conocimientos prácticos y sumar experiencia profesional. Por el otro, las firmas que recurren a esta figura reducen costos laborales en comparación con una típica relación de dependencia.

Es común que esta modalidad permita facilitar la realización de prácticas por los interesados, estudiantes muchas veces, abonándoles una compensación por las tareas que realicen y por la falta de otra entrada.A esta figura se suma una variedad de programas de promoción del empleo instituídos por el propio Ministerio de Trabajo, algunos de los cuales contemplan la capacitación de los trabajadores o estimulan la inserción de universitarios en el mundo laboral.Sin embargo, no siempre se utiliza esta forma de contratación de manera legítima y es, por esta razón, que a los tribunales llegan numerosos reclamos donde los becarios o aprendices desvinculados de la empresa al cabo de un tiempo argumentan que, en realidad, cumplieron funciones típicas de un empleado.Es decir, que no sólo se han utilizado en reemplazo de contratos por tiempo indeterminado, sino que también en situaciones en que los becarios realizan actividades que inciden en la vida económica de las empresas.Falta de corrección en los registrosEn una reciente causa, una empresa celebró un contrato de beca con una mujer cuyo objetivo era la formación y capacitación profesional para proveerle conocimientos y especialización necesarios para que se desarrolle como vendedora polifuncional.

Al término de ese período, la trabajadora comenzó a prestar servicios en relación de dependencia para la firma.Luego de unos años, la empleada pidió que le modifiquen la fecha de ingreso en los registros y comiencen a computar la antigüedad desde el momento de la suscripción del contrato de beca.Al no ser escuchada se consideró despedida. Por ese motivo, se presentó ante la Justicia para reclamar las indemnizaciones correspondientes a la ruptura del vínculo sin causa.La jueza de primera instancia calificó a la relación como laboral durante el período en el cual la empleada resultó beneficiaria de una "beca". De esta manera, hizo lugar al reclamo por regularización registral conforme a la real fecha de ingreso.Por esta razón, la empresa apeló la sentencia ante la Cámara, aunque sin obtener una sentencia favorable.Los magistrados explicaron que "si bien la ley no define qué se entiende por 'beca' generalmente se trata de contratos atípicos celebrados entre empresas y entidades educativas que tienen como objetivo principal desde la simple práctica de un oficio hasta la fase experimental de los estudios teóricos de distintos niveles, estando signado su desarrollo por el objetivo específico de capacitación". En este caso, los jueces consideraron que "la firma celebró un contrato de beca con la empleada cuyo objetivo era la formación y capacitación profesional para proveerle conocimientos y especialización necesarios para que se desarrolle como vendedora polifuncional".Sin embargo no pasaron por alto que la firma no adjuntó el programa de estudio que allí se consignó.De esta forma, indicaron que no podía evaluarse válidamente el tipo de capacitación que se le habría brindado ni qué aprendizaje o entrenamiento se le proporcionó de manera tal que pueda calificarse el contrato como de aprendizaje y no un mero entrenamiento o capacitación que redunde en beneficio de la empresa, quien en el plazo acordado no asumió ninguna obligación legal.Luego remarcaron que la dependiente comenzó a prestar servicios en relación de dependencia para la firma al finalizar el período de esa contratación. "El silencio de la trabajadora -como se invocó en la protesta de la empresa- no puede ser interpretado en su contra (arts. 57 y 58 de la ley de contrato de trabajo) y el contenido de las registraciones laborales y/o contables de la firma poseen una utilidad relativa por tratarse de manifestaciones unilaterales propias de esta que no puede controlar el trabajador durante el desarrollo del vínculo", agregaron los magistrados.De esta forma, consideraron que la relación se enmarcó en un contrato de trabajo según los términos de los artículos 21 y 23 de la LCT desde la fecha que consta en el vínculo de beca.

Consecuencias empresariales Ramiro Salvochea, socio del estudio Salvochea abogados, destacó que "es natural que el aprendizaje en una firma no revista una forma académica, sino que se cumpla simplemente transitando por el hacer las cosas que normalmente se hacen en dicha empresa. Es así como se logra la experiencia que servirá para el próximo trabajo". De todas maneras, remarcó que "las exigencias de los tribunales en esta materia, basadas en una precarización del trabajo, no son totalmente infundadas"."Es cierto que hay un abuso de estas formas de contratación pero ellos no deben llevar a neutralizar una excelente herramienta de introducción de los jóvenes en el ámbito laboral", concluyó Salvochea. Según lo explica Juan Manuel Minghini, del estudio Minghini, Alegría & Asociados, "la beca o práctica rentada es un contrato no laboral consistente en el compromiso por parte de la empresa de capacitar y entrenar al becado en un arte, oficio o profesión, que permita su inserción laboral en la misma compañía que lo contrató o en otra que requiera sus servicios".Por ese motivo, recomendó adoptar "todas las medidas que sirvan para acreditar la existencia concreta y real de la beca".En ese contexto, "las empleadoras deberán contar con elementos certeras para demostrar, llegado el caso, que la beca realmente existió". Y, finalmente, agregó que "no bastará con plasmar los hechos en un simple contrato, sino contar con la mayor cantidad de pruebas que permitan defender la modalidad pactada".Por último, Héctor García, abogado de García, Pérez Bonaini & Asociados, remarcó que "los innumerables pronunciamientos judiciales han convertido a las becas en contratos de trabajo, no tanto por el tiempo de vigencia de la relación, sino además, por la naturaleza de las actividades encomendadas". 


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.