Las casas de cambio, barranca abajo y "en punto muerto": sigue el cierre de sucursales y la fuerte reducción de personal

El clima caluroso por momentos se torna agobiante en la city porteña. Pero no en todos los rincones se experimenta la misma sensación.

En el caso de las casas de cambio, la temperatura se mantiene extremadamente "fría" en los mostradores y los locales lucen semivacíos.

Sus directivos y empleados añoran esos momentos de "calor intenso", con largas colas de gente esperando para poder entrar y hacerse de algunos dólares. El cepo cambiario le cambió la vida dramáticamente a este sector y nada indica que el duro revés que sufren vaya a revertirse en el corto plazo.Quienes se desenvuelven en esta actividad no ocultan su preocupación.

Sus titulares están viendo cuánto y de qué forma pueden aguantar y muchos empleados se levantan para ir a trabajar con el sabor amargo de saber que ése puede ser su último día. De hecho, según datos del Banco Central, antes de las restricciones cambiarias este sector concentraba algo más del 6% del total de transacciones que se pactaban a diario, complementando así a la actividad bancaria que tomaba el resto. Ahora, esta participación se redujo a un magro 1%. Claro está que este achique se tradujo en cientos de despidos y en persianas que se van bajando conforme transcurre el tiempo.Operativo achiqueLas casas de cambio en la actualidad sólo pueden realizar un puñado de operaciones, que son las que cuentan con el "OK" del Banco Central y de la AFIP.La menor participación en el negocio cambiario hizo que muchas firmas tuvieran que reducir estructuras y decirle adiós a buena parte de su staff."Aguanté lo que puede. Pero como vi que esto no iba a cambiar, entonces las opciones que me quedaban era estirar la agonía y poner plata todos los meses o cerrar. Elegí la segunda", comentó resignado a este medio uno de los afectados. Claro que no fue el único. Antes del cepo el sector contaba con unos 121 locales (contando sucursales en barrios de Capital y GBA) y empleaba a unas 3.000 personas.Según dan cuenta fuentes confiables de la actividad, no menos de la mitad se encuentra hoy con dificultades financieras.

Unas cinco firmas ya solicitaron al Banco Central la suspensión de la patente para operar.La lista la conforman Aeromar, Italtur, Saseg, Cambio Perseo y Cambios Norte.Además, el Banco Central le quitó la autorización para funcionar en los aeropuertos a Global Exchange, obligando el cierre de sus locales.En síntesis, estas seis empresas ya le bajaron la persiana a unos 10 puntos de venta en total, la mitad de ellos en la Ciudad de Buenos Aires.Y a ellas, según reveló un conocedor del mercado, se le sumaría, en el corto plazo, el cierre de diez sucursales de firmas que tienen intenciones de seguir operando.Cabe recordar que además de verse restringida la operatoria de compra de dólares, el Gobierno también redujo a un mínimo las transferencias al exterior por giro de dividendos (en 2011 habrían sumado unos u$s4.500 millones), lo que hizo que el volumen de negocios se desplomara cerca de un 70 por ciento. En cuanto a los niveles de empleo, previo al cepo, esta actividad nucleaba unas 3.000 personas de forma directa e indirecta. De ese total, unas 1.000 ya fueron suspendidas o cesanteadas. 

"El año pasado teníamos 10 empleados, ahora con tres alcanza. Los números no dan, se está trabajando el 20% de lo que antes del cepo se generaba", destacó a este medio un directivo de una de estas firmas."La tendencia es la de achicar estructura y reducir costos a la mínima expresión", agregó, al tiempo que adelantó que de las que quedan en pie se "producirá la baja de unas diez sucursales más en los próximos meses".Semanas atrás se permitió oficialmente volver a adquirir divisas en efectivo. Claro que con la previa autorización de la AFIP, algo que resulta difícil de conseguir. Y pese a que la aguja de ventas se movió un poco, ese incremento dista de traer calma al sector, uno de los que más sufre el cepo junto con el inmobiliario."Hay más demanda por cuestiones turísticas. En especial, de monedas de países limítrofes, pero en volumen no significa mucho ya que igual dependemos de las autorizaciones de la AFIP, que son muy pocas", mencionó una fuente.Para colmo, agregó, "el sistema de la validación no está respondiendo bien. Ocurre en todo el país y, en general, a la tarde no funciona, lo que hace caer gran parte de las operaciones".Quien sí se animó a hablar "en on" tiempo atrás con este medio fue Hugo Paz, de la firma Italtur: "A partir de agosto cerramos por seis meses", señalaba de manera tajante. La firma, por el momento, sigue sin operar.

"Realizamos el pedido de suspensión al Banco Central pero no hemos decidido si vamos a devolver la licencia", agregaba, con una voz que entremezclaba, bronca y tristeza.En Aeromar el panorama es similar. Ante el llamado de iProfesional.com, informaron: "No estamos operando. La situación se mantendrá así hasta que pase todo esto".

"Creo que los actuales funcionarios no tienen mucha voluntad de salvar a las casas de cambio", señaló Aldo Pignanelli, ex Presidente del Banco Central.Casas y agencias de cambioDentro del rubro existe una diferenciación importante.

Por un lado se encuentran las casas de cambio, segmento que está conformado por 35 firmas que poseen un total de 71 puntos de expendio, contabilizando las sucursales.Por otra parte, se hallan 24 empresas que funcionan como "agencias de cambio", que disponen un total de 50 locales.Las diferencias entre uno y otro formato radican en que las casas de cambio están habilitadas por el Banco Central para comprar y vender divisas, realizar transferencias en moneda extranjera y manejar cheques del exterior.

Para poder encauzar estas últimas dos operaciones el requisito indispensable es contar con corresponsalías en el exterior, cosa que la "agencia de cambios" no dispone.

Estas ultimas sólo pueden, con previa autorización de la AFIP, comprar y vender monedas y billetes extranjeros, oro amonedado y en barras de "buena entrega" y adquirir cheques de viajero en moneda extranjera.

Por otra parte, en "teoría", y como parte de una época que ahora parece lejana, las casas de cambio están habilitadas a:• Compraventa de monedas y billetes.• Compraventa y emisión de cheques.• Transferencias.• Compraventa de cheques de viajero, en moneda extranjera.• Compraventa de oro amonedado y en barras de "buena entrega".

Lo cierto es que "si no hay cambio no hay negocio", remarcó un directivo del sector, al tiempo que recalcó que este menú de opciones quedó reducido sustancialmente.En la miraTécnicamente, las firmas del sector no pueden operar si presentan déficit en sus balances.Pero esta no es la única preocupación que tienen sus directivos. Cabe señalar que en 2012 muchos de ellos fueron acusados por Guillermo Moreno de ser los principales causantes de la fuga de depósitos y de la fuerte alza del dólar blue.Incluso, según trascendió, el secretario de Comercio habría amenazado con "meter presos" a algunos titulares, además de prohibirles hacer pública su delicada situación actual.Esta persecución fue considerada, por los mismos actores, como una "caza de brujas", ya que las casas de cambio sólo comercializan una pequeña parte del dinero que el mercado cambiario moviliza en la Argentina.Cabe recordar que este rubro viene afrontando diversas limitaciones en el abanico de opciones con el que cuentan para darle "maniobrabilidad" al negocio.

En un ruego casi desesperado muchos directivos elevaron a los funcionarios la idea de que puedan participar en actividades vinculadas con el comercio exterior como la prefinanciación de exportaciones.

Pero lo cierto es que nada se ha modificado sustancialmente para esta actividad.

Un empresario que opera en la calle 25 de Mayo resume la situación así: "Estamos a la deriva. Nadie nos tira un salvavida, nos miramos unos a otros en medio del naufragio, vemos que nos estamos hundiendo y nos preguntamos quién será el próximo".


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.