Calificadoras en alerta por decisión de Griesa

La decisión que tome el juez Thomas Griesa en relación con el reclamo de los inversores que no entraron al canje también es seguido muy de cerca por las calificadoras de riesgo. La agencia Moodys emitió un informe en el que detalla los distintos escenarios que podría enfrentar la Argentina en caso de que quede firme un fallo adverso. Uno de los puntos más relevantes es que aún en caso de que se produzca un default técnico, la calificación de la deuda soberana podría no verse afectada. «Si se cumple con el pago normal de los bonos reestructurados, no habrá un impacto negativo sobre el rating», aclaró la compañía.

En otras palabras, legalmente podría considerarse que la Argentina entró en default técnico en caso de no cumplir al pie de la letra con lo que ordene la Justicia norteamericana. Sin embargo, si los acreedores que aceptaron el canje cobran en la jurisdicción correspondiente y no sufren pérdidas de capital, se mantendrá la calificación. Por lo tanto, un default técnico no implica per se que la deuda argentina caiga a categoría de default.

El informe de Moodys indica que si bien el reclamo actual de los «holdouts» asciende a u$s 1.300 millones, podría expandirse a u$s 7.500 millones si todos los tenedores de deuda en default decidieran presentarse. Esto podría suceder en el caso de un fallo favorable para ellos de Griesa, que permitiría al resto de los inversores apalancarse en aquella decisión. Incluso, señala el mismo trabajo, podría extenderse hasta u$s 12.500 millones si se incluye en futuras demandas la deuda de quienes poseen bonos en default nominados en euros. De todas formas, las Cortes europeas se muestran mucho menos abiertas a darle lugar a este tipo de reclamos.

«Nuestro escenario base -plantea la evaluadora- es que la Argentina está dispuesta a seguir pagando sin cambios de jurisdicción, de moneda ni de tasas de interés. Sin embargo, estos objetivos pueden peligrar al mismo tiempo por la negativa de no pagar a quienes no ingresaron al canje de 2005 y 2010».

Más allá de las cuestiones legales involucradas en el caso, Moodys plantea tres escenarios principales de lo que podría suceder en relación con la calificación de la deuda argentina. Son los siguientes: 

La decisión judicial de pago a los «holdouts» se vuelve en la práctica imposible de cumplir. En ese caso, los inversores con bonos argentinos seguirán cobrando normalmente y no se incurrirá en pérdidas en el Valor Presente Neto de los títulos. Por lo tanto, no corresponde aplicar una baja de la calificación. 

Otra posibilidad es que la determinación de Griesa sí involucre algún tipo de pérdida en el valor presente de los bonos. Esto podría suceder si se avanza con un embargo de los fondos que la Argentina utiliza para pagarles a los inversores o porque se cambian las características originales de emisión de los títulos. En este escenario la calificación sí se vería resentida, en función de la quita que terminen sufriendo los bonistas y la capacidad de recuperar todo o parte de lo que tendrían que cobrar. De hecho, la propia calificadora recordó en el informe cómo se califica a emisores que defaultean parcialmente sus obligaciones.

Finalmente, puede suceder que la determinación de Griesa lleve a un default técnico, aplicando términos jurídicos, pero que esto no signifique una pérdida de valor para los bonistas. Por lo tanto, en ese escenario no habría modificaciones de la nota.

En el cierre, también se prevé la posibilidad de que la Argentina presente el caso ante la Corte Suprema de los Estados Unidos. En ese caso, y suponiendo que el máximo tribunal tome el caso, los tiempos de definiciones podrían alargarse significativamente. Y un fallo final podría demorarse al menos un año más.


Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.