Por la baja de la obra pública llegó el ajuste a Electroingeniería

El 18 de mayo de 2008 hacía calor en Campana. Gerardo Ferreyra, socio minoritario y jefe político de la entonces ascendente Electroingeniería, perdió sus formas cuando LA NACION se identificó y le preguntó sobre el alto precio que el Estado había pagado al consorcio que integraba junto a Siemens para construir una central termoeléctrica. "¿De qué me habla? Ésta es la revolución ahora. En los 70 yo estuve preso por la lucha política. Hoy los tiempos cambiaron. Ésta es la revolución del kirchnerismo", gritó al punto de llegar muy cerca de la agresión.

Señalaba la instalación de acero por la que el grupo de empresas había cobrado cerca de 1000 millones de dólares, un valor que sólo se justificó por la urgencia energética por la que ya atravesaba el país. La revolución era, según él, la construcción de una obra pública fuertemente sospechada de sobreprecios.

A poco más de cuatro años, Ferreyra, aquel influyente revolucionario kirchnerista, transcurre varias horas de sus días intentando mantener a flote a Electroingeniería, una compañía que tuvo un crecimiento astronómico durante el kirchnerismo. En los últimos meses, Electro, como la llaman en el ambiente, ha reducido su planta de 4000 a algo menos de 3000; está a punto de cerrar una oficina en Buenos Aires y decidió replegarse a Córdoba, la provincia en la que tiene actividad desde hace cerca de 30 años. "No estamos brillantes; más bien diría estamos complicados", dicen cerca de la empresa. Carlos Bergoglio, director de Relaciones Institucionales de Electroingeniería, también lo reconoce: "Tenemos menor cantidad de personal, como resultado de la finalización de obras en 20112012, aunque en algunas de ellas mantiene aún un resto importante".

No ha sido un buen año para la firma fundada en 1977 por el santiagueño Osvaldo Acosta y el cordobés Ferreyra. El atraso en los pagos de los certificados de obra que acumuló el Estado durante el año fue determinante para que afloraran los problemas financieros de una de las empresas insignias de la clase empresaria kirchnerista.

"Son varios meses, ocho o nueve. Mucho dinero", reconoció una fuente que conoce de cerca la actividad de la empresa.

Es verdad que la ralentización de los pagos no sólo afecta a Electroingeniería sino que, por el contrario, alcanza a todas las contratistas de obra pública. Pero claro, los ruidos en la constructora cordobesa se multiplican ya que el ascenso hacia la constelación de grupo predilecto del kirchnerismo la colocó en un lugar de exposición. La empresa, prácticamente desconocida en el tablero de las grandes constructoras, cobró fama en 2003, cuando se impuso en la licitación para la construcción de la línea de 500 kV entre Choele Choel y Puerto Madryn.

En ese entonces, con mínimos antecedentes en la construcción de tendidos de alta tensión -sólo había tenido una participación mínima en un consorcio entre 1992 y 1994-, compitió, con éxito, ante grandes grupos como Sade Skanska, Techint, Cartellone, Sideco o Teyma.

Desde entonces no paró de crecer. Según sus colegas, que siempre la miraron con desconfianza, participó en licitaciones por un monto superior a los $ 25.000 millones. Construyó más de la mitad del tendido eléctrico; se quedó con el 25% de la transportadora eléctrica Transener; se adjudicó dos centrales de ciclo combinado junto a la alemana Siemens; compró empresas viales y aún opera una concesión de una ruta nacional y extendió sus negocios a Venezuela, Bolivia y Perú. En Mendoza tienen un viñedo y en Córdoba ingresó en el mercado inmobiliario con un megaemprendimiento de 400 departamentos.

Sus socios, Ferreyra y Acosta, son dueños de Radio del Plata y del canal de noticias 360 -se ve por algunos cables y por el sistema de Televisión Digital Abierta-. Fueron épocas de avión privado propio y de viajes oficiales, como en enero de 2007, cuando Ferreyra viajó a Alemania junto al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, a ver las turbinas que fabricaría Siemens para las centrales que construía, junto a Electroingeniería, en Campana y Timbúes.

Pero todo cambió. Ahora hay una evidente contracción de la empresa que, según el ranking de la revista Mercado, llegó a facturar en 2010 alrededor de 1300 millones de pesos y ocupar el puesto 42 de los grupos más grandes de la Argentina.

"Una de las razones de merma de la dotación de empleados es que no hay obras nuevas. Se terminan los contratos, como Atucha II, y los trabajadores de la construcción no se reponen. Hemos reducido la cantidad de 4000 a menos de 3000 en el último año y medio", confesó un ejecutivo de la constructora. De aquella expansión sin límite se pasó a una reducción importante. Alguna vez, un edificio de seis pisos ubicado en la calle Reconquista, en pleno microcentro porteño, rebasaba de empleados; hoy no más de 20 deambulan por aquellas oficinas.

"Es verdad que parte de la operación ha vuelto a Córdoba y esto tiene su lógica. En épocas de contracción, las tareas se centralizan. Por eso hemos decidido volver con algunas tareas allí. Pero las actividades de Vialco [una constructora que compraron] están en Buenos Aires. El edificio de Reconquista se mantiene y la oficina de Lavalle y Florida también", dijo un ejecutivo.

Todo fue muy vertiginoso para Electroingeniería. En pocos años, de asociarse con gigantes mundiales como Siemens se pasó a deberles a las pymes proveedoras. "Les debemos a los proveedores, a muchas pymes y a subcontratistas. Ese es un problema. Los más grandes aguantan. La situación financiera es complicada, pero nuestros proveedores son como socios ya que hace mucho que trabajamos con ellos. Y aguantan en las buenas y en las malas", reconoció un ejecutivo de la empresa.

Pese a todo, en la firma, que según pudo saber LA NACION declaró en 2011 activos por $ 926.339.607 y pasivos por $ 739.461.578, hay optimismo por lo que vendrá. "Tenemos algunos buenos contratos en el Norte con Arsat para el tendido de fibra óptica, un tendido de cable subterráneo en Rosario y varias cosas más. En Bolivia tenemos la obra vial más grande y Evo Morales paga el mismo mes que se certifica. En Venezuela estamos muy bien y además, hay muy buenas expectativas con un desarrollo inmobiliario en Córdoba: vendimos el 70% de las 400 unidades que construimos. Otro emprendimiento que funciona es la bodega: ya realizamos una venta de 100.000 botellas a Holanda", confió una fuente.

En el mundo de la obra pública, como todas las contratistas, miran qué pasará con la postergada licitación de las represas Condor Cliff y la Barrancosa, en Santa Cruz, ahora rebautizadas Néstor Kirchner y Cepernic. "Vamos a ver qué sucede. Nos presentamos en asociación con la empresa china Etsuba", confió el ejecutivo.

Finalmente, la columna mediática del grupo, Radio del Plata y 360 TV, no logra despegar. La radio descendió notablemente en la preferencia de la audiencia y, pese al esfuerzo de sus dueños, jamás pudieron convencer a Víctor Hugo Morales de mudarse al 1030 del dial. El canal tampoco ha podido tener una presencia destacada. Ambos tienen una importante dependencia de la pauta oficial, que hasta agosto acumuló en el año $ 14,3 millones.

Pasaron nueve años desde que Electroingeniería saltó al juego de los negocios grandes. Durante ese tiempo, Ferreyra estuvo convencido de que el abrigo kirchnerista era la revolución del nuevo siglo. No estaría mal, si pasa la tormenta financiera, que relea los libros sobre la ideología por la qué él luchó en los setenta y por la que quedó preso junto a su amigo Carlos Zannini.

Buenos tiempos, malos tiempos

De la pujanza a las dificultades económicas

  • OSVALDO ACOSTA
    Socio de Electroingeniería
    Él y Gerardo Ferreyra crearon la compañía en Córdoba, en 1977. Durante los años del kirchnerismo tuvo un crecimiento astronómico por su participación en obras públicas
  • $ 25.000
    Millones

    Electroingeniería participó en licitaciones que involucraron este monto total. Compró 25% de Transener y se adjudicó dos centrales de ciclo combinado junto a la alemana Siemens
  • 1000
    Empleados

    Es lo que redujo la plantilla del grupo en el último año y medio. Según reconocieron fuentes de Electroingeniería, la cantidad de empleados pasó de 4000 a 3000

Cargando...

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.