Se avecinan días complicados para la Bolsa

Los mercados viven un excelente enero; las subas acumuladas en Wall Street se ubican entre el 4% y 6%, y en Europa las alzas son de hasta 9 por ciento. En lo local, la tendencia no es diferente: el Merval gana más de 17 por ciento. No obstante, la última semana del mes y febrero prometen ser más complicados. Por un lado, no hay dudas, que las valuaciones hoy observadas deben comenzar a ser justificadas por la macro y la propia micro; mientras que, por otro lado, varios temas aún pendientes de definiciones elevarán la incertidumbre y la volatilidad de la plaza pudiendo ser buenas excusas para una toma de ganancias de corto. En esta coyuntura es en la que empiezan a escucharse cada vez más recomendaciones de cautela, en especial, para la plaza porteña.

Sin ir más lejos, en las próximas ruedas, nos enfrentaremos con varios factores y/o variables que pondrán a prueba la solidez y la sostenibilidad del rally observado.

Llegará el tan esperado informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) que, si bien podrá evitar la sanción, promete ser duro. También tras la presentación de los alegatos de los holdouts el viernes pasado, vendrá la respuesta del Gobierno, y detrás la audiencia de fines de febrero y el fallo. Un tema que mantendrá alta la sensibilidad de los inversores a cada impresión o dato que se conozca, en particular, cuando el mercado ya parece descontar en sus cotizaciones un dictamen a favor.

Todo esto en un marco en donde las señales de actividad económica son débiles, el escenario sindical se complica, y la escapada en el dólar marginal -manteniendo una brecha arriba del 50% sobre el oficial-modifica las expectativas y afecta el comportamiento del mercado que cotiza en pesos.

Y es justamente esta coyuntura, sumada a los drivers externos que también jugarán fuerte en las próximas ruedas, en la que se mantiene la visión de un mercado en "zona de trading"; por ahora, las acciones parecen estar digiriendo la suba con arbitrajes y/o lateralización, pero no podemos descartar una corrección generalizada de corto. Mientras que la visión sobre los bonos no es muy diferente, en particular, cuando realmente los rendimientos han caído fuerte en los últimos meses producto de una apuesta a una resolución positiva en Estados Unidos y a la búsqueda de oportunidades atractivas. Incluso en este mismo marco, debemos incluir a lo que fue la nueva estrella, que son los instrumentos dólar linked y que también han presentado una fuerte suba. Hoy, los títulos de menor riesgo rinden poco más que la devaluación oficial esperada.

De hecho, hace ya varias ruedas que en el corto plazo no se esperan fuertes y mayores bajas en los rendimientos en dólares de los bonos, aunque es cierto que los precios en pesos seguirán el comportamiento del dólar marginal.

Por otra parte, en los cupones PBI, la volatilidad se mantiene y mantendrá alta, debido a la incertidumbre en relación con la tasa de crecimiento del PBI de este año (que es sobre lo que depende el nuevo pago en 2014). Ahora bien, si hablamos de posiciones conservadoras, y dentro de una coyuntura inflacionaria, seguimos creyendo interesante el análisis de instrumentos como fideicomisos o cheques que rinden algunos puntos más que los de un plazo fijo; aunque ello, claro está, no permita cubrirse de una suba en los precios estimada para este año arriba del 25 por ciento.

En lo que respecta al plano internacional, por su parte, es real que también se deberá estar bien atento tras el rally observado en enero. De la agenda americana se conocerán en la semana datos de actividad, el reporte de empleo de enero, el anticipo del crecimiento del PBI del IV trimestre del año -para el que se espera una desaceleración en la tasa a niveles del 1,2% vs. el 3,1% del III trimestre del año- y hasta tendrá lugar una nueva reunión de la Reserva Federal.

También incluso se esperan indicadores desde Europa -en donde, si bien las aguas están más tranquilas, la crisis todavía no pasó- y desde China. Todos drivers que ante una decepción pueden llegan a ser buenas excusas para un respiro en el mercado.

Indicadores para seguir

  • Actividad
    Evolución débil

    Una mayor debilidad a la esperada en el dato de crecimiento, o de otros indicadores que se publicarán en Estados Unidos en las próximas ruedas, podrán servir como excusa para una toma de ganancias tras las subas acumuladas.

  • Cupón PBI
    Alta volatilidad

    Los cupones mantendrán una volatilidad alta ante la incertidumbre sobre el crecimiento de este año, que es el que debe gatillar el pago en 2014. Los TVPA en dólares y legislación local son los más atractivos, a mediano plazo.

Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.