Atesorar bonos públicos les causó a los bancos pérdidas por $1.200 millones en dos meses

Los bancos locales sufrieron pérdidas por más de $1.200 millones durante los últimos dos meses a causa de mantener los bonos públicos argentinos en sus carteras de inversión, según los balances que circulan en las mesas de dinero de las propias entidades del sector.

Sólo entre el Santander, el BBVA, el Galicia, el HSBC, el Standard Bank, el Macro y el Banco Nación, mantenían hasta el 30 de septiembre pasado un stock de, al menos, $15.000 millones en bonos públicos argentinos.

La mayoría, principalmente, nominados en pesos, aunque también el Bogar 2020 (hoy no tiene cotización en el mercado), el Bonar 2014, el Bonar 2017 y el Boden 2015.

Los títulos que tienen las entidades se vieron afectados, en primer lugar, por la pesificación que debió resolver la provincia de Chaco sobre su deuda en dólares, y en segundo lugar, por el fallo del juez estadounidense Thomas Griesa a favor de los holdouts.El monto en papeles públicos, que es registrado a "valor de mercado" en los balances contables de las entidades, se redujo un 6% sólo entre el 30 de septiembre y el 23 de noviembre pasados. Es decir, en unos $900 millones para este grupo de bancos, según esta misma información publicada por El Cronista. De ahí se infiere que, para el total del sistema, la pérdida habría superado los $1.200 millones.Los bancos se verían especialmente perjudicados, sobre todo, si la deuda de la Argentina quedara en default técnico. Las entidades del sistema financiero tienen en la actualidad más de $20.000 millones de bonos en cartera porque, por normativa del BCRA, sus tenencias no pueden superar el 50% de lo que se llama "responsabilidad patrimonial computable" (RPC). La RPC es una suma de conceptos que incluye, por ejemplo, el capital social del banco, los ajustes a su patrimonio, las reservas de utilidades, los resultados no asignados y las previsiones por riesgo de incobrabilidad.La regulación del BCRA también les impide a los bancos que posean en su cartera títulos que estén en situación de default. La prohibición los afectaría directamente si la Argentina decidiera eludir de alguna manera el pago a los bonistas que hoy exige Estados Unidos. Aunque en el sector ya presumen que, ante la ocurrencia de un default de estas características, el Banco Central no tardaría en modificar la normativa.En la consultora Econviews, del economista Miguel Kiguel, calculan que los bonos argentinos (en dólares y bajo legislación extranjera) cayeron hasta un 8% por la pesificación chaqueña a partir del 5 de octubre pasado, y hasta un 35% desde la determinación de la corte de Estados Unidos, comunicada el último 26 de octubre. Con todo, en este tiempo también se vieron arrastrados los bonos en pesos (que son principalmente los que integran la cartera de las entidades), a pesar de que tuvieron poco que ver con el alcance de estos dos eventos.El revés judicial de Estados Unidos podría afectar también a los bancos, en poco tiempo, por las líneas en dólares que suelen toman de corresponsales del exterior para sostener su colocación de préstamos en dólares a nivel local. Las entidades que se las otorgan suelen ajustar el stock de acuerdo al perfil crediticio de cada país."El impacto no será directo en las líneas locales porque, aún después de la última salida de depósitos, todavía estamos líquidos. Pero sí quizá pueda verse en las tasas de interés que deben pagar las empresas por este tipo de créditos", comentó el ejecutivo de una mesa de dinero.

 


Cargando...
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribís el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debés habilitar las cookies del navegador para ver tus cotizaciones más recientes.
 
Iniciá sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.